8 síntomas de las cataratas y sus tratamientos naturales

Dejar de fumar, evitar el consumo abusivo de alcohol, usar gafas con protección UV y tener una dieta balanceada puede ayudar a disminuir parcialmente las cataratas.

Un paciente de cataratas sabe muy bien en qué consiste este padecimiento. Sin embargo, para quienes no han sufrido sus síntomas en estado avanzado, esta enfermedad puede ser un misterio.

Según algunas personas con esta enfermedad, tenerlas es como ver todas las cosas a través de una ventana empañada y nunca poder limpiarla.

Sólo puedes tener una idea muy vaga de qué sucede detrás de la ventana. No suena muy agradable, pero afortunadamente es posible tratarlas de manera natural.

A continuación te precisamos los síntomas más comunes y los tratamientos naturales para las cataratas.

¿Qué son las cataratas?

Síntomas de las cataratas

Se llama cataratas a la opacidad progresiva de la lente natural del ojo humano. Esto se traduce en una sensación de visión nublada que se va agravando lentamente cuando no es tratada adecuadamente.

Las cataratas afectan sobre todo a personas mayores de 40 años. También son la mayor causa de ceguera progresiva a nivel mundial.

Alrededor de los 40 años la bioquímica del cuerpo humano comienza a cambiar. Las proteínas que son sintetizadas por las células de los ojos pierden elasticidad y se endurecen.

Las proteínas se aglutinan en ciertos puntos de la lente ocular. Esto causa grumos blanquecinos que a veces pueden ser observados en los ojos de las personas. Las cataratas son la causa de la pérdida de precisión y visibilidad a ciertas distancias.

Sin embargo, estos grumos blanquecinos no aparecen de la noche a la mañana. Las cataratas se van desarrollando lentamente, mientras el ojo intenta adaptarse a ese bloqueo blanquecino.

Los diferentes tipos de cataratas obstruyen la luz y distorcionan las imágenes que el ojo percibe en diferentes ángulos. Por esto, este tipo de ceguera será distinta entre cada persona que las padezca.

Ver también: 2 síntomas de las cataratas y sus tratamientos naturales

Tipos de cataratas

Existen tres tipos diferentes de cataratas oculares, cuyos nombres están directamente relacionados con la parte del ojo que afectan.

Catarata subcapsular

Catarata subcapsular

Este tipo de catarata es más difícil de identificar a simple vista. A pesar de esto, el paciente siente sus efectos muy rápido a medida que se desarrolla la enfermedad.

Los pacientes que padecen diabetes o toman esteroides en altas dosis son muy propensos a sufrir cataratas subcapsulares.

Catarata nuclear

Como su nombre lo indica, este tipo de catarata se da en el núcleo del cristalino. Esta tipología se relaciona en gran medida con cataratas por envejecimiento. De hecho, es la más frecuente entre hombres y mujeres con edades superiores a los 70 años.

Catarata cordical

Este tipo de cataratas son las más visibles a simple vista. Las cataratas corticales son pequeñas zonas opacas y blancas. Estas opacidades pueden ser observadas como pequeñas cuñas localizadas en la periferia del cristalino.

Síntomas de las cataratas

Síntomas de las cataratas

Los síntomas de este padecimiento son muchos, entre ellos podemos nombrar:

  1. Visión nublada o borrosa.
  2. Hipersensibilidad a la luz, o molestia al entrar en contacto con luces brillantes.
  3. Dificultad para ver en espacios oscuros o en penumbra.
  4. Visión difusa de la fuente de luz, como lámparas y velas.
  5. Colores amarillentos.
  6. Visión doble en un sólo ojo.
  7. Cambio frecuente de prescripción en las lentes, esto significa que las cataratas están desmejorando la salud visual con rapidez.
  8. Dificultad al leer.

Sin embrago, los síntomas de las cataratas son muy parecidos a la sintomatología de problemas menos graves en los ojos, como la miopía o el astigmatismo.

Por esto, es necesario que consultes a tu médico con cierta frecuencia cuando empieces a notar dos o más de estas manifestaciones.

Te recomendamos leer: Reduce el riesgo de cataratas consumiendo estos 7 alimentos

Trata las cataratas de manera natural

Algunos médicos insisten en que estos grumos blanquecinos no se pueden prevenir. Sin embargo, existen varios tratamientos naturales  para disminuir parcialmente esta afectación.

El tratamiento orgánico y no invasivo es una alternativa para los pacientes que padecen esta enfermedad. A continuación te presentamos distintas maneras para tratarlas de manera natural.

  • Evita los hábitos nocivos

Evita los hábitos nocivos

Dejar de fumar y disminuir el consumo de alcohol son dos elecciones que mejorarán tu calidad de vida. Aunque puede ser difícil al principio, sobre todo por la presión social que lleva a realizar estos actos.

Sin embargo, recuerda que dejar de fumar y beber menos evitará la degeneración de tu organismo. Los ojos, como todos los órganos del cuerpo, serán beneficiados por hábitos saludables.

  • Mantén una dieta balanceada

La dieta es uno de los factores más importantes al prevenir enfermedades degenerativas. Una dieta balanceada ayuda al equilibrio del organismo y a la autoregulación efectiva.

La autoregulación ayuda a prolongar el buen estado de las proteínas que sintetiza el cuerpo humano.

Mientras que los antioxidantes de los alimentos contribuyen a mantener sanos los distintos componentes del cuerpo humano. Las enzimas de las frutas y los vegetales contribuyen a la salud de los ojos y de otros órganos.

  • Siempre usa protección solar

Aunque suene inverosímil, la exposición prolongada a los rayos ultravioletas generados por el sol pueden ayudar al desarrollo de cataratas. Los rayos UV pueden afectar las proteínas y otras enzimas oculares, al degradarlas y oxidarlas.

De esta manera, las enzimas pierden sus principales funciones beneficiosas para el ojo. Usa gafas oscuras y sombreros de ala ancha para protegerte de los dañinos rayos UV. Así estarás protegiendo tus enzimas de la degradación.

  • Usa gotas para los ojos.

Usa gotas para los ojos.

Usualmente vemos cómo los ancianos usan gotas oculares recetadas por algún médico. Sin embrago, existen múltiples grupos farmacéuticos que ofrecen gotas sin prescripción y de alta calidad.

Las gotas ayudarán a mantener tus ojos hidratados y sanos. Esto evita que los nervios ópticos se esfuercen en exceso por falta de lubricación, disminuyendo así las cataratas.

Las cataratas son un padecimiento que no necesariamente está relacionado con la edad avanzada. Por ello, adopta hábitos que beneficien tu salud a largo plazo.

Recuerda que las proteínas sintetizadas por tu cuerpo serán tan sanas como lo sea tu estilo de vida. Atrévete a tratar las cataratas de manera natural y mantén tus ojos sanos.

Te puede gustar