¿Qué es una cataplasma y cuáles son sus usos?

29 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Los cataplasmas han hecho parte de la medicina natural desde tiempos antiguos. Aunque en la actualidad no son un tratamiento de primera elección, su uso sigue vigente contra algunas dolencias. 
 

La cataplasma, también conocida como emplasto, es una pasta de uso tópico que se obtiene a partir de plantas y otras sustancias con propiedades medicinales. El preparado suele tener una textura blanda, cálida y húmeda, la cual se aplica en la zona de dolor para disminuir la inflamación.

De igual forma, este remedio natural puede aplicarse en caso de quemaduras superficiales, picaduras de insectos, tensión muscular, congestión, entre otros problemas de salud. ¿Cómo funciona? ¿Cuáles son sus beneficios? En el siguiente espacio queremos detallar todo al respecto.

Tipos de cataplasmas

El cataplasma se puede clasificar en varios tipos, de acuerdo con sus propiedades y usos. Los más comunes son los siguientes:

  • Astringentes. Tienen como finalidad la limpieza y desinfección de la piel. Además, sus propiedades hacen que la piel se contraiga.
  • Calientes. En su forma tradicional, el cataplasma es caliente y se emplea para calmar dolencias y traumatismos. Asimismo, uno de sus usos más comunes es la relajación del músculo.
  • Vulnerarias. Cuentan con actividad antimicrobiana, cicatrizante y calmante. Debido a esto, se consideran coadyuvantes en caso de heridas abiertas. Sin embargo, las evidencias son insuficientes y no deben ser un tratamiento de primera elección.

Te puede interesar: 5 maneras de hacer compresas para aliviar la ciática

Principales usos de la cataplasma

preparación de un cataplasma
La cataplasma es una pasta que se obtiene a partir de plantas con propiedades medicinales
 

Como hemos comentado, la cataplasma tiene varios usos en la medicina natural. Es importante tener en cuenta que su empleo debe ser para estos casos puntuales, ya que no sustituye los tratamientos médicos. Por otro lado, faltan estudios sólidos que confirmen las propiedades que se les atribuyen.

Cataplasma para los abscesos

El absceso es una acumulación de pus que se origina a raíz de una infección bacteriana o por la presencia de sustancias extrañas. A menudo, causa inflamación y dolor. Si bien su tratamiento varía de acuerdo a la causa, los casos leves pueden mejorarse con una cataplasma.

El calor húmedo que se desprende de este remedio natural puede ayudar a reducir el tamaño del absceso al facilitar su drenaje. En este caso se recomienda el uso de sal de Epsom, que tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes, de acuerdo con una publicación de la Clínica Cleveland

Cataplasma para infecciones

Los casos leves de infección externa parecen mejorar de forma natural con la aplicación de una cataplasma con hierbas, barro o arcilla. Aunque no reemplazan el tratamiento médico con antibióticos y productos desinfectantes, sí resultan útiles en casos puntuales donde no hay riesgo de complicaciones.

En un estudio publicado a través de International Journal of Antimicrobial Agents se encontró que una cataplasma con arcilla puede ayudar a combatir ciertos tipos de bacterias infecciosas cuando se aplica sobre las heridas. Por ahora, son necesarias más evidencias.

 

Cataplasma para quistes

Los quistes son pequeños sacos que pueden estar llenos de líquidos, sebo y la mezcla de otras sustancias. Aparecen en casi cualquier parte del cuerpo y su tamaño varía en función del tipo. En muchos casos, la solución es un procedimiento quirúrgico que facilita el drenaje.

No obstante, cuando son leves, aplicar una cataplasma tibia puede ayudar. Su uso varias veces al día disminuye la hinchazón y el dolor. De hecho, en ocasiones es suficiente para propiciar el drenaje.

quistes y su drenaje
Los quistes superficiales pueden drenar con mayor facilidad si se aplican cataplasmas

Descubre: Bultos de grasa en la espalda: ¿a qué se deben?

Cataplasma para la úlcera diabética

Desde la antigüedad, la cataplasma se empleó como un recurso útil en caso de úlceras diabéticas. Datos históricos sugieren que, a fines del siglo XIX, se empleaba una cataplasma con semillas de lino para ablandar la piel dura antes de cortar el tejido enfermo en estos pacientes.

Al respecto, un estudio divulgado en Journal of Ethnopharmacology determinó que una cataplasma de helecho Blechnum orientale parece servir como coadyuvante para las heridas del paciente diabético. La investigación fue hecha en animales y, por tanto, se requieren más evidencias.

 

Cataplasma para la artritis

Un tratamiento complementario en caso de artritis consiste en aplicar cataplasmas de hierbas sobre las articulaciones con dolor. Por ahora, no hay evidencias sólidas sobre su eficacia; sin embargo, suele considerarse un tratamiento seguro y de fácil acceso.

Una investigación a través de Journal of Advanced Nursing expone que la aplicación de una cataplasma tibia con jengibre contribuye a disminuir el dolor y la rigidez en caso de osteoartritis. Incluso, parecen causar mejoras en el bienestar general.

Lo anterior está reforzado por otro estudio publicado en Journal of Intercultural Ethnopharmacology, en el cual se comenta que el jengibre tiene propiedades antiartríticas, antirreumáticas y antiinflamatorias.

¿Qué debes recordar sobre este remedio?

La aplicación de una cataplasma puede ser útil en casos puntuales de heridas superficiales, abscesos, infecciones o dolencias. Sin embargo, no sustituye los tratamientos médicos. Por lo tanto, ante cualquier problema de salud, la atención profesional sigue siendo prioritaria.

 
  • Poultices. Hospital (Lond 1886). 1887;1(20):336.
  • Cleveland Clinic. (July 20, 2018). 7 Things You Probably Didn’t Know About Epsom Salt. Available in https://health.clevelandclinic.org/7-things-you-probably-didnt-know-about-epsom-salt/
  • Caflisch KM, Schmidt-Malan SM, Mandrekar JN, et al. Antibacterial activity of reduced iron clay against pathogenic bacteria associated with wound infections. Int J Antimicrob Agents. 2018;52(5):692‐696. doi:10.1016/j.ijantimicag.2018.07.018
  • Zito PM, Scharf R. Cyst, Epidermoid (Sebaceous Cyst) [Updated 2019 Dec 25]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK499974/
  • Yung, Joe & Lai, How & Nalamolu, Koteswara Rao & Ng, Shiow-Fern. (2016). Treatment for diabetic ulcer wounds using a fern tannin optimized hydrogel formulation with antibacterial and antioxidative properties. Journal of Ethnopharmacology. 189. 10.1016/j.jep.2016.05.032.