Canela: algunas razones importantes para tomarla con frecuencia

¿Sabías que los componentes de la canela son muy adecuados para tratar enfermedades neurológicas degenerativas como el alzhéimer o la demencia? Mejoran la memoria y estimulan la función cognitiva

La canela de Ceilán es, sin duda, una especia exquisita. Además de tener un sabor y aroma excelentes, la canela, consumida en la dosis justa, es muy beneficiosa para la salud.

Incorporar la canela a nuestra dieta es una sabia decisión. Se la puede utilizar de muchas formas. He aquí algunas razones por las que tomarla con frecuencia.

En primer lugar, debemos comprobar que la canela que estamos tomando sea la verdadera canela de Ceilán. Si estuviéramos consumiendo un sucedáneo, no estaríamos beneficiándonos de sus magníficas propiedades.

Propiedades antiinflamatorias de la canela

Antiinflamatorias

Según el Diccionario de la Lengua España, la inflamación es una alteración patológica de una parte del organismo, caracterizada por trastornos de la circulación de la sangre. Algunos de sus síntomas son el aumento del calor y del rubor o enrojecimiento de la zona afectada. Con frecuencia, también está acompañada de dolor.

Los procesos inflamatorios muchas veces están asociados a una dieta inadecuada. Nos referimos al consumo excesivo de alimentos precocinados o procesados y fritos, portadores de grasas saturadas. A este tipo de grasas, también se le conoce como grasas trans.

Estas alteraciones podrían tener efectos sumamente negativos para nuestra salud. De hecho, se les ha relacionado con enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Pues bien, la canela ayuda a reducir la inflamación. Y, por ende, reduce las probabilidades de padecimiento de enfermedades cerebrovasculares o cardíacas. De ahí la importancia de consumir esta deliciosa especia.

Ahora bien, conviene hacer notar que, en ningún caso, el consumo de la canela es un sustituto de los medicamentos indicados por el médico. Solo es un complemento al tratamiento médico.

La canela, una fuente natural de salud

Asimismo, esta fina especia es portadora de un gran número de nutrientes que el cuerpo necesita. Contiene cantidades significativas de fibra dietética y, en otro orden de cosas, manganeso, hierro y calcio. Los dos últimos ayudan a eliminar toxinas, sustancias indeseables que pueden llegar a causar graves trastornos o enfermedades.

Como fuente de fibra dietética, es efectiva para contrarrestar el estreñimiento y el síndrome del intestino o colon irritable. Estos dos ejemplos bastarían para ilustrar la importancia de incluir la canela en nuestra dieta.

Como si fuera poco, la canela mejora la función cognitiva y la memoria. Por este motivo, es de especial ayuda para quienes sufren demencia senil o Alzheimer, así como otras enfermedades neurológicas degenerativas.

Formas de consumirla

Lo mejor es consumir la canela de manera natural: en rama o pulverizada y combinada o no con otros alimentos. Aunque es menos recomendable, también existe la posibilidad de ingerirla como suplemento alimenticio.

A modo de ejemplo, he aquí algunas ideas:

  • Si la consumieras en polvo, deberías tomar una cucharadita por la mañana y otra por la noche.
  • Podrías utilizar canela en lugar de azúcar para endulzar infusiones o alimentos.
  • En una taza de agua o té caliente, podrías añadir a una cucharadita de miel, otras dos de canela en polvo. Mézclalo todo y bebe sin más.
  • Si prefirieras consumirla en pastillas, sería recomendable que tomaras 500 mg en el desayuno y otros 500 mg después de cenar. Otra posibilidad sería tomar 1.000 mg solo en el almuerzo.
Kaffee und Kuchen
¿Has probado el capuchino con canela?

Algunos inconvenientes de la canela

Como sucede con cualquier suplemento, siempre debes consultar con el médico antes de usarlo. Este consejo resulta especialmente útil si estuvieras tomando medicamentos recetados. Podría haber interacciones.

En algunos casos, podría alterar el ritmo cardíaco. Entre otras cosas, podría provocar irritaciones en la piel y en el intestino, e incluso, contracciones uterinas. Por estos motivos, la supervisión médica es imprescindible, mucho más si se padece enfermedades como la diabetes.

También conviene tener presente que, consumida en dosis muy altas, la canela puede llegar a ser tóxica. De ahí que, como en todos los órdenes de la vida, sea tan importante la moderación. No hay dudas: la canela, tomada en la dosis justa, puede ser sumamente beneficiosa para tu salud. Si aún no lo has hecho, añádela a los platos y postres que prepares en casa.

Imagen cortesía de Felipe Miguel

  • Alonso, J. R. (2004). Tratado de Fitofármacos y nutracéuticos. Buenos Aires: Corpus.
  • Cañigueral, S. (1998). Plantas medicinales y drogas vegetales para infusión y tisana. Milan: OEMF International; 1998
  • Nirmal Babu, K. (2004). Cinnamon and Cassia:the genus Cinnamomum. Boca Raton: CRC.
  • Pamplona Roger, J. (1995). Enciclopedia de las Plantas medicinales, vol. II. Madrid: Safeliz.
  • Teuscher, E. (2006). Medicinal Spices. Stuttgart: Medpharm.