¿Cuáles son las causas de la congestión nasal?

02 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
La congestión nasal, además de resultar incómoda, puede alterar el habla de quien la padece. Te explicamos por qué sucede y cómo remediarlo con algunos métodos simples que se hallan en el hogar.

Todas las personas, en algún momento de su vida, han experimentado la congestión nasal. Es un síntoma muy frecuente que, además, puede llegar a ser muy molesto y desagradable. A pesar de que se cree que esta sensación se debe a un exceso de moco espeso, no siempre es así.

De hecho, en numerosas ocasiones la congestión nasal va asociada a una secreción líquida y fluida, como es el goteo. La causa principal de este síntoma es el resfriado común. Sin embargo, no es la única razón por la que puede suceder. Te explicamos todo lo que debes saber sobre ello.

Causas de la congestión nasal

La congestión nasal, tal y como hemos señalado, es un signo muy frecuente que puede aparecer a consecuencia de numerosos motivos. Cualquier cuestión que irrite o inflame la mucosa de la nariz puede provocarla. En la mayoría de los casos se trata de algún proceso benigno y autolimitado, como un resfriado común.

Según un estudio realizado en la Universidad de Chicago, los síndromes clínicos que provocan con más frecuencia la congestión nasal son los procesos de las vías áreas superiores, como los siguientes:

  • Rinitis alérgica.
  • Rinitis vasomotora.
  • Sinusitis crónica.
La rinitis alérgica es una enfermedad similar a un resfriado común. Es decir, causa congestión, secreción nasal, lagrimeo y malestar general. No obstante, la diferencia es que no está provocada por un virus, sino que es secundaria a una alteración del sistema inmune.
La rinitis vasomotora, por su parte, consiste en que los vasos sanguíneos de la mucosa nasal se ingurgitan constantemente. Esto provoca una mayor secreción que, a su vez, determina la congestión nasal. La sinusitis, tanto aguda como crónica, es la inflamación de los senos paranasales.
En estos casos, es común que se utilicen aerosoles que ayudan a descongestionar la nariz. El problema es que el propio uso de estos aerosoles, de manera prolongada o empleados de forma excesiva, también puede desencadenar un agravamiento de la congestión nasal por efecto rebote.
Mujer resfriada bajo un paraguas.
El resfrío es una de las causas más frecuentes de congestión nasal, pero no la única.

Otras causas de la congestión nasal

Cualquier situación que irrite la mucosa de la nariz, como el humo, un cuerpo extraño situado en la nariz o incluso una corriente de aire demasiado seco, pueden derivar en congestión nasal. Según el Manual MSD, la desviación del tabique nasal también es un problema que se asocia con frecuencia a este síntoma.

Otras enfermedades menos comunes, como el síndrome de Churg-Strauss o la granulomatosis de Wegener se relacionan con la congestión nasal. Las dos patologías se producen por una alteración de los vasos sanguíneos.

Remedios caseros y consejos

Existen numerosos remedios caseros y medidas simples que ayudan a aliviar y reducir la congestión nasal. Lo ideal es evitar cualquier sustancia que pueda irritar aún más la mucosa de la nariz. Recordemos que no siempre es una infección el problema de fondo, sino también la exposición a alérgenos.

Por ejemplo, hay que intentar permanecer en una estancia libre de humo, ya sea de tabaco o de alguna combustión. De ser posible, el aire debería estar humidificado, de forma que la resequedad propia de ciertos ambientes se contrarreste.

Además, mantenerse bien hidratado es esencial para conseguir que la mucosidad sea más líquida y fluida. Así, en casos en los que la causa sea una infección, se consigue eliminar el moco con mayor celeridad. En muchos casos pueden ser útiles los lavados con suero o agua salada.

En un artículo publicado en la Revista Offarm recomiendan utilizar agua marina para lavar las fosas nasales. Esto se debe a que no tiene ningún efecto tóxico sobre la mucosa de la nariz. Sin embargo, a pesar de que sea inocuo, su efecto no es tan rápido como el de ciertos medicamentos que un profesional tiene la capacidad de prescribir.

Alergia estacional con rinitis en mujer.
Las alergias por sustancias del ambiente son comunes en primavera y otoño.

Podría gustarte: Los 10 mejores descongestionantes naturales

¿Se puede prevenir?

Lo cierto es que, la mayoría de las veces, la congestión nasal está causada por una infección de las vías respiratorias altas, como señalamos al principio. De esta manera, una de las medidas básicas de prevención de este síntoma es intentar evitar resfríos y gripes.

Para ello, la vacunación frente a ciertos virus puede resultar útil. Así lo comentan en un artículo de la Revista cubana de pediatría, en el que mencionan que, además de reducir síntomas como la congestión nasal, se disminuye la incidencia de complicaciones e incluso la mortalidad.

Cuando la causa es un proceso alérgico, la prevención se basa en mantenerse alejado de la sustancia en cuestión que desencadena la reacción. No obstante, no todos los orígenes de la congestión son prevenibles, aunque muchas de ellas pueden ser tratadas. Por ello, lo ideal es consultar siempre con un médico.

Quizá te interese: Vahos de belladona para combatir la congestión en los bronquios

La congestión nasal y sus múltiples orígenes

La congestión nasal es un síntoma que puede aparecer por numerosos motivos. Las principales causas son las infecciones respiratorias y los procesos alérgicos. No obstante, puede tratarse de un desajuste hormonal, una enfermedad sistémica o un agente irritante, como el humo.

La diferenciación entre uno y otro origen puede ser simple en invierno, por ejemplo, cuando hay circulación gripal y de resfríos. Pero se complica en otras épocas y en ambientes donde confluyen factores, como una baja humedad y la existencia de tabaquismo pasivo. Ante la duda, es preferible efectuar una consulta para evaluar el uso de inhaladores o medicamentos, de manera aguda o crónica.

  • Prevención de las infecciones respiratorias agudas: Presente y futuro. (n.d.). Retrieved September 29, 2020, from http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312003000400006
  • Congestión nasal | Offarm. (n.d.). Retrieved September 29, 2020, from https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-congestion-nasal-13083622
  • Tabique desviado - Trastornos otorrinolaringológicos - Manual MSD versión para público general. (n.d.). Retrieved September 29, 2020, from https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-otorrinolaringológicos/trastornos-de-la-nariz-y-de-los-senos-paranasales/tabique-desviado
  • Nasal congestion: a review of its etiology, evaluation, and treatment - PubMed. (n.d.). Retrieved September 29, 2020, from https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11011488/
  • Martínez, Daniela. "Rinovirus:¿ algo más que un resfrío común?." Medwave 10.05 (2010).
  • Hazouri, José Antonio Sacre. "Rinitis alérgica. Enfermedades coexistentes y complicaciones. Revisión y análisis." Revista Alergia México 53.1 (2006): 9-29.
  • Vera-Lastra, Olga, et al. "Granulomatosis de Wegener, abordaje diagnóstico y terapéutico." Gaceta médica de México 145.2 (2009): 121-129.