Remedio con canela y estevia para regular el azúcar

Tanto la canela como la estevia tienen propiedades que nos ayudan a mantener los niveles de glucosa en sangre estables. Al tomarlas en una misma preparación potenciamos sus efectos

¿Sientes la necesidad repentina de comer dulces? ¿Tienes picos de hambre? ¿Necesitas regular el azúcar en sangre? ¿Quieres ayudar a prevenir la diabetes?

Si no padeces ningún trastorno importante pero quieres controlar los niveles de azúcar sin recurrir a fármacos, te recomendamos este efectivo remedio natural.

En este artículo te detallamos cómo la canela y la estevia en infusión te pueden ayudar a lograrlo para prevenir problemas de salud en un futuro.

La canela

propiedades de la canela para la piel

La canela es una especia muy aromática que se extrae de la corteza del árbol del canelo.

  • Destaca por sus propiedades digestivas, antibióticas, expectorantes y antiinflamatorias.
  • Es también un poderoso estimulante natural que da energía, aporta calor y mejora la libido sin alterar el sistema nervioso y sin causar nerviosismo.

Como destacamos en este artículo, la canela también es un excelente remedio para regular el azúcar en sangre y, de hecho, es un tratamiento natural para prevenir y controlar la diabetes tipo II.

Recomendamos elegir, siempre que sea posible, la variedad de canela de Ceylán ya que, a diferencia de la canela china, no solamente es más dulce y delicada, sino que también tiene más propiedades medicinales.

En polvo es muy difícil diferenciarlas, por lo que deberíamos comprar una que indicara el nombre de esta variedad, conocida como Cinnamomum zeylanicumCinnamomum verum.

Visita este artículo: Aprende a cultivar canela en casa

La estevia

Stevia

La estevia es una planta originaria de Paraguay que hoy en día es ya conocida en todo el mundo gracias a que se ha convertido en el endulzante más natural y saludable.

Además, la podemos cultivar en casa de manera sencilla, o bien comprarla en hoja seca o extracto, según cual sea el fin de su utilización.

La estevia, cuya virtud principal es la de regular el azúcar en sangre, destaca también por las siguientes propiedades:

  • Es ligeramente hipotensora, ideal para personas que tienen la tensión por encima de lo normal o tienen algunos picos de vez en cuando.
  • Es siete veces más antioxidante que el té verde.
  • Es un diurético suave.
  • Es un remedio antiácido y mejora la digestión.
  • Es cicatrizante y bactericida, ideal para tratar heridas y quemaduras.
  • Mejora el esmalte y previene la caries. Cada vez más dentífricos naturales la incluyen entre sus ingredientes.

Remedio para regular el azúcar

Para aprovechar las propiedades de estos ingredientes naturales los vamos a preparar y disfrutar en forma de infusión.

Ingredientes

  • Dos cucharaditas de canela de Ceylán en polvo (6 g)
  • Dos cucharaditas de hoja seca de estevia (10 g)
  • Tres vasos de agua (600 ml)

Preparación

  • Pondremos el agua a cocer y la apagaremos al primer hervor.
  • Añadiremos las dos plantas medicinales y lo dejaremos reposar tapado durante 10 minutos.
  • Lo colaremos y ya tendremos lista la infusión.

No olvides leer: Stevia, el edulcorante de los diabéticos

Otros consejos

Para que este tratamiento sea más efectivo, deberíamos adoptar otras pautas saludables a diario:

  • Añadir la canela a todo tipo de recetas, como bizcochos, flanes, natillas, helados, galletas, guisos de carne, etc.
  • Endulzar los postres con estevia en lugar de otros ingredientes con iguales fines.

Hay dos tipos de estevia: la pura, de color oscuro, que es la que tiene propiedades para regular el azúcar pero tiene un intenso sabor similar al regaliz, y la refinada, de color transparente y sin sabor.

En todo caso, siempre será mejor la estevia refinada que el azúcar u otros edulcorantes.

  • Consumir alimentos ricos en fibra soluble (frutas, verduras, legumbres, cereales integrales).

Este tipo de fibra ralentiza la absorción de los hidratos de carbono, lo cual reduce la respuesta de la insulina y la subida de la glucosa en sangre que se produce después de comer.

  • Incorporar a nuestra dieta alimentos específicos como el guisante, los berros, el germen de trigo o la levadura de cerveza, que también ayudan a regular los niveles de azúcar.
  • Beber bastante agua fuera de las comidas, al menos un litro y medio cada día.
  • Realizar varias comidas ligeras al día, entre 3 y 5, para mantener unos niveles de azúcar más constantes. Debemos evitar, por lo tanto, las comidas copiosas y pasar demasiadas horas sin comer.
Te puede gustar