¿Qué cantidad de veces es recomendable masturbarse?

¿Masturbarse o no masturbarse? ¿Cada cuánto tiempo conviene hacerlo? ¿Tiene ventajas? Conoce las respuestas sobre la masturbación en hombres y mujeres a continuación.

Existen muchos tabúes y desinformación en torno a esta práctica, ya que no se habla abiertamente sobre ella. Varios se preguntan qué cantidad de veces es recomendable masturbarse y no saben a quién acudir para conversar.

En este artículo analizaremos el tema de la masturbación,  y responderemos a esa pregunta.

Lee sobre ¿Cuándo ir al sexólogo?

¿Es bueno masturbarse?

Dejando de lado las creencias religiosas o morales, nos dedicaremos a los datos científicos y médicos. Estos afirman que la masturbación es beneficiosa en varios aspectos:

1. Previene enfermedades

masturbarse y salud
Tanto en hombres como en mujeres, masturbarse reduciría el riesgo de padecer cáncer de próstata o de útero (respectivamente).

En los hombres, mediante la eyaculación se expulsan toxinas que se acumulan en el tracto urogenital y pueden dar comienzo a una enfermedad.

Además, en las mujeres habria menos posibilidades de sufrir infecciones en la vagina o en el cuello uterino.

Por otra parte, refuerza el sistema inmunitario, ya que ayuda en la producción de la hormona cortisol. Si bien se la relaciona con el estrés, lo cierto es que también evita el ingreso de virus y bacterias al organismo.

Visita este artículo: Razones para tener sexo cuando estás embarazada

2. Aumenta la potencia sexual

En las mujeres, tanto el sexo como la masturbación fortalecen los músculos del suelo pélvico y previenen la incontinencia. En los hombres, además, evita la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

A diferencia de lo que se cree, la autosatisfacción no atenta contra las relaciones sexuales en pareja, sino todo lo contrario. Se puede sostener la erección por más tiempo según la práctica ‘a solas’ que se realice.

3. Mejora el humor

Al igual que sucede después de tener sexo, nuestro organismo se llena de ‘neuroquímicos del bienestar’ tras masturbarse. Básicamente, tendrás más oxitocina y dopamina, dos hormonas relacionadas al buen humor y a la felicidad.

Al llegar al orgasmo, el cerebro experimenta el mismo efecto que si la persona consumiese una droga potente como la heroína.

Por supuesto, la diferencia reside en que la autosatisfacción no suele tener efectos secundarios. Y, mucho menos, de gravedad como ciertas sustancias.

4. Incrementa la productividad

Masturbarse incrementa la productividad

Si, por ejemplo, al día siguiente tienes una reunión muy importante en el trabajo o debes realizar una tarea que conlleve pensar demasiado, llegar al orgasmo te hará más eficiente.

Esto quiere decir que, gracias a la masturbación o al sexo de la noche anterior, tu cuerpo tendrá más energía para afrontar las obligaciones venideras.

5. Disminuye el estrés

Hoy en día, vivimos con prisas. Los problemas no nos permiten concentrarnos en aquello que nos gusta hacer.

Si estás muy estresado, quizás una sesión de autosatisfacción sea una de las técnicas más eficaces para revertir la situación. Junto a la meditación, el yoga, los baños de inmersión y las caminatas por la playa, puedes sumar otra actividad más para desestresarte.

Lee también: Los beneficios de la masturbación para tu cuerpo y mente

6. Elimina el insomnio

Cuando se alcanza el orgasmo, el cuerpo se relaja y necesita descansar. Por este motivo, masturbarse puede ser un remedio infalible si padecemos insomnio o desequilibrios a la hora de conciliar el sueño.

¿Cada cuánto es recomendable masturbarse?

Masturbación femenina

Para determinar la cantidad de veces por día, semana o mes que realizas esta práctica debes tener en cuenta ciertas cuestiones. No depende tanto de la frecuencia, sino de la conducta que gira en torno a la masturbación. Por eso, es necesario ser sincero con uno mismo y analizar la situación en la que nos encontramos. Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Has aumentado la frecuencia de la masturbación sin darte cuenta?
  • ¿Usas la autosatisfacción para evadirte de los problemas personales?
  • ¿Estás continuamente pensando en el momento en que te quedarás solo para poder masturbarte?
  • ¿Tienes problemas para alcanzar el orgasmo en el sexo de a dos?
  • ¿Tu pene o clítoris están lastimados por la fricción?

Si la mayoría de las respuestas son afirmativas, quizás la frecuencia con que te masturbas sea más de la necesaria. Se estima que hasta tres veces a la semana es lo ‘normal’ aunque puede ser menos si lo ‘reemplazas’ con sexo con otra persona.

Lo importante es que consideres a la masturbación como algo natural, no como una adicción, un problema o una carga. La idea es que lo pases bien y no te arrepientas ni te sientas mal por lo que has hecho. Incluso, si tienes pareja no tiene nada de malo el autoplacer, siempre y cuando continúes con tu vida normalmente.

Si masturbarte forma parte de tu día a día e integras esta práctica de manera armónica con tus demás actividades, no tienes nada de qué preocuparte.

  • Kaestle, C. E., & Allen, K. R. (2011). The role of masturbation in healthy sexual development: Perceptions of young adults. Archives of Sexual Behavior. https://doi.org/10.1007/s10508-010-9722-0
  • Bardi, A., Leyton, C., & Martínez, V. (2003). Masturbación: mitos y realidades. Revista de La Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología Infantil y de La Adolescencia.