Causas de tener las piernas frías todo el tiempo

Las piernas frías suelen ser consecuencia de permanecer mucho tiempo en una misma postura, así que procura hacer descansos de 10 minutos cada 3 horas y moverte siempre que puedas

Sin importar la época del año, existen personas que tienden a permanecer con las piernas frías.

Puede que hagan uso de  pantalones térmicos y demás, pero a la hora de dormir o de desvestirte sienten que la parte inferior de su cuerpo es un témpano de hielo.

No dejes pasar ese síntoma porque puede deberse a algo grave o crónico.

Piernas frías por mala circulación de la sangre

Mas conocida como insuficiencia venosa. Esta es una enfermedad que afecta a más de la cuarta parte de la población adulta de países en Europa.

Suele ser más frecuente en las mujeres y está asociado a los hábitos, el peso y la dieta.

Cuando alguien sufre de mala circulación en los miembros inferiores es porque las venas no tienen la capacidad de empujar la sangre hasta el corazón. Al fallar las válvulas, las venas van perdiendo su elasticidad.

A menor cantidad de fluido en las piernas también es menor la temperatura. Agunos síntomas de la insuficiencia venosa son:

  • Calambres.
  • Hormigueo.
  • Aparición de pequeñas venas azuladas.
  • Várices.

Hay varios agravantes de los problemas circulatorios en las piernas, pero los principales son:

  • Llevar una vida sedentaria.
  • Pasar muchas horas sentado o parado.
  • Aumentar de peso u obesidad.
  • Fumar.
  • Beber mucho alcohol.
  • El estreñimiento.
  • El embarazo.
  • La menopausia.
  • La diabetes.
  • El colesterol.
  • Una dieta desequilibrada.
  • Consumir algunos medicamentos (por ejemplo los anticonceptivos orales).

Ver también: Calambres: ¿Por qué se producen y cómo tratarlos naturalmente?

pies-frios

Consejos para prevenir y tratar las piernas frías

Si te ocurre muy seguido que la temperatura de tus piernas y pies está por debajo de lo normal. Si está baja, en comparación con las demás partes del cuerpo. Sería que bueno que, además de consultar un médico, siguieras estas recomendaciones:

Cambia de postura si tienes las piernas frías

No es aconsejable que permanezcas de pie, sentado o quieto por mucho tiempo seguido. Quizás el trabajo que tengas no te permita libertad de movimientos.

  • Pero debes hacer descansos de 10 minutos cada 3 horas por lo menos.
  • Si estás frente al ordenador muchas horas, levántate del asiento, camina un poco.
  • Si tu empleo requiere de estar parada, entonces busca la forma de sentarte para que los miembros inferiores no tengan que sostener el peso del cuerpo.

Pon las piernas para arriba

Cuando llegues a tu casa o si puedes debajo del escritorio, eleva las piernas para que no estén siempre de la misma manera.

Un reposapiés es útil. Pon varios cojines debajo de los tobillos cuando te vas a dormir. También puedes poner unos tacos de madera en las patas traseras de la cama.

  • Un ejercicio eficaz es acostarte boca arriba.
  • Levantar las piernas como si con la punta de los pies quisieras tocar el techo.
  • Luego pon los pies paralelos al suelo y alterna el movimiento.
  • Gira en sentido de las agujas del reloj y al revés.
  • Si no, puedes directamente apoyar los tobillos en una pared.
piernas4

Aplica masajes si tienes las piernas frías

Tanto en las piernas como en los tobillos y los pies. Usa aceites esenciales o cremas que también te ayuden a descansar las extremidades.

  • Es posible que te duelan un poco los masajes, pero no por ello reduzcas la presión que estás ejerciendo.

Opta por duchas rápidas

Los baños de inmersión o pasarse mucho tiempo debajo del agua caliente no es del todo bueno para la circulación de la sangre.

  • Si lo has probado seguro habrás notado que en seguida las piernas y pies vuelven a estar frías como antes de entrar al baño.
  • Lo mejor es alternar el uso de duchas tibias y frías en la zona de las pantorrillas.
  • Te ayudará a mejorar la circulación.

No uses ropa muy ajustada

Los jeans y las calzas o mallas debes descartarlas. Este tipo de prendas no permiten el retorno venoso de la sangre hacia el corazón.

  • Prefiere faldas amplias, pantalones de vestir y todo aquello que no ejerza mucha presión en tus piernas.
  • Lo mismo se aplica a los calcetines y al calzado.

Evita los ambientes muy calurosos

Los saunas, las piscinas climatizadas, la depilación con cera muy caliente, exponerte al sol al mediodía y lo ya dicho antes las duchas con agua hirviendo.

Todo ello estimula la dilatación de las venas, la aparición de várices y la bajada de temperatura cuando nos alejamos de esta fuente de calor.

Presta atención a la alimentación

Lleva una dieta rica en fibras, verduras, frutas, cereales y frutos secos. Te servirá para llegar a tu peso ideal y mantenerlo.

  • También evitará el estreñimiento y que el sobrepeso cause una carga excesiva en las piernas.
Beber-cafe

Haz ejercicio si tienes las piernas frías

Esto es fundamental, sobre todo si estás mucho tiempo sentada o parada. Las actividades que mejoran la circulación de las piernas son:

  • Natación.
  • Caminar.
  • Trotar.
  • Bailar.
  • Hacer gimnasia aeróbica.
  • Andar en bicicleta.
  • Practicar aquagym.

Te recomendamos leer: 3 ejercicios fáciles y eficaces para unos muslos y pantorrillas firmes

Lo ideal es que te ejercites entre 2 y 3 veces a la semana. Puedes encontrar la disciplina que más te guste y se adapte a tus necesidades.

Y si no eres demasiado constante como para apuntarte en una academia, sal a pasear con tu familia o mascota, camina en vez de usar el coche, sube por las escaleras en lugar del elevador, etc.

No fumes ni bebas alcohol

Estos dos malos hábitos tienen muchas consecuencias negativas en nuestro cuerpo. Una de ellas es la mala circulación de la sangre.

  • La nicotina le quita oxígeno a las venas y ello conduce a la sensación de frío en las piernas.
  • El alcohol tiene sus incidencias a nivel circulatorio también.

Lleva medias “de descanso”

Lleva-medias piernas frías

Son muy frecuentes entre las personas que viajan en avión constantemente. Estos calcetines de compresión son una buena solución para aproximar la paredes de las venas.

  • hacen que las válvulas cierren bien (por ende, que la sangre suba de forma correcta).
  • Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. (2008). Calor y Frio. Salud y seguridad industrial. https://doi.org/10.1007/978-3-642-11365-9
  • Prada, S. (2003). Calambres nocturnos en las piernas. Jano.
  • Cilveti Gubía, S., & Idoate García, V. (2001). Posturas Forzadas. Ministerio de Sanidad y Consumo. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/0012-365X(91)90424-Z