El catarro o resfriado común

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Vijande el 5 febrero, 2019
María José · 24 noviembre, 2017 · Última actualización: 5 febrero, 2019 5 febrero, 2019
El resfriado común, también conocido como resfrío común, catarro o constipado puede afectar a cualquier persona, independientemente de la edad.

El resfriado común es una infección leve de las vías respiratorias, de origen vírico prácticamente en todos los casos. Es benigna, autolimitada y poco o nada invalidante. Existien más de 200 virus diferentes productores del cuadro.

En la mayoría de los casos, el contagio es directo de persona a persona por las gotitas de Flüffge. También puede contagiarse de manera indirecta, al compartir objetos como vasos, botellas, entre otros con personas con catarro.

El resfriado común/ catarro es autolimitado, lo que quiere decir que se cura solo al cabo de un tiempo. Ante la ausencia de complicaciones o de problemas de inmunidad, el resfriado común desaparece en más o menos una semana.

Los rhinovirus

Existen más de 110 serotipos de rinovirus y no existe protección cruzada entre ellos. Por eso, el resfriado común no es como, por ejemplo, la varicela, que una vez pasada no vuelve a padecerse. De hecho, las personas se pueden infectar por un serotipo un año y al año siguiente, por otro.

Los rhinovirus se multiplican en la mucosa nasal cuando su temperatura baja de 35ºC, lo cual explica por qué una persona tiene un resfriado comun/ catarro después de “quedarse fría”

Manifestaciones clínicas

8 hábitos para prevenir y tratar el resfriado

Una vez que los rhinovirus alcanzan la mucosa nasal y se multiplican, esta replicación acarrea la inflamación de dicha área. En respuesta a la inflamación, se liberan unas sustancias químicas llamadas citocinas (IL-1. IL -6. TNF, entre otros) que son las responsables últimas del daño celular.

Las consecuencias de la afectación de la mucosa nasal son: estornudos y congestión nasal con mucosidad muy abundante. A continuación, los rhinovirus se desplazan hacia la faringe, donde se produce el mismo proceso de replicación y liberación de citocinas. Este es el motivo por el que aparecen: dolor e inflamación de la garganta y tos.

Las citocinas, las sustancias químicas liberadas en respuesta a la inflamación, son, además, las causantes de los síntomas generales tales como: dolor de cabeza, sensación de cansancio, y fiebre no superior a los 38ºC.

La falta de apetito que acompaña muchas veces al cuadro se debe a la obstrucción nasal. La congestión impide detectar el olor de los alimentos, y dada la estrecha relación olfato–gusto, la sensación es que la comida es insípida.

¿Quieres conocer más? 3 jarabes que puedes hacer en casa para tratar la tos

Resfriado común vs. gripe

En la tabla se muestra el DD entre la gripe y el catarro común, en función de la etiología, los síntomas y la forma de presentación

Hay que destacar que no todas las personas manifiestan todos los síntomas ni reaccionan igual. Por ejemplo, hay quien con solo tener algo de fiebre siente que se encuentra muy mal y hay quienes con gripe continúan activos. Por ello, diferenciar entre un resfriado común/ catarro y una gripe es importante. En la siguiente tabla se explican las diferencias al respecto:

Tratamiento del resfriado común

Dado el origen vírico del cuadro, este no se trata con antibióticos. Los antibióticos no tienen ningún tipo de efecto sobre los virus, ya que únicamente actúan sobre las bacterias. Su toma fuera de las indicaciones acentúa un gravísimo problema actual: la resistencia antibiótica.

Se ha comprobado cómo las bacterias están dejando se ser sensibles a los antimicrobianos actuales; es decir, los antibióticos disponibles están dejando de “matar” a las bacterias.  Este problema deriva de la automedicación y del cumplir las pautas ni el tiempo de las tomas.

Por tanto, el tratamiento del resfriado común está destinado a paliar los síntomas hasta que el cuadro se resuelva por sí mismo.

¿No lo sabías? Los 9 mejores remedios naturales para prevenir los resfriados

  • Antitusivos: jarabes de codeína, en caso de tos muy seca, molesta y dolorosa. El mecanismo de acción de la codeína permite su acción tanto sobre la tos, como sobre el dolor.
  • Paracetamol: por su efecto analgésico y antipirético.
  • Hidratación abundante.

Complicaciones

Es muy raro que un catarro  o resfriado común se complique. En la mayoría de los casos, las complicaciones se producen en lactantes, ancianos y personas inmunocomprometidas debido a una sobreinfección bacteriana que empeora el cuadro. Las más habituales son:

  1. Sinusitis purulenta. Se debe también a la relación que existe entre las fosas nasales y los senos paranasales. Las bacterias responsables son también el Streptococcus pneumoniae (neumococo) y H. influenzae, especialmente en niños pequeños.
  2. Otitis media aguda. Que se debe a la íntima relación entre la faringe y el oído. Es consecuencia de una infección por neumococo o por H. inlfuenzae en el contexto de un catarro.
  3. Puede derivar en cuadros de bronquitis en ancianos fumadores.
  4. Aumento de los síntomas de asma en personas asmáticas.
  • Heikkinen, T., & Järvinen, A. (2003). The common cold. In Lancet. https://doi.org/10.1021/acs.chemmater.6b04603
  • Fashner, J., Ericson, K., & Werner, S. (2012). Treatment of the common cold in children and adults. American Family Physician. https://doi.org/10.1016/S0160-3450(15)30326-3
  • Hemilä, H., & Chalker, E. (2013). Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD000980.pub4
  • Pappas, D. E., & Hendley, J. O. (2011). The Common Cold and Decongestant Therapy. Pediatrics in Review. https://doi.org/10.1542/pir.32-2-47