Causas comunes de la resequedad vaginal

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 14 enero, 2019
Ana Karen Quintana · 7 octubre, 2017
La resequedad vaginal se presenta cuando disminuyen los niveles de estrógeno. Es indispensable buscar un tratamiento adecuado para equilibrarlos y evitar así efectos secundarios dolorosos

La mayoría de las mujeres han experimentado alguna vez en su vida molestias en su zona íntima. Sin embargo, cuando hay una disminución en los estrógenos, los síntomas incrementan por la resequedad vaginal. En términos médicos se le conoce como vaginitis atrófica y provoca inflamación en el área.

Aunque aparentemente es algo leve, dicha molestia altera las actividades cotidianas, la vida sexual y, por ende, la relación con la pareja.  Pero, ¿por qué se produce?  Sucede cuando hay una disminución de fluidos en la zona vaginal. El aparato femenino no tiene suficiente lubricación y por lo tanto hay dolor y ardor.

Es muy común que durante la relación sexual haya sensación de picazón, sensibilidad, irritación e inflamación en la vagina.  Las causas pueden ser de origen orgánico, físico o psicológico. Lo repasamos en detalle a continuación. 

Causas orgánicas de la resequedad vaginal

resequedad vaginal.

Por lo general, las causas orgánicas son las responsables de la resequedad vaginal. A menudo, estas se acompañan con otros síntomas como la comezón, irritación en las áreas externas y alteración del olor. 

Bajo nivel de estrógenos

El flujo vaginal cambia durante el periodo menstrual, en cuanto a cantidad y consistencia. Los estrógenos se producen cuando el óvulo pasa a etapa de maduración. Cuando aún no es liberado la vagina lubrica, pero en la menstruación disminuye la cantidad.

Leer también: 7 alimentos que mejoran tus niveles de estrógenos 

Embarazo y lactancia

Cuando una mujer está en etapa de embarazo o lactancia hay un desequilibrio hormonal y por lo tanto se altera la cantidad de estrógenos producidos.

Particularmente en el caso de la lactancia las mujeres segregan prolactina. Esta hormona favorece la producción de leche, pero disminuye los estrógenos.  Cuando vuelve la menstruación los niveles se equilibran y la vagina lubrica de manera natural.

Menopausia

Con la edad la vagina reduce la cantidad de óvulos y con ello la producción de estrógenos. Las paredes se adelgazan y pierden elasticidad lo que provoca alteraciones en los niveles de pH. Las glándulas se contraen frecuentemente, por lo que disminuye la lubricaciónEs muy probable que la mujer tenga sensación de peso, presión en vagina, picor o quemazón en la zona.

Causas físicas de la resequedad vaginal

Inflamación de los tejidos vaginales

Inflamación de los tejidos vaginales

En muchas ocasiones la sequedad vaginal se trata de un síntoma provocado por una infección.  Hay ciertos productos, medicamentos, enfermedades y hábitos de higiene que aumentan el riesgo:

  • El dispositivo intrauterino (DIU) puede generar inflamación en las paredes vaginales.
  • El diafragma muchas veces es demasiado grande y provoca vaginitis.
  • Los espermicidas o el látex causan irritación en la zona vaginal.
  • Las infecciones vaginales como la Candida o vaginitis producen irritación y sequedad vaginal.

Medicamentos

Entre los fármacos que pueden producir sequedad encontramos:

  • Las pastillas anticonceptivas o fármacos para los ovarios 
  • Tratamientos gastrointestinales
  • Antidepresivos
  • Antihistamínicos para las alergias o resfriados

Diabetes

Instrumentos de control de la diabetes

Las personas con diabetes experimentan sequedad en la piel de manera general, ya que presentan un aumento de la glucosa en la sangre. Por una parte hay poca respuesta ante un estímulo sexual pero, además, los vasos sanguíneos se obstruyen e impiden que la vagina segregue la cantidad de flujo adecuado.

Mala higiene

El significado de llevar una rutina de higiene apropiada no es sinónimo de abusar de los productos limpiadores. En algunas ocasiones la sequedad vaginal puede deberse al uso exagerado de jabones, lociones, geles y desodorantes vaginales.

Causas psicológicas

Estrés

Estrés

Cuando el cuerpo se enfrenta a situaciones estresantes hay un aumento de cortisol en la sangre, lo que provoca irregularidades en la secreción de hormonas sexuales. Así, interfiere en la hidratación vaginal.

Miedo

Hay mujeres que tienen problemas emocionales a la hora de tener relaciones sexuales.  Tienen miedo o desinterés por el acto, por lo que se envía la señal al sistema nervioso y por ello no hay ningún estímulo, es decir, lubricación vaginal.

Te recomendamos: 11 motivos de dolor durante las relaciones sexuales 

Recomendaciones

  • El agua y jabón neutro son suficiente para el lavado vaginal.
  • Hay lubricantes externos e internos de venta libre que pueden mejorar el problema.
  • Modera el consumo de alcohol y tabaco.
  • Bebe, por lo menos, 2 litros de agua al día.
  • Realiza actividad física.
  • Los alimentos ricos en soja contienen isoflavonas que tienen efectos similares al estrógeno.

A pesar de las opciones que existen para contrarrestar la falta de lubricación en la vagina es muy importante acudir al ginecólogo para que indique el tratamiento adecuado según tu perfil.