¿Caspa o descamación? Qué son y cómo se combaten

¿Caspa o descamación? Qué son y cómo se combaten

Aunque en ambos casos recurriremos a tratamientos naturales, para acabar con las afecciones capilares es fundamental distinguir primero si padecemos caspa o descamación, ya que los tratamientos son diferentes

¿Tienes caspa o descamación? Las personas que sufren problemas del cuero cabelludo no siempre saben lo que tienen con exactitud y, por este motivo, a veces es más difícil solucionarlo.

En este artículo te explicamos cómo puedes reconocer la caspa o descamación y qué remedios naturales te van a ayudar a combatirlas.

¿Caspa o descamación?

El origen y la causa de ambos trastornos es totalmente diferente. Por este motivo, lo primero que debemos hacer es fijarnos en como son las pequeñas escamas que se desprenden de nuestro cuero cabelludo.

  • Descamación: Cuando son blancas o transparentes, pequeñas y secas.
  • Caspa: Cuando son blancas o amarillas, más grandes y de textura grasa.

Una vez diferenciadas, pasamos a explicar qué es cada una de ellas y cómo se deben tratar.

No olvides leer: 7 remedios naturales para combatir la caspa

¿Qué es la caspa?

Cómo la tratamos

La caspa la produce un hongo que, aunque está presente en todas las cabezas, en algunos casos actúa de manera hiperactiva.

En estas personas, el hongo se alimenta del mismo sebo y provoca que las células del cuero cabelludo se acumulen en exceso, al no dar tiempo para que las anteriores se desprendan.

Este desequilibrio afecta casi a la mitad de la población mundial, en diferentes grados. Puede llegar a causar mucha picazón.

¿Cómo la tratamos?

Recomendamos usar los aceites esenciales para combatir este problema de raíz:

  • Árbol de té: Es el aceite esencial más efectivo para eliminar el hongo, gracias a sus propiedades antifúngicas.
  • Lavanda: Calma el picor de la piel, es antiséptica y reguladora del sebo.
  • Menta: Tiene propiedades antisépticas, refrescantes y reguladoras del sebo.

¿Qué debemos hacer?

  • Añadiremos los aceites al champú, siguiendo las siguientes proporciones: 15 gotas de cada aceite por cada medio litro de champú.
  • Media hora, como mínimo, antes de lavarnos el pelo, nos masajearemos el cuero cabelludo con una base de aceite de jojoba (15 ml) y cinco gotas de cada uno de los aceites.

Podemos usarlos de una de estas dos maneras, o bien combinar las dos para que sea más efectivo el tratamiento:

Si sufres muchos picores te recomendamos también el siguiente remedio casero:
  • Disuelve 100 mg de aspirina en medio vaso (100 ml) de agua, aplícalo en el cuero cabelludo, masajéalo para que penetre bien y déjalo actuar durante media hora antes de lavarte el pelo.
  • Puedes aplicarte este sencillo remedio una o dos veces por semana hasta que te desaparezcan los picores.

¿Qué es la descamación?

La descamación es un proceso natural de renovación de las células del cuero cabelludo. En ocasiones, el cuero cabelludo está demasiado seco y se produce una descamación excesiva, a veces, acompañada de picores.

En este caso lo que necesitamos es hidratar el cuero cabelludo con productos naturales y reguladores, para no excedernos.

¿Cómo la tratamos?

aceite de coco

Para terminar con la descamación necesitaremos dos ingredientes muy efectivos:

Mezclaremos estos dos aceites a partes iguales, a temperatura ligeramente cálida para que el aceite de coco esté líquido, y nos los aplicaremos por todo el cuero cabelludo durante toda la noche.

Por la mañana nos podremos lavar el pelo con normalidad.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 razones por las que deberías tener aceite de coco en tu despensa todo el tiempo

Consejos generales

Hay algunos consejos de salud en general que nos van a ser útiles para tratar la caspa o descamación:

  • Usar champús naturales, sin sulfatos (resecan el cuero cabelludo), derivados del petróleo como la parafina, alcohol, siliconas y parabenos.
  • Evitar usar agua demasiado caliente en la ducha. Lo mejor es usar agua tibia en la cabeza.
  • Evitar el uso de planchas y secadores, así como de tratamientos agresivos de peluquería que resecan y dañan el pelo de manera progresiva.
  • Como acondicionador natural para el cabello puedes usar una parte de vinagre de manzana diluida en tres partes de agua. Esto dará brillo a tu pelo y equilibrará el pH del cuero cabelludo.
  • La alimentación es fundamental para evitar la caspa o descamación, ya que el estado de nuestro hígado y nuestros riñones también se refleja en el pelo.
  • Debemos evitar el exceso de carne roja y embutidos, lácteos, harinas refinadas, azúcares y grasas hidrogenadas, y aumentar el consumo de frutas y verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas.
  • Evitar el estrés.

Si el problema persiste a pesar de estos remedios o sientes el cuero cabelludo muy irritado te recomendamos que lo consultes con tu médico de cabecera.