Causas de la afonía y su tratamiento

20 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Cuando la afonía se debe a causas menores, como un resfriado o irritación, no suele durar más de una semana.

La afonía es la pérdida de voz y puede ser total, parcial o ser una alteración de la voz que suele acabar en uno de los dos tipos anteriores. La afonía puede ser inmediata o progresiva, según cuáles sean sus causas.

Cuando la afonía se debe a causas menores, como un resfriado o irritación, no suele durar más de una semana. Sin embargo, si la causa se debe a lesiones en las cuerdas vocales, la afonía puede ser crónica o persistente.

La afonía también puede tener otras causas, como un uso excesivo de la voz, gritar, sufrir una alergia o reflujo ácido gástrico hacia la garganta. 

Además, esta pérdida de voz también puede deberse al consumo de tabaco y alcohol, crecimientos por virus y enfermedades que paralizan las cuerdas vocales. Exponerse a ciertas condiciones ambientales, como el aire acondicionado, es otra de las causas más comunes de la pérdida de voz.

Cómo tratar la afonía

cuerdas vocales

Para recuperar la voz, hay que reducir la irritación e inflamación de las cuerdas vocales. Para ello puedes seguir estas recomendaciones:

Reposo vocal

Se aconseja dejar de hablar durante un par de días, en la medida de lo posible. Además, debes evitar toser, carraspear y respirar por la boca.

Hidratación

Es importante mantener hidratadas las cuerda vocales, intenta beber al menos 2 litros de agua al día. De esta manera, reduces la sensación de sequedad en la garganta. En invierno, con la calefacción también se resecan las cuerdas vocales. Conviene mantener la humedad ambiental entre el 40-60%.

Lee también: 5 bebidas calientes y frías para calmar el dolor de garganta

Remedios naturales

La afonía no duele, pero sí molesta. Algunos de los remedios naturales que puedes utilizar para su tratamiento son:

1. Agua y limón

Hacer gárgaras de agua caliente con zumo de limón es muy buen remedio para tratar la afonía. Esto se debe a las propiedades antisépticas de la vitamina C del limón.

2. Leche con miel

Tomar un vaso de leche con dos cucharadas de miel al empezar el día y al acostarse te ayudará a aliviar la garganta y recuperar la voz.

3. Jengibre con limón o miel

La raíz de jengibre tiene propiedades beneficiosas sobre la voz, ayuda a eliminar la mucosidad. Combinando las propiedades del jengibre con limón o miel resulta un remedio muy eficaz para recuperar la voz.

4. Própolis

Es un antibiótico natural perfecto para aliviar cualquier afección de la garganta. El propóleo tiene actividad antimicrobiana frente a algunas de las bacterias y virus responsables de esta afección.

Esto, unido a sus propiedades antiinflamatorias, curativas e inmunoestimulantes, convierte al propóleo en una sustancia útil para mejorar y prevenir problemas de la garganta y en general de las vías respiratorias que puedan conducir a la afonía.

También te puede interesar: Beneficios y propiedades del propóleo

5. Infusión de salvia

La salvia es una planta que contiene una gran cantidad de mucílagos, una fibra soluble que ayuda a suavizar la garganta. Además, también actúa como un potente reparador de las mucosas, por lo que ayuda a calmar las molestias y la irritación.

6. Regaliz

Es otro de los mejores remedios naturales para la afonía. Se trata de una planta que cuenta con propiedades antiinflamatorias y expectorantes. Por tanto, ayuda a abrir las vías respiratorias y consigue que la afonía empiece a curarse. Se aconseja tomar en infusión varias veces al día.

Tratamiento farmacológico

Una persona cogiendo una pastilla de un bote de analgésicos

Cuando hay afonía y molestias en la garganta, se puede recurrir a un antiinflamatorio como el ibuprofeno de 400mg. También se pueden emplear pastillas para chupar con efecto antiséptico y, en ocasiones, anestésico.

Además, este tipo de productos estimulan la producción de saliva y disminuyen la irritación. Nunca se debe tomar antibióticos para tratar la afonía, a no ser que lo prescriba un médico porque exista una infección bacteriana en la garganta.

Cómo prevenir la afonía

Es cierto que no se pueden controlar todas las circunstancias, pero sí se pueden seguir algunas recomendaciones para prevenir la afonía, como por ejemplo:

  • No gritar de forma habitual, controlar el volumen de la voz, evitar hablar mucho tiempo en ambientes ruidosos.
  • Evitar los alimentos picantes y el consumo de alcohol.
  • Tratar las alergias, catarros y problemas digestivos cuando se produzcan.
  • No fumar.
  • Beber agua abundantemente.
  • Calentar la voz y hacer ejercicios de relajación.
  • Hacer ejercicio regularmente: el ejercicio aumenta el tono muscular. Esto ayuda a mantener una buena postura y respiración, necesarios para hablar adecuadamente.

Como hemos dicho, normalmente, la afonía no suele durar más de una semana. Si los síntomas persisten durante más tiempo, es conveniente consultar al especialista para evitar que se cronifique.

  • Lara Peinado, A., & Sistiaga Suárez, J. A. (2007). Patología de la voz Anatomía del sistema fonatorio. Medicine.

  • Rodrigues, K. A., Chiari, B. M., Lederman, H. M., Neto, I. C. de O., Menezes, F. T., Manrique, D., & Gonçalves, M. I. R. (2012). Disfagia associada à disfonia psicogênica: relato de caso TT  - Dysphagia associated to psychogenic dysphonia: case report. Distúrb. Comun.

  • Peña, C. (2010). La disfonía. Revista Digital Para Profesores de La Enseñanza.