Características de las uñas que dan pistas acerca del estado de salud

19 febrero, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Aunque algunos cambios pueden deberse a factores externos sin importancia, es fundamental estar atento a las alteraciones que presentan nuestras uñas para distinguir el problema y aplicar el tratamiento adecuado.

Así como el estado de la piel y el cabello pueden indicarnos qué tan bien (o no) estamos de salud, las uñas también nos indican qué tan bien nos estamos alimentando, entre otros aspectos, como por ejemplo, si padecemos algún tipo de enfermedad. La resequedad, por ejemplo, suele ser una señal de que necesitamos hidratar mejor las manos. 

La uña se encuentra formada por una lámina transparente y brillante constituida por varias partes. La parte del dedo que está «pegada» a la uña se le conoce como «lecho ungueal» y está bastante vascularizada.

Por otro lado, la parte más próxima al dedo, y que tiene la forma de media luna, con un color más blanco, se llama «lúnula».

Las uñas crecen aproximadamente de 1 a 3 milímetros cada semana. Además en ella se pueden presentar diferentes lesiones que nos pueden advertir algunos problemas de salud. Sobre estos problemas hablaremos a continuación.

Evidentemente, prestarle atención al aspecto de nuestras uñas no solo es útil desde el punto de vista estético, sino también en términos de bienestar.

Cómo mejorar la apariencia de tus uñas

Color amarillento

Las uñas que presentan poca cutícula, que se ven muy amarillentas y además presentan forma convexa, pueden deberse principalmente al uso de esmaltes demasiado pigmentados y que se han utilizado durante mucho tiempo.

El tabaco también puede provocar que las uñas tomen un color amarillento. Aunque también otra posibilidad es la resequedad o simplemente la edad.

Asimismo, en ciertas ocasiones este color puede estar relacionado a algunos problemas de los pulmones, desde sinusitis hasta infecciones respiratorias. En ciertas ocasiones también puede asociarse a medicamentos para la artritis reumatoide, ya que contienen azufres.

En la actualidad, hay algunos productos que pueden limpiar y blanquear las uñas. Se tratan de unas pastillas efervescentes que se mezclan con un poco de agua y se sumergen las uñas par dejarlas en remojo durante media hora. Además, se deberá evitar el esmalte durante algunos días.

Onicolisis

La onicolisis consiste en la separación de la uña del lecho ungueal. Su causa puede ser el sufrir un trauma o padecer de verrugas periungueales.

Asimismo, en muchas oportunidades se puede producir por psoriasis, cuando se afecta principalmente la raíz de la uña. El hipotiroidismo puede ser otra causa de este problema. En algunas ocasiones la uña puede tomar un color marrón oscuro.

Irregularidades

Cuando la uña crece, se forman capas superficiales. Sin embargo, cuando se interrumpen, aparecen irregularidades formando picos (muy pequeños). Esta afección puede ser provocada por la psoriasis.

De igual manera, si se presenta una dermatitis localizada —ya sea atópica o química—, puede aparecer este problema.

«Abombamiento»

Esta afección es provocada porque el tejido de la parte interna se ablanda, y se produce una curvatura en la uña similar a una cuchara. Esta puede asociarse con: inflamación del colon, cirrosis, endocarditis o problemas celíacos.

En la gran mayoría de los casos, las personas que presentan estas anormalidades en sus uñas, no padecen ninguno de los problemas de salud que mencionamos. Simplemente puede ser causa directa de la genética.

Coiloniquia

Este es un problema opuesto al anterior, ya que la uña en vez de abombarse tiende a hundirse (en cualquier dirección). Además las uñas se reblandecen.

Su causa está relacionada directamente con la manipulación de materiales disolventes que se derivan del petróleo. Aunque otro motivo puede ser la falta de hierro, sin importar que se tenga o no anemia. Cuando este problema aparece, se recomienda analizar los niveles de ferritina.

Líneas de Beau

Estas son unas depresiones que se producen en toda la uña, generan varias rayas. Estas rayas pueden estar en todas las uñas o en unas pocas. Son provocadas por lesiones en las uñas o por problemas graves de desnutrición, falta de calcio o zinc. O simplemente por problemas de diabetes o psoriasis.

Además, en muchas oportunidades puede ser porque se interrumpe el crecimiento normal de la uña o porque se han recibido tratamientos de quimioterapia.

Bandas de Muehrcke

Estas son unas líneas de color blanco que se forman de forma transversal. Se producen especialmente cuando los niveles de albúmina son inadecuados. Por ello, cuando estos niveles se controlan, estas manchas desaparecen por sí solas.

Al igual que en el caso anterior, suelen generarse por mala nutrición o por estar bajo tratamientos de quimioterapia.

Color blanco (leuconiquia)

Este es un problema en el que la uña se vuelve blanca. Se pueden formar líneas blancas o puntos. Además puede producirse en todas las uñas de una vez o solo en algunas.

Estas son unas manchas muy comunes que se pueden ver tanto en adultos como en niños. Además, no tienen ninguna importancia clínica y son problemas temporales que se pueden solucionar con el consumo de zinc.

Rayas

Las rayas pueden ser verticales y son muy comunes. Son un simple defecto de crecimiento de la uña y no indican ningún problema de salud, aunque es posiblemente un problema de la edad.

Al tratarse de un problema normal de envejecimiento de la uña, se debe recurrir a la nutrición, la cual se puede lograr aplicando esmaltes a base de queratina. Esto ayudará a que la uña se regenere y pueda crecer de forma pareja.

Ver también: 7 trucos de alimentación para cuidar el cabello y las uñas

Hemorragias en forma de astillas

Cuando se tiene este problema, se pueden ver unas líneas rojas debajo de la uña. Muchas veces pueden ser signos de endocarditis o psoriasis. En otros casos es la falta de vitamina C la que podría provocar las hemorragias.

Otros cambios de color

En muchas oportunidades la lúnula puede cambiar de color. Puede ser azul, pero si hay problemas cardíacos esta se vuelve roja. O amarilla cuando se realizan tratamientos a base de tetraciclina.

Cuando las uñas son de color marrón puede ser por mucho consumo de flúor. Ante la falta de hierro el lecho de la uña se vuelve muy pálido. Por último, cuando hay un problema de cirrosis, la uña se puede volver blanca.

Las uñas a mitades

Esto sucede cuando la uña se pone de dos colores. Es decir, la parte distal de la lúnula se pone de color marrón.

Cuando se presentan problemas renales, con frecuencia se pueden presentar dos colores en las uñas. La parte más cercana al crecimiento de la uña se vuelve más blanca, quedando la uña de dos tonalidades.

Las uñas desdobladas

Este es un problema relativamente común que suele producirse por resequedad. Por lo tanto, la solución es hidratarlas muy bien a diario.

hidratacion uñas

La manera más sencilla de hidratar las uñas es masajearlas con un algodón empapado en aceite de almendrasEsto se debe hacer varias veces al día. Además por las noches hay que utilizar una buena crema y hacer masaje en los dedos (sobre todo en la cutícula).

Ver también: Cómo hacer una crema hidratante de cera de abejas y aceite de oliva

En definitiva…

Son muchos los problemas que pueden afectar las uñas, pero todos y cada uno de ellos tienen solución rápida y sencilla. Solo hay que estar atento a los cambios que se producen en ellas y acudir al médico para que nos indique la causa y la solución correcta.

Recuerda que todas las noches debes aplicar una buena crema hidratante en tus uñas (de manos y pies), haciendo énfasis principalmente en el área de la cutícula para brindarles la hidratación que necesitan.