Carbunco

El ántrax no se considera un padecimiento contagioso, es decir, no se puede contraer como un resfriado o influenza.

El carbunco, mejor conocido como ántrax, es una infección bacteriana que puede transmitirse tanto animales como humanos, causado por el Bacillus anthracis, que se adquiere por medio del contacto con animales enfermos o muertos de fiebre esplénica. Pero también al ingerir productos de origen animal contaminados.

El nombre de la bacteria tiene su origen en el término griego para referirse al carbón, debido a las úlceras con centros oscuros que se hacen en la piel de las personas afectadas. Dicha bacteria produce toxinas con efectos debilitantes y mortales.

El ántrax humano es la infección, a menudo fatal, que se inicia cuando las endosporas del Bacillus anthracis penetran al cuerpo por raspaduras en la piel, inhalación o ingestión. Es una zoonosis que afecta principalmente a los animales herbívoros más susceptibles. La forma clínica más común es el carbunco cutáneo, generalmente curable, aunque un porcentaje pequeño de estas infecciones de piel se hacen sistémicas y pueden ser mortales

–Carrada Bravo–

¿Quiénes son los más afectados?

Quiénes son los más afectados

Los países cuyos servicios veterinarios y de salud son deficientes. La incidencia se ha observado en países y regiones donde no hay campañas de vacunación; es decir, no tienen los cuidados con los animales y aún así los sacrifican para comercializar la carne.

Visita este artículo: Las bacterias: potentes fábricas de insulina

¿Cómo se transmite?

El carbunco puede transmitirse de animales a personas. Sin embargo, el contagio no es fácil. En realidad si se llevan a cabo precauciones a la hora de tener contacto con animales y cadáveres afectados. Las personas se pueden infectar de la siguiente forma:

  • Contacto. Esta es una infección cutánea no mortal que afecta a las personas que manipulan animales o productos infectados.
  • Inhalación. Esta es altamente mortal pero poco común. Los principales afectados son las personas que trabajan con la lana o la piel de los animales enfermos.
  • Digestión. Se contrae comiendo carne poco cocida de animales infectados. Es menos peligrosa pero puede ser mortal.

¿Cómo se diagnostica?

hemograma

La forma de determinar si el paciente tiene carbunco es por medio de un examen de sangre o de otros tejidos. Las muestras de sangre de cadáveres contienen un gran número de B. anthracis que pueden verse con un microscopio. También puede realizarse test como la reacción de la polimerasa en cadena (PCR). Los especialistas cultivan y aislan la muestra en el laboratorio.

En caso de sospechar la existencia de ántrax pulmonar, una radiografía de pecho o una tomografía computada pueden confirmar si el paciente tiene ensanchamiento mediastínico o derrame pleural, los cuales son los hallazgos típicos en pacientes con ántrax pulmonar.

–Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades–

¿Quieres conocer más? 5 alimentos para tener una sangre de mejor calidad

¿Cómo se manifiesta?

El proceso de infección comienza desde el momento en que las esporas penetran a los alvéolos pulmonares. Estas intoxican a los pulmones y se propagan por los nodos peribronquiales y mediastinales. Luego llegan al torrente sanguíneo y a los meninges.

Seguidamente las esporas fagocitadas por los macrófagos alveolares se multiplican, con lo cual producen exotoxinas y otros factores virales. Se estima que el periodo de incubación es alrededor de 10 días; sin embargo, hay casos en los que tarda hasta 6 semanas.

Síntomas

Los síntomas pueden presentarse en dos fases, después de los cinco días de incubación el afectado experimenta:

  • Debilidad.
  • Fiebre de 38°C.
  • Dolor muscular.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar general.
  • Tos no productiva.
  • Opresión en el pecho.

Posteriormente se desarrolla la fase de toxidad aguda, en la cual se presenta:

  • Fiebre de 38.9°C.
  • Sudoración profusa.
  • Hinchazón subcutánea.
  • Dificultad para respirar.
  • Coloración azul en la piel.
  • Signos de ataque al estado general.
  • Pulso y frecuencia respiratoria acelerada.

Tratamiento del carbunco

Tratamiento del carbunco

Se recomienda aplicar doxiciclina o ciprofloxacina durante 6 semanas o más. Sin embargo, también existe la vacuna del ántrax absorbida (VAA) con hidróxido de aluminio. Esta contiene un antígeno protector que se obtiene del Bacillus anthracis Cepa Sterne.

A los pacientes se les administra una dosis de 0.5 ml por vía subcutánea. Posteriormente se vuelve a poner una dosis a las 4 semanas y a los 6, 12 y 18 meses para reforzar. En la actualidad se siguen haciendo investigaciones y análisis para crear una vacuna más segura y potente.

Medidas preventivas

Independientemente de los tratamientos con antibióticos y la inmunización, es necesario seguir procedimientos específicos para controlar y evitar que el carbunco se propague. Por ejemplo:

  • Tener cuidado al deshacerse de los cadáveres (no deben dejarse abiertos porque al interactuar con el oxígeno se forman las esporas).
  • Los animales infectados deben ponerse en cuarentena hasta que el resto se haya vacunado y desecho los cadáveres. Ya sea por incineración o entierro con cal. 
  • Es importante limpiar y desinfectar de forma periódica la zona en la que se crían los animales.
  • Finalmente hay que consumir productos provenientes de lugares certificados.

Referencias

Teodoro Carrada-Bravo. Ántrax: Diagnóstico, patogenia, prevención y tratamientos. Avances recientes y perspectivas.
México: Instituto Mexicano del Seguro Social.

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Resumen del ántrax. U.S. Department of Health and Human Services Centers for Disease Control and Prevention. Guía básica para comprender el ántrax.
USA: 2014.

División de Producción y Sanidad Animal. Carbunco bacteridiano. EMPRES, 2015.

Perret P Cecilia, Maggi C Leonardo, Pavletic B Carlos, Vergara F Rodrigo, Abarca V Katia, Dabanch P Jeannette et al . Ántrax (Carbunco). Rev. chil. infectol.  [Internet]. 2001  [citado  2017  Nov  20] ;  18( 4 ): 291-299. Disponible en: Scielo.cl