Causas y remedios para el dolor de rodilla

Recuerda acudir a un especialista para que te realice las pruebas correspondientes. De no ser una lesión aguda, podemos optar por los vendajes neuromusculares o kine-tape, cuyos resultados son muy satisfactorios.

El dolor de rodilla puede ser agudo, debido a una lesión reciente o crónico, por causa de lesiones mal curadas u otros problemas de salud. Lo cierto es que las rodillas sufren el peso de nuestro cuerpo y pueden verse afectadas por sobrecargas o movimientos bruscos.

A continuación te explicamos cuáles son las posibles causas del dolor de rodilla y compartimos los mejores remedios que podemos preparar en casa para aliviar y tratar el dolor, con plantas medicinales, aceites o incluso hortalizas.

Posibles causas

Repasamos algunas de las causas más habituales del dolor en las rodillas:

  • Artritis: inflamación de la articulación
  • Bursitis: inflamación causada por una sobrecarga o tensión continuada en las rodillas.
  • Tendinitis: inflamación de los tendones que puede causar dolor al correr, saltar o caminar rápido. La tendinitis de la rodilla puede aumentar el riesgo de desgarros importantes del tendón.
  • Lesión o rotura de ligamentos: se suele sentir un crujido o desgarro y un dolor agudo.
  • Lesión de menisco: se suele producir tras un giro brusco de la rodilla y causa un dolor difuso que puede aparecer inmediatamente o hasta dos días después.
  • Distensión muscular o esguince: también en una lesión en los ligamentos pero menor, causada por una torcedura
  • Quiste de Baker: en este caso también hay hinchazón debido a la acumulación de líquido.

deportista ponte1112

Cuando sufrimos dolor de rodilla de manera crónica, sin que podamos identificar una lesión concreta, debemos saber que, según la Medicina Tradicional China, las rodillas están relacionadas con los riñones, por lo que si padecemos algún problema o dolor deberemos tratar también nuestra salud renal. Cuando nuestros riñones funcionen correctamente posiblemente la molestia en las rodillas desaparecerá.

¿Qué debemos hacer?

  • Si hemos tenido una lesión aguda lo primero será no movilizar la zona, aplicar frío y estar en reposo. Acudiremos a un médico de cabecera para que realice las pruebas pertinentes, así como el diagnóstico.
  • Si el problema es antiguo o crónico, o bien aparece sin motivo o lesión aparente, también podemos acudir a un fisioterapeuta u osteópata profesional. Además, recomendamos especialmente poder acudir a un terapeuta que realice la técnica del Kine-Tape, que se basa en el uso de unos esparadrapos elásticos de colores que usan muchos deportistas profesionales con increíbles resultados.

Asimismo, repasamos algunos de los mejores remedios naturales y caseros para aliviar y curar los dolores en las rodillas:

Compresas de col

La col es un excelente alimento antiinflamatorio. Para preparar una compresas de col usaremos col verde. Meteremos las hojas unos instantes en el agua hirviendo. A continuación las chafaremos para que saquen su jugo. Las pondremos directamente sobre la rodilla inflamada, lo taparemos con una tela y encima pondremos papel albal o plastificado. Lo dejaremos 30 minutos o más.

Aceites de masaje

Según la temperatura de la rodilla prepararemos un aceite casero terapéutico u otro que nos podremos aplicar diariamente para dar calor o refrescar la zona:

  • Si hay inflamación, enrojecida, y la piel está caliente: 50 ml de aceite de almendras + 15 gotas de aceite esencial de menta
  • Si hay dolor pero la piel está fría: aceite de sésamo o de oliva + 15 gotas de aceite esencial de jengibre

Aceite de hipérico

Un aceite muy terapéutico que podemos preparar nosotros mismos es el de hipérico, que tiene la propiedad de mejorar la circulación (también es útil para golpes, quemaduras, cicatrices, etc.) y que además también funciona como antidepresivo natural.

Pondremos a macerar flores de hipérico frescas en aceite de oliva durante treinta días al aire libre. El aceite se pondrá de color rojizo. Lo aplicaremos dos o tres veces al día sobre la rodilla, masajeando suavemente.

Tratamiento con árnica

El árnica es posiblemente el remedio más conocido de los deportistas y las personas que sufren problemas inflamatorios debido a su amplio uso en medicina natural y homeopatía por su poder antiinflamatorio. Esta planta la encontraremos en forma de crema o gel en herbolarios y farmacias.

Si decidimos tomar la homeopatía, la cual podemos combinar perfectamente con la aplicación de la crema, el remedio se llama Arnica Montana 9 CH, y tomaremos tres bolitas bajo la lengua tres veces al día, separadas de las comidas, bebidas y sabores fuertes y mentolados (chicle, dentífrico, etc.)

arnica giorgio

Imágenes por cortesía de ponte1112 y giorgio