Cataratas

Esta patología se asocia al envejecimiento, siendo la primera causa de ceguera reversible a nivel mundial.

Las cataratas son una patología ocular muy frecuente. Estas se deben a una pérdida de la transparencia del cristalino, la estructura del ojo que permite enfocar correctamente los objetos. En vista de ello, se tiene dificultad para realizar distintas actividades cotidianas como leer, conducir, etcétera.

Tipos de cataratas

En función del mecanismo de producción, las cataratas se pueden dividir en:

  • Congénitas: aparecen durante la primera infancia.
  • Secundarias: aparecen como consecuencia de otro proceso y pueden ser:
    • Tóxicas.
    • Traumáticas.
    • Derivadas de otra patología ocular (como por ejemplo, las uveítis).
  • Enfermedades sistémicas derivadas de ciertas enfermedades (como la diabetes mellitus y el hipoparatiroidismo).
  • Seniles: se deben al envejecimiento y son las más comunes. Constituyen un 90% de los casos de cataratas.

Cataratas seniles

Cataratas seniles

Con el envejecimiento aumenta la prevalencia. Así, un 60% de la población entre 65 y 74 años de edad tiene cataratas y el porcentaje aumenta a un 70% entre los mayores de 75 años. Esto se debe a que, con el envejecimiento, se pierde progresivamente la transparencia del cristalino, debido a distintos factores:

  • Factores ambientales:
    • Radiación solar.
    • Tabaquismo.
  • Factores metabólicos:
    • Nutrición.
  • Factores genéticos.

Ver también: Glaucoma: cuándo ocurre y cómo evitarlo

Cataratas congénitas

Las cataratas congénitas aparecen desde el nacimiento o en la primera infancia, pueden ser uni o bilaterales. Aparecen debido a múltiples factores durante el embarazo. Ciertas enfermedades metabólicas maternas pueden producir cataratas congénitas, como la diabetes mellitus, la hipocalcemia o determinadas carencias nutricionales, como el déficit de vitamina A o ácido fólico.

También son una causa importante las infecciones intrauterinas, la más común es la rubeola, que suponen entre un 30 y un 60% de los casos.  Cursa con un cuadro de microftalmos, retinosis pigmentaria, sordera y cardiopatía congénita asociada a la catarata. Otras infecciones son la parotiditis, hepatitis y toxoplasmosis.

Otras causa causa de cataratas, aunque menos frecuentes, es la administración de algunos fármacos durante el embarazo, como la talidomida; o pruebas diagnósticas como los rayos X. Cabe destacar que hay ciertas enfermedades en el feto pueden aumentar el riesgo de cataratas. Este es el caso de algunas cromosomopatías, como el síndrome de Down, o enfermedades metabólicas infantiles hereditarias (entre ellas se encuentran la galactosemia, el hipoparatiroidismo o el Síndrome de Lowe).

Los casos de cataratas por cromosomopatías o enfermedades metabólicas infantiles hereditarias supone un 1% de la población.

¿Qué producen las cataratas?

Qué producen las cataratas

Las cataratas provocan una disminución de la agudeza visual. Dependiendo de a qué parte del cristalino afecten se verán de una forma o de otra:

  • Cataratas nucleares, suponen un 30%, afectan al núcleo.
  • Cataratas corticales, son un 50% y con la lámpara de hendidura se ven como opacidades triangulares y radiales.
  • Cataratas subcapsulares posteriores, un 20%, en las que disminuye la agudeza visual con luz intensa. Pueden producirse debido a tratamientos con corticoides o por la diabetes mellitus.

La pérdida de la agudeza visual es gradual. Así, se distinguen distintos estadios de evolución de las cataratas:

  • Incipiente: agudeza visual entre 0,8 y 1,0. Se denomina facoesclerosis, hay un endurecimiento y rigidez en el cristalino debido a la edad. 
  • Desarrollada: agudeza visual entre 0,1 y 0,5. La catarata tiene un núcleo denso.
  • Madura: agudeza visual menor de 0,1. Pueden percibir movimientos y variaciones de luz. El cristalino tiene color blanco, lo que se denomina leucocoria y es intumescente. No es posible ver el fondo de ojo con la lámpara de hendidura.
  • Hipermadura: solo perciben variaciones lumínicas. El núcleo es de color marrón, es muy poco usual en nuestro medio.

Síntomas

Un paciente con cataratas tendrá sensación de borrosa, como si viese a través de una niebla densa, con una disminución de la agudeza visual progresiva (más rápida en las cataratas capsulares posteriores, que además producen sensación de deslumbramiento).

Tiene importancia preguntar al paciente la velocidad de progresión de la pérdida de visión. Por otra parte, se debe evaluar si las condiciones de iluminación influyen en la visión del paciente, con lo cual suele dificultarse la visión nocturna. Estos pacientes también van a referir una disminución de la sensibilidad al contraste y alteración en la percepción de los colores.

Las cataratas pueden además presentarse con otros síntomas oculares, como una miopización o diplopía monocular (comúnmente conocida como visión doble).

Analíticas

Analíticas

Cuando existen sospechas de que un paciente pueda tener cataratas, es necesario realizar una exploración oftalmológica completa. Cuando está confirmada la presencia de cataratas, se realizan otras pruebas de cara a la cirugía correctora:

  • Estudios biométricos, como la ecografía tipo A y estudios para determinar las medidas de la lente intraocular que se utilizará para reemplazar el cristalino.
  • Estudio del endotelio corneal con microscopía especular. Esto tiene importancia ya que las células del endotelio corneal no se reproducen. Ante un trauma como es una cirugía de cataratas se desprenden muchas de estas células, lo que puede determinar problemas oculares a largo plazo. Tiene interés comprobar el estado de estas células antes de la cirugía para prever las posibles complicaciones.

Tratamiento

El tratamiento es fundamentalmente quirúrgico. Este consiste en un procedimiento sencillo y poco invasivo que, de hecho, se realiza sin necesidad de ingreso hospitalario. Además, existen otras técnicas en investigación que ofrecerán otras alternativas en el futuro.

Alicia

Estudiante de Medicina. La cultura es aquello que queda cuando todo lo demás se va, así que vamos a cultivarla.

Ver perfil
Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar