Caspa en las pestañas o blefaritis: síntomas y tratamiento

22 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Elisa Martin Cano
La blefaritis es una patología del ojo muy común y, por lo general, benigna. Sus manifestaciones clínicas incluyen picor, sequedad del párpado y pequeñas descamaciones. Te contamos más al respecto.

La blefaritis es la inflamación de los párpados. Es una patología común que puede afectar a cualquier persona, causando diferentes y molestos síntomas, entre los cuales se destacan la descamación, picor y sequedad. Aquí te contamos algunos datos interesantes sobre esta condición.

¿Qué es la blefaritis?

La blefaritis es la inflamación de los párpados; afecta, sobre todo, al borde de los mismos. Esto ocurre porque es aquí donde se encuentran los folículos de las pestañas y hay glándulas secretoras entre ellos.

En los folículos y en la secreción que producen estas glándulas, hay presentes diferentes tipos de bacterias de forma natural. Cuando hay algún fallo en el drenaje de la secreción, y esta se acumula, se convierte en el ambiente perfecto para que las bacterias se proliferen en exceso.

Dicha proliferación bacteriana descontrolada es la que produce la inflamación del párpado. Normalmente, la blefaritis es un proceso leve y común, pero, como siempre, si no se vigila puede llegar a dar algunas complicaciones.

persona con el párpado inflamado, proceso conocido como blefaritis

¿A quiénes afecta y con qué se relaciona?

La blefaritis puede afectar a cualquier persona, da igual el sexo o la edad. Aún así, se ha relacionado más con ciertos factores o situaciones. Algunos de ellos son:

  • Abuso de lentes de contacto.
  • Agentes irritantes como humo, tóxicos, productos químicos, etcétera.
  • Personas rubias, con la piel clara o fina y ojos claros, parecen tener mayor tendencia a la blefaritis.
  • En individuos con tendencia a la producción de grasa en el pelo y la piel, con acné o con rosácea, también se ha observado más este fenómeno.
  • Está relacionada con dermatitis atópica y alergias estacionales.

Te puede interesar: Manchas rojas en los ojos: ¿por qué se producen?

Síntomas de la blefaritis

Esta infección produce síntomas generales de irritación ocular. Algunos de ellos pueden ser:

  • Picor y sequedad de los ojos.
  • Descamación del borde del párpado, con lo que se produce lo que parece «caspa» en las pestañas.
  • Ojos llorosos, con sensación de quemazón.
  • Sensación de cuerpo extraño o arenilla en los ojos.

A veces, esta afección puede dar lugar a pérdida de pestañas. También, si la infección no se controla, puede que lleguen a aparecer orzuelos o chalaziones, que no son más que quistes con pus en algunas zonas de los párpados que habrá que tratar.

Mujer con blefaritis

Diagnóstico y tratamiento

La blefaritis suele ser un proceso crónico, es decir, no tiene cura. Aunque esto sea así, sí que se puede conseguir un control sintomático prácticamente total, lo que permite al paciente llevar una vida normal. Los pilares básicos del tratamiento serán:

La limpieza de los párpados, punto fundamental, consistirá en lavados diarios con jabón neutro y bastoncillos de algodón. Estos ayudarán a retirar las pequeñas costras o escamas que se hayan formado, y a eliminar del párpado la acumulación de secreción de las glándulas.

Esta medida es la que ha demostrado ser más eficaz, tanto en el tratamiento de un brote como en la prevención de la aparición de nuevas crisis de blefaritis. En algunas ocasiones, el especialista  decidirá añadir al tratamiento algunos fármacos en colirios o pomada que pueden ayudar en los brotes más agresivos.

Quizá te interese: Tratamiento farmacológico del orzuelo o chalación

En resumen

La blefaritis es una patología común y generalmente benigna. Aún así, por los síntomas tan molestos que presenta y por la posibilidad de que desemboque en ciertas complicaciones, siempre será aconsejable consultar a un especialista. Este dará las instrucciones necesarias para el control de los síntomas y, de ser necesario, añadirá un tratamiento más específico.

  • Corredor Osorio, R., Nava Castañeda, A., Tovilla Canales, J. L., Tovilla y Pomar, J. L., & Muñoz Salas, S. (2000). Blefaritis por Demodex folliculorum. Rev. Fac. Med. UNAM43(4), 125–9.
  • Yey Fano Machín. (2016). Complicaciones de la Blefaritis. Revista Habanera de Ciencias Médicas15(1), 0–0. Retrieved from http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2016000100010
  • Rodríguez Álvarez, M. F., Tavera, M., & Acosta, L. (2015). Bacterias oportunistas involucradas en infecciones oculares. Ciencia y Tecnología Para La Salud Visual y Ocular13(2), 73–84. https://doi.org/10.19052/sv.3641
  • Fernández Araque, A. M., Gómez Castro, J., & Roch, M. (2007). Cuidados de higiene palpebral en pacientes con blefaritis. Metas Enferm10(7), 9–12.