¿Causas de la tendinopatía del bíceps?

Edith Sánchez · 2 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 7 abril, 2019
La principal causa de la tendinopatía del bíceps es el sobreuso de la porción larga del bíceps. Principalmente, se debe al movimiento, repetitivo y frecuente, de colocar los brazos por encima de los hombros.

La tendinopatía del bíceps es una afección que afecta al tendón de este músculo. Por lo general, no da lugar a consecuencias graves. Lo más habitual es que se detecte cuando una persona experimenta dolor con tan solo mover el brazo.

Hay muchos factores que favorecen la aparición de la tendinopatía del bíceps. Entre ellos están la actividad deportiva, la actividad laboral que implique uso habitual de fuerza en los brazos y la edad. Aunque es poco usual, este problema puede conducir a la rotura del tendón si no se aborda adecuadamente.

Se estima que la tendinopatía del bíceps es una de las principales causas del dolor en el hombro. Comienza con una inflamación que causa dolor, pero con el tiempo puede llevar a un daño crónico, en el que se produce rotura parcial o total del tendón.

El bíceps y sus tendones

Hombre con dolor en el brazo
El bíceps participa en la mayoría de movimientos del brazo y contribuye a estabilizar las articulaciones cercanas.

El bíceps es el músculo que está situado en la parte superior del brazo. El tendón distal une la para inferior del bíceps al codo. Por su parte, los tendones proximales unen ese músculo al hombro.

Los tendones son tejidos conjuntivos, dotados de una gran resistencia. Los tendones proximales son dos: la porción corta y la porción larga. Estos se unen al omoplato en diversos puntos. Ayudan a sostener la zona más alta del brazo en la cavidad del hombro. De igual manera, facilitan el movimiento del mismo.

El bíceps está involucrado en varios movimientos. Participa en la supinación del antebrazo, es decir, en el movimiento a través del cual se giran las palmas hacia arriba. También en la flexión del codo. Así mismo, contribuye a estabilizar la articulación del hombro.

Qué es la tendinopatía del bíceps

La patología del bíceps abarca un amplio conjunto de lesiones, que pueden surgir tanto en el hombro, como en su inserción en el codo. La tendinopatía del bíceps se presenta cuando hay una inflamación en la porción larga de los tendones proximales.

Lo más habitual es que la tendinopatía del bíceps esté asociada a alguna patología del hombro. La más frecuente es la lesión del manguito rotador. Este último corresponde al conjunto de músculos y tendones que recubren la cabeza del húmero. Permite elevar y rotar el brazo, además de darle estabilidad al mismo.

La afección origina un fuerte dolor en la parte anterior del hombro. Generalmente, este aparece cuando se levanta el brazo más arriba del hombro. Sin embargo, esta afección lleva a que sea muy doloroso realizar actividades cotidianas, como meter el brazo en una camisa, lanzar una pelota, dormir sobre la zona afectada, etc.

Lee: 4 mejores ejercicios para que tus músculos se reafirmen rápidamente

Causas de la enfermedad

Mujer musculada con una pesa
La actividad deportiva o laboral que implique un uso habitual de fuerza en los brazos y la edad son factores que afectan a la estructura de los bíceps.

La causa más frecuente de la tendinopatía del bíceps es el sobreuso, bien sea por una actividad laboral o deportiva, o bien porque hay alguna afección concomitante. Las más frecuentes son enfermedades inflamatorias, lesiones del manguito rotador, secuelas de lesiones previas, traumatismos, choque subacromial o síndrome de compromiso.

A veces, la cabeza del húmero está anormalmente levantada y desplazada hacia adelante. Esto le genera un daño secundario a la porción larga del bíceps. Se presenta entonces un conflicto entre la porción larga del bíceps y el acromion. Esto genera un cuadro conocido como pinzamiento o compromiso subacromial, que origina la tendinopatía del bíceps.

Todo lo anterior da origen a inflamación, edema o pequeñas roturas. Si el problema avanza, se produce una degeneración crónica. Esto lleva a que se altere el patrón normal de colágeno en el tendón. Eventualmente, podría conducir a una ruptura parcial o total del mismo.

Quizá te interese: Espondilolistesis: síntomas más comunes

La prevención de la tendinopatía del bíceps

La principal manera de prevenir una tendinopatía del bíceps es evitando todas aquellas actividades que impliquen colocar los brazos por encima de la cabeza con excesiva frecuencia. En actividades deportivas como el béisbol y el tenis, este tipo de movimientos son muy usuales.

Cuando no sea posible abstenerse de realizar esos movimientos, lo adecuado es realizar ejercicios para fortalecer la musculatura del hombro y de la parte superior del brazo. Si los músculos del hombro están bien desarrollados, el brazo no perderá estabilidad y, por lo tanto, será menos propenso a las lesiones.

Otra medida de prevención es la de realizar ese tipo de movimientos con una técnica apropiada. Las posturas extrañas o incómodas someten al hombro a un estrés excesivo, el cual termina desencadenando problemas como la tendinopatía del bíceps. Si aparece el dolor, la actividad debe suspenderse hasta que haya una revisión médica.

Bard, H. (2012). Tendinopatías: etiopatogenia, diagnóstico y tratamiento. EMC-Aparato locomotor, 45(3), 1-20.