Cansancio emocional: cómo recuperar tu energía

Okairy Zuñiga·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
06 Julio, 2020
Aprender a aceptar nuestras circunstancias y dejar fluir todo alrededor puede ser una de las mejores formas de evitar el cansancio emocional que nos provoca el querer tener todo bajo control.

¿Alguna vez has pasado por un momento en el que sientes que no tienes energías o no las suficiente para realizar tus actividades? ¿Consideras que has tenido o tienes cansancio emocional y no estás a gusto? Si es así, de seguro sabrás lo incómodo que resulta. 

En la actualidad, el estrés y el cansancio emocional son cuestiones muy comunes en el día a día, sin importar quién eres o qué haces. Por ello, no se trata de algo “extraño”. 

Los seres humanos tenemos la capacidad de pensar y establecer nuestras experiencias de vida. Cada experiencia nos genera un sentimiento cuando le prestamos atención y nos hacemos conscientes de él. Cuando alguno trae energía negativa, es muy posible que eso cause problemas en la salud física y mental. 

Para combatir el cansancio emocional, puedes probar las siguientes estrategias que vamos a comentarte a continuación. Estas, combinadas con hábitos saludables, podrían ayudarte a sentirte mejor y recuperar tu bienestar. 

1. Hazte consciente de tus emociones

Mujer meditando al amanecer.

Todos somos emocionales, ya sea que experimentemos emociones negativas o positivas durante el día. Estas pueden permitirte evolucionar o estancarte, según la forma en que las enfrentes. Lo ideal es que aprendas a soltarlas –poco a poco– para que recuperes y mantengas tanto tu bienestar como tu equilibrio. Para ello, puedes apoyarte en la terapia psicológica.

A la par de ello, para tomar el control de tus emociones, es bueno que tomes consciencia de ellas. En este sentido, podrías probar algunos ejercicios de respiración profunda para relajarte y tratar de entender qué estás experimentando antes de expresar cualquier opinión o juicio.

Descubre: El focusing para sanar las emociones

2. Ama a la persona que eres

Otra forma de combatir el cansancio emocional es aprender a amarte. Esta emoción debe ser muy honesta, pero también total. Es decir, debes amar a la persona que eres en este momento aunque haya cosas que no te gusten.

Es común ver personas que se pasan la vida con un pensamiento negativo, criticándose por su aspecto físico o por lo que no tienen. Lo común es que terminen completamente drenadas de energía sin saber cómo continuar y ser felices.

La mente siempre está preocupada, haciendo ruido y buscando el porqué de las cosas, pero es necesario que, por encima de todo, te demuestres amor.

En caso de que los motivos por lo que te cuesta tanto aceptarte tengan que ver con violencia o con mensajes negativos que has recibido antes, puedes acudir a terapia. Hay varias opciones y el resultado es sorprendente si asumes el compromiso de velar por tu bienestar.

3. Conecta contigo mismo

Mujer en paz y feliz.

Otra forma de vencer el cansancio emocional es reflexionar sobre tus acciones y desarrollar habilidades y talentos que te permitan conectar contigo mismo.

Obsérvate, sé consciente de lo que piensas y lo que esos pensamientos te hacen sentir o las acciones a las que te conducen esas emociones. Cuando te observas, entras en consciencia de tus cualidades y fortalezas.

Descubre o recuerda las cosas que te apasionan y que te impulsan a ponerte en marcha. Esto te permitirá entender qué es lo que te hace falta para desarrollarte, avanzar y alcanzar tus metas dejando a un lado la ansiedad, el miedo y la desconfianza.

Si hasta ahora has venido haciendo cosas que otros esperaban de ti, es posible que debas hacer una limpieza de amistades. Recuerda que tú eres el centro de tu vida y a la única persona a la que debes satisfacer es a ti misma.

4. Agradece para acabar con el cansancio emocional

Una de las principales causas del cansancio emocional es quejarte todo el tiempo por lo que no tienes, por lo que quieres tener o por lo que tienes que no te gusta.

Si quieres recuperar tu energía, cambia la queja por el agradecimiento. Aunque esto suene a “filosofía barata”, la realidad es que el hecho de cambiar tu perspectiva influye en tus emociones. Incluso si tu vida en general te parece muy mala, encuentra algo positivo siempre que sea posible.

¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a tu pareja que la aprecias y agradeces por estar contigo? ¿Tus padres han escuchado recientemente un “gracias” de tu parte? Parecen actos insignificantes, pero cuentan mucho en tu vida.

Te puede interesar: 5 ejercicios para controlar las emociones

5. Encuentra un propósito

Mujer escribiendo propósitos en una libreta.
Para ordenar tus ideas y definir tus propósitos, puedes hacer anotaciones.

Una de las causas más comunes del cansancio emocional es ir por la vida actuando por reflejo y no por pasión. Si has llegado a este punto, recuerda que puedes hacer cualquier cosa que elijas si así te lo propones.

Pensar en lo que fue o en lo que no lograste ser en el pasado te resta energía y te quita bienestar emocional. En lugar de ello, busca un propósito y enfoca tu energía en ello. Tan solo procura que ese propósito sea algo positivo.

Esto requiere que trabajes en descubrir tus talentos y desarrollar otros que te pongan en el lugar que deseas. Es posible que sientas miedo, inseguridad y confusión pero, si logras vencerlos, alcanzarás la felicidad.

6. Olvídate de buscar el control todo el tiempo

Uno de los grandes problemas con el cansancio emocional es que puede regresar todo el tiempo aunque dejes ir la crítica o tengamos un objetivo. Esto es común en las personas que sienten que deben tener el control de todo a cada minuto.

Por desgracia, la vida es algo sobre lo que nunca tendrás control absoluto. Cuanto antes entiendas esto y aprendas a fluir con las situaciones que se te presentan, antes lograrás ser feliz.

Una alternativa para combatir el cansancio emocional aprovechando tu necesidad de control es ofreciendo ayuda. Si hay alguna situación que te esté ocasionando grandes problemas, crea un plan de acción para enfrentarla.

El cansancio emocional no tiene por qué vencer

Como has podido ver, el cansancio emocional no tiene por qué vencerte siempre ni llevarte por mal camino. Si buscas ayuda profesional y te comprometes con hacer algunas mejoras en tu vida, podrás salir adelante y recuperar tu bienestar. Pero ten en cuenta que, para ello, eres tú quien debe dar el primer paso. 

Recuerda también que todas las recomendaciones anteriores no las hemos hecho a título personal. Por supuesto, tú decides en cada momento lo que puede irte bien para recuperar tu energía.

  • Barnes, C. M., & Van Dyne, L. (2009). I’m tired’: Differential effects of physical and emotional fatigue on workload management strategies. Human Relations, 62(1), 59-92.
  • Ramírez, M. T. G., & Hernández, R. L. (2007). Escala de cansancio emocional (ECE) para estudiantes universitarios: propiedades psicométricas en una muestra de México. Anales de psicología, 23(2), 253-257.
  • Teresa González Ramárez, M., Landero Hernández, R., & Tapia Vargas, A. (2007). Percepción de salud, cansancio emocional y síntomas psicosomáticos en estudiantes universitarios. Ansiedad y estrés, 13(1).