Canela y miel para combatir la artritis

Esta combinación es efectiva tanto si su uso es tópico, mediante apósitos en las zonas afectadas, como si es interno, realizando una infusión con canela en rama con una o dos cucharadas de miel.

La canela y la miel juntas generan una poderosa mezcla que tiene propiedades capaces de combatir la artritis. Este remedio casero se ha utilizado desde hace muchos años en la medicina natural para tratar diferentes enfermedades, especialmente las de tipo inflamatorio.

Actualmente en los tratamientos con terapias alternativas se utiliza mucho esta combinación, puesto que tanto la miel como la canela tienen cada una grandes propiedades anti-inflamatorias, por lo que combinadas son un poderoso y efectivo tratamiento contra los dolores de las enfermedades inflamatorias como es el caso de la artritis.

La canela y su poder contra la artritis

La canela tiene entre sus componentes unos aceites volátiles, tales como el cinamaldehido, la melatonina, los tinaninos y la cumarina, los cuales tienen efectos térmicos sobre el cuerpo, aunque precisamente por esto se le atribuyen las propiedades calmantes del dolor. Se debe aplicar de forma tópica sobre la parte afectada.

La miel como tratamiento para la artritis

Artritis_reuma

En lo que se refiere a la miel, este es un alimento que se conoce desde hace siglos debido a sus poderosas propiedades que aportan excelentes beneficios para la salud.

Su composición química es muy compleja, tanto que aún por estos días la ciencia sigue descubriendo componentes que la hacen más benéfica para la salud, por este motivo es considerada uno de los medicamentos naturales más completos que se encuentran en la naturaleza. Se puede utilizar tanto en aplicaciones tópicas como en preparados para tomar.

Gracias a sus grandes propiedades anti-microbianas y anti-inflamatorias resulta muy útil para tratar heridas y quemaduras de piel.

¿Cómo se debe consumir la miel y la canela para tratar la artritis?

La medicina natural recomienda el consumo tanto interno como externo de una combinación de canela y miel para tratar los casos en los que se presentan fuertes dolores debido a la inflamación que provoca la artritis.

En primer lugar para el consumo interno se debe preparar una infusión de canela en astillas, la cual se deja reposar para luego agregarle la miel, que puede ser entre una o dos cucharadas. Este tratamiento debe ser controlado en el caso de las personas con diabetes.

Para los tratamientos tópicos se puede usar el agua de canela tibia con un poco de miel para poner compresas en las zonas afectadas. Estas recomendaciones se basan en estudios realizados en Copenhague, Dinamarca, en los cuales quedaron plenamente demostrados los efectos que tiene la mezcla de canela y miel para el tratamiento de muchas enfermedades, pero especialmente para calmar los dolorosos síntomas que produce la artritis.

Imagen cortesía de ActitudFem

Categorías: Otros tratamientos Etiquetas:
Te puede gustar