Causas del estreñimiento en bebés

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 5 febrero, 2019
Antonella Grandinetti · 7 febrero, 2019
El estreñimiento es una de las principales fuentes de incomodidad en bebés y también, una de las grandes preocupaciones de los padres. Para poder prevenirlo, debemos conocer sus causas. Acompáñanos.

¿Tu bebé se muestra molesto, llora y no sabes qué le pasa? Quizá esté estreñido. Hoy, en Mejor con Salud, te contamos cuáles son las principales causas del estreñimiento en bebés y cómo puedes aliviar el malestar de tu pequeño. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el estreñimiento?

Bebé llorando.
La inmadurez del tejido intestinal en los bebés es una de las causas del estreñimiento.

Según la Asociación Española de Pediatría, el estreñimiento es “un problema frecuente en la edad pediátrica”. De hecho, es un motivo de consulta frecuente al pediatra y entre un 0,3 y un 8 % de la población infantil lo padece.

No existe una clara definición de estreñimiento en bebés, aunque como norma general se considera que un bebé está estreñido cuando:

  1. Disminuye la cantidad de deposiciones diarias que son habituales para la criatura (hay niños que defecan 4/5 veces al día y otros lo hacen una vez al día o incluso, cada dos o tres días)
  2. El bebé tiene problemas para evacuar porque las heces se encuentran “duras”.
  3. El pequeño sufre dolor al evacuar.
  4. Existe una variacion en consistencia de las evacuaciones: por lo general, se observan heces en forma de pelota de tamaño pequeño.
  5. Tiene gases y cólicos.

Ahora bien, ¿cuáles pueden ser las posibles causas del estreñimiento en bebés? Solamente conociendo qué provoca esta problemática, podremos combatirla.

Causas del estreñimiento en bebés

Antes de entrar de lleno a hablar sobre las causas del estreñimiento en bebés es importante remarcar que habitualmente los pequeños alimentados con lactancia materna no suelen sufrir de esta problemática. De hecho, suelen defecar varias veces por día, incluso después de cada alimentación. Sus heces son por lo general líquidas (o muy blandas), de un color amarillento-anaranjado.

1. La leche de fórmula

Leche de fórmula

Algunos niños son susceptibles a desarrollar estreñimiento como respuesta a las proteínas presentes en la leche de fórmula. Según un estudio publicado por Journal de Pediatria:

“Las investigaciones demostraron que los bebés que se alimentan artificialmente son 4.53 veces más propensos a desarrollar estreñimiento que lactantes predominantemente amamantados”.

El pasaje de la leche materna a la de fórmula puede generar también esta molestia. En el mercado es posible encontrar leches de fórmula indicadas para estreñimientos leves. Consulta con tu médico pediatra para escoger la leche que mejor se adapte a las necesidades de tu hijo.

2. La alimentación complementaria

Otra de las causas del estreñimiento en bebés es el paso de la lactancia exclusiva a la alimentación complementaria. La inclusión de nuevos alimentos en la dieta del bebé puede generar estreñimiento, aún si es cierto que durante los primeros meses los bebés no suelen ingerir grandes cantidades de alimentos sólidos.

Recuerda que los primeros alimentos a incorporar en la dieta de tu bebé son los vegetales y las frutas. Sigue las recomendaciones de tu pediatra para evitar malestares como el estreñimiento o complicaciones como las alergias alimentarias.

3. Quitar los pañales

bebés en orinal
El paso al orinal es una situación de estreñimiento frecuente.

Algunos pequeños pueden padecer estreñimiento llegado el momento de abandonar los pañales. Utilizar el orinal genera estrés e incluso rechazo en algunos bebés. Estos pueden autoprovocarse el estreñimiento al aguantar la necesidad de defecar porque no desean ir al orinal.

No te pierdas: “Cuándo debería el niño dejar el pañal”

4. La deshidratación

Cuando se inicia la alimentación complementaria, se comienza a ofrecer agua al bebé. Algunos pequeños no son propensos a beber agua en un principio y al reducirse la ingesta de leche, sobre todo en verano, puede presentarse deshidratación.

Si el bebé no ingiere suficientes líquidos, las heces pueden endurecerse y aparecer las dificultades para evacuar e incluso, pueden aparecer pequeñas heridas en el ano (observarás rastros de sangre al limpiarle).

5. Problemas médicos

Veamos ahora las causas del estreñimiento en bebés más serias:

  • Botulismo: esta enfermedad es causada por la bacteria Clostridium botulinum y es potencialmente mortal. Uno de sus síntomas es, justamente, el estreñimiento.
  • Hipotiroidismo congénito: el bebé no posee glándula tiroidea, no funciona bien o no está lo suficientemente desarrollada.
  • Trastornos metabólicos: algunas enfermedades hereditarias que cursan con algún tipo de inmobilidad pueden ser causa indirecta del estreñimiento.
  • Alergias alimenticias: una alergia es una respuesta exagerada del organismo frente a lo que considera una agresión. Los síntomas pueden variar desde heces duras y dificultad para evacuar hasta diarrea.
  • Enfermedad de Hirschsprung o megacolon congénito: se trata de una enfermedad que afecta al intestino grueso, dificultando la capacidad de vaciar los intestinos.

4 consejos para aliviar al bebé

Bebé recibiendo un masaje.
Algunas técnicas como los masajes ayudan al movimiento intestinal del bebé.

Si tu hijo está muy molesto y dolorido o si te encuentras muy preocupado por él, no lo dudes y acude al pediatra. Él mejor que nadie podrá darte las recomendaciones necesarias para aliviar a tu pequeño. A continuación te damos algunos consejos que puedes poner en práctica de modo preventivo o como solución al estreñimiento:

1. Masajes

Los masajes en la tripa del bebé, sobre todo los conocidos como “la luna y el sol”, ayudan a mejorar el tránsito intestinal. Realiza movimientos circulares con las palmas de tus manos sobre la barriga del bebé, de manera suave pero firme, haciendo una leve presión.

Antes de irte, descubre: “Qué masajes con los mejores para el bebé

2. Fomenta que tu hijo se ejercite

Si tu bebé ya sabe gatear, deja que lo haga. Todo tipo de desplazamiento y juego con movimiento le ayudará a mejorar el tránsito intestinal. Incluso tú puedes ayudarle moviendo sus piernas arriba y abajo, como si estuviese montando en bicicleta.

3. Verduras, frutas y fibra

En el caso de que hayas iniciado la alimentación complementaria, incluye verduras, frutas y fibra en sus platos a la vez que reduces los alimentos que pueden generar heces secas, como el plátano o el arroz.

4. Ofrécele suficientes líquidos

Asegúrate de que tu hijo bebe suficiente leche y agua. Recuerda que si no lo hace, las heces podrían endurecerse, dificultando su evacuación.

Las causas del estreñimiento en bebés son muy variables y a veces puede ser difícil detectar el desencadenante correcto. No dudes en acudir al médico para lograr el diagnóstico adecuado y obtener el tratamiento que mejor se adapte a tu hijo.