Causas y síntomas del absceso cerebral

08 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
Los abscesos cerebrales son masas purulentas en los hemisferios cerebrales. ¿Sabes por qué se producen? ¿conoces las causas de esta patología? Aquí te damos respuesta a ambas preguntas.
 

Un absceso cerebral es una infección supurativa, una colección de material purulento en los hemisferios cerebrales que se comporta clínicamente como una masa craneal. Según la Clínica Universidad de Navarra (CUN), se trata de una emergencia médica que requiere de ingreso hospitalario hasta su estabilización y tratamiento.

Debido a que la tasa de mortalidad de esta patología se ha llegado a localizar hasta en un 50 % en tiempos pasados, es necesario conocerla a fondo y saber detectar los síntomas. Ante cualquier proceso infeccioso, cada segundo es valioso. Por ello, aquí te mostramos las causas y síntomas del absceso cerebral.

¿Qué es el absceso cerebral?

Como ya hemos dicho con anterioridad, se trata de una infección focal intracerebral, que comienza con una cerebritis (inflamación local de los vasos sanguíneos del cerebro, acumulación de líquido y necrosis), para luego dar lugar a un área anómala encapsulada bien vascularizada.

Un estudio de la Revista Cubana de Neurología y Neurocirugía recoge datos epidemiológicos acerca de esta patología. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Este tipo de absceso se presenta entre 0,3 – 1,3 habitantes por cada 100 000 personas al año (de 1500 a 2500 casos al año en todo Occidente).
  • La mayoría de los casos se producen en las primeras dos décadas de edad del paciente. Además, afecta hasta tres veces más a los hombres.
  • Debido a su origen infeccioso, es más común que se dé en países de bajo ingreso, donde las condiciones de salubridad, facilidades médicas y alfabetización son deficientes.
 
  • La tasa de mortalidad ha disminuido de un 50 % a un 20 % en recientes tiempos, ya que se han desarrollado métodos de detección sofisticados, tales como la tomografía computarizada.

Como podemos ver, el absceso cerebral es una patología poco común en países industrializados. Aún así, nunca está de más tener información sobre cualquier enfermedad, por extraña que sea, para poder actuar con presteza. A continuación, te mostramos sus causas y síntomas.

Tac cerebral

Para saber más: ¿Hay bacterias en nuestro cerebro?

Principales causas

Tenemos que tener en cuenta que, como cualquier otra infección, esta enfermedad es producida por la entrada de agentes patógenos en el cuerpo.  Estudios distinguen entre tres medios diferentes de llegada de los gérmenes al cerebro. Estos son los siguientes:

  • Diseminación hematógena: las bacterias ingresan en el torrente sanguíneo y llegan al cerebro desde un foco infeccioso distante. Responde a un 25 % de los casos, aproximadamente.
  • Infección por contigüidad: se da en los casos en los que se produce una infección en un lugar cercano al área cerebral, como pueden ser el oído o los senos paranasales. Es necesario destacar que más del 35 % de los abscesos cerebrales son producto de una sepsis otorrinogénica, es decir, una infección del oído descontrolada que se ha diseminado.
 
  • Infección por entrada directa: cuando se produce una lesión grave que deja expuesto material cerebral o tras una intervención neuroquirúrgica mal gestionada. En estos casos, las bacterias entran en contacto de forma directa con el cerebro, lo que facilita su colonización. Este método de infección es el menos común, pues no es causante ni del 20 % de los casos.

Como hemos podido observar, las infecciones del oído y de los senos paranasales son algunas de las causas más comunes de los abscesos. Aún así, focos infecciosos distantes como los abscesos pulmonares, osteomielitis (infección de los huesos), infecciones pélvicas e intraabdominales también pueden llegar a desembocar en un absceso cerebral.

Cabe destacar que, según estudioslas bacterias del género Streptococcus son las causantes de más del 70 % de los abscesos cerebrales. Otras cepas bacterianas de los géneros E. coli, Klebsiella spp, Proteus, Enterobacter spp y Pseudomonas también se han aislado en 23 – 33 % de los pacientes.

Síntomas de los abscesos cerebrales

Fuentes citadas con anterioridad recogen el cuadro clínico de un absceso cerebral. Aquí enumeramos algunos síntomas:

  • Cefalea, dolor de cabeza. Es el síntoma más común, pues se presenta en más del 70 % de los casos.
  • Rigidez de la nuca.
  • Fiebre, presente hasta en un 30 % de los casos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Cuando el lóbulo frontal se ve afectado, se produce déficit de atención, letargo, somnolencia y trastornos del habla.
 

Es necesario apuntar que la ruptura del absceso en el área cerebral (recordemos que se trata de una formación purulenta rodeada de una cápsula vascularizada) se asocia a una mortalidad del 85 %. Aún así, de los pacientes que logran reponerse, de un 20 a un 75 % pueden llegar a sufrir secuelas neurológicas.

Migraña

En la rapidez está la clave

Como en cualquier otro proceso infeccioso, detectarlo a tiempo es la clave del éxito. En estos casos, el método diagnóstico se basa en la exploración mediante tomografía computarizada (TAC), seguido de una biopsia (obtención de una muestra) para la identificación exacta del microorganismo que causa la patología.

Según estudios, la mayoría de los pacientes con abscesos cerebrales (un 66 %) tienen que someterse a procedimientos quirúrgicos. Además, estos procedimientos no aseguran un pronóstico positivo, pues casi hasta la mitad de los casos pueden llegar a complicarse tras el tratamiento e incluso causar la muerte del paciente.

Quizás te pueda interesar: ¿Qué es la biopsia líquida?

¿Qué recordar sobre el absceso cerebral?

Como hemos visto, los abscesos cerebrales responden a un proceso infeccioso que por lo general está situado en el oído o los senos paranasales. La infección se complica y causa la formación de una masa purulenta en el cráneo. 

 

Ahora bien, hay que considerar que se puede evitar si se toman en serio los procesos infecciosos. Por ello, ante cualquier manifestación de este tipo de enfermedades es primordial buscar atención médica.

  • Absceso cerebral, Clínica Universidad de Navarra (CUN). Recogido a 7 de agosto en https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/absceso-cerebral
  • Alvis–Miranda, H., Gutiérrez–Paternina, J. J., Alcalá–Cerra, G., Castellar–Leones, S. M., & Moscote–Salazar, L. R. (2013). Absceso cerebral. Revista Cubana de Neurología y Neurocirugía3(2), 162-171.
  • García, L., & Wanani, E. (2019). Absceso cerebral.
  • Paul, S. P., & Jerwood, S. (2012). Group A streptococcal septicemia, meningitis and cerebral abscess: case report and literature review. The Turkish journal of pediatrics54(2), 180.