Causas y consecuencias del bruxismo

María Enriquez · 23 noviembre, 2019
Si padecemos bruxismo, debemos evitar los factores desencadenantes, como el consumo de consumo de ciertos medicamentos, drogas, alcohol o tabaco.

El bruxismo consiste en apretar los dientes o hacerlos rechinar de manera involuntaria, esta situación puede darse en personas dormidas o también estando despiertas. Aunque no se conoce la causa exacta de este trastorno, el estrés y la ansiedad juegan un papel importante en este problema, pudiendo ser sus principales desencadenantes.

Asimismo, existe cierta posibilidad que el consumo de ciertos medicamentos, drogas, alcohol, tabaco, entre otros, también puedan contribuir a padecer bruxismo.

¿Cuáles son sus consecuencias?

A la larga esta situación de «apretar o rechinar» los dientes puede causar:

  1. Problemas en la articulación temporomandibular
  2. Los músculos de esa zona se inflaman
  3. Desgaste prematuro de los dientes
  4. Fracturas dentales
  5. Dolores de cabeza y oídos
  6. Trastornos del sueño
  7. Pérdida del esmalte dental
  8. Excesiva sensibilidad en los dientes
  9. Hipertrofia de los músculos de la masticación (maseteros).

¿Existen tratamientos? ¿Cuáles son?

Se puede recurrir a la utilización de protectores para la boca (férulas) que protegen los dientes de la presión ejercida al apretarlos o rechinarlos, además de masajes relajantes de los músculos de la cara, especialmente de la zona de la mandíbula, cuello y hombros.

Férula protectora
La férula dental es uno de los mejores «tratamientos» para el bruxismo.

Claro está que, a manera de prevención, debemos evitar los factores desencadenantes, en este caso la ansiedad y el estrés.

Remedios naturales para evitar el bruxismo

Pueden utilizarse ciertas infusiones que nos podrían ayudar, puesto que poseen propiedades relajantes y calmantes, para eliminar la tensión y el nerviosismo (aunque no está demostrado su uso en el bruxismo).

Manzanilla

Consumir infusión de una cucharada de flores secas de manzanilla. Beber una taza antes de ir a dormir. Evitar su uso durante el embarazo.

Valeriana

Infusión de unos 15 gramos de la raíz de la planta, la cual se deja reposar durante la noche. Evitar su consumo en el embarazo, lactancia y niños pequeños.

Melisa

Infusión de un pellizco de hojas secas en un vaso de agua durante un cuarto de hora. Beber tres vasos al día.

Baños relajantes

Baño relajante

Tomillo

Se puede tomar un baño relajante añadiendo en el agua de su bañera una buena porción de infusión de flores de tomillo.

Salvia

Realizar infusión de tres cucharadas de la planta seca por un litro de agua. Añadir al agua de la bañera.
Estos baños relajantes se pueden realizar de 15 a 20 minutos.

Aplicación de calor

Mojar una toalla en agua caliente, asegurarse de que la temperatura sea agradable, quitar el exceso de agua y colocarla sobre ambos lados de la cara. Esto podría ayudar a relajar los músculos tensionados.

Otros consejos

  • Beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.
  • Aprender a tomar las cosas con calma y con una mentalidad positiva.
  • Realizar ejercicios de relajación mediante respiraciones suaves y profundas antes de acostarse y en cualquier situación que le genere estrés o ansiedad.

Finalmente, ten en cuenta que, en caso de despertar con un dolor en la mandíbula sin causa aparente, debes sospechar de estar padeciendo bruxismo. En cualquier caso, te recomendamos que consultes con un especialista y sigas las pautas que pueda proporcionarte como profesional.