Causas y remedios para los problemas de la piel

Elena Martínez Blasco · 9 marzo, 2020
Los problemas de la piel pueden deberse a muchos factores como bacterias o desequilibrios hormonales, pero también a una dieta poco equilibrada, a la deshidratación o a una exposición excesiva al sol.

Hay pocas personas que tengan una piel perfecta. Lo más habitual es que unas u otras sufran eczemas, psoriasis, acné, manchas, espinillas, piel delicada, sequedad, etc. Existen muchos tipos de problemas de la piel.

En este artículo te explicamos cuáles son los motivos más habituales que causan los problemas de piel. Además, te mostramos una serie de remedios caseros, sencillos y naturales que pueden ayudarte a aliviarlas de formal natural.

Problemas de la piel: Causas habituales

Problemas de la piel: psoriasis

Como hemos visto existen numerosos problemas de la piel y por lo tanto las causas pueden ser muy diversas. Con todo, en líneas generales, la mayor parte de los problemas de la piel se producen debido a hongos o virus (como el caso de los herpes). También pueden deberse a ciertos desequilibrios hormonales (especialmente en el caso de las mujeres), como es el caso del acné.

Por otro lado, algunas enfermedades de la piel podrían tener cierto componente genético. Este es el caso de la psoriasis, la cual según algunos estudios se produciría por una combinación de factores ambientales y genéticos.

Por último, algunos problemas de piel pueden ser síntomas de una enfermedad o problema más grave, o incluso de una alergia o intolerancia. Aunque en estos casos vendrán acompañados probablemente de otros síntomas. En cualquier caso, conviene estar alerta.

Como has visto, muchos de los problemas de la piel son producidos por enfermedades, por lo que la forma de solucionarlos será recibir tratamiento médico. Ningún remedio natural podrá curarnos en estos casos. Como mucho podrán funcionar de coadyuvantes del tratamiento médico.

Quizás te interese: ¿Cómo afecta el ciclo menstrual a la piel?

¿Qué problemas de la piel se pueden aliviar con remedios naturales?

Existen ciertos hábitos que pueden ser nocivos para nuestra piel. De esta forma, aunque no presentemos ningún problema de salud, puede que nuestra piel se vea seca, sin brillo Esto no es grave para la salud, pero sí puede afectar a nuestra autoestima, además de ser una señal de que algo no estamos haciendo bien.

Este tipo de problemas de la piel pueden aparecer por ejemplo si no seguimos una dieta adecuada: comemos demasiados productos refinados y pocas frutas y verduras. El hecho de no beber lo suficiente también nos afecta a nivel externo. Por otro lado, el vivir en climas cálidos y soleados y no tomar las precauciones necesarias, también puede hacer que nuestra piel se reseque y aparezcan manchas. Además, incluso podría provocar otros problemas, como el cáncer de piel.

Por suerte, para este tipo de problemas de la piel puede que haya ciertos remedios caseros que nos puedan ser de ayuda. No obstante, lo primero que debemos de hacer es acabar con ese hábito que está perjudicando nuestra piel ya sea la dieta o la exposición al sol sin protección. También el tabaco puede afectar a la salud de nuestra piel. De nada sirve echarse cremas si el resto sigue igual.

Además de esto, contamos con algunos ingredientes naturales que nos pueden ayudar a hidratar y limpiar la piel. Así, esta se verá más saludable y luminosa, y nosotros mismos nos sentiremos mejor. ¿Quieres saber cuáles son?

Remedios naturales para aliviar los problemas de la piel

A continuación te presentamos una serie de alimentos que debido a sus componentes pueden ser muy beneficiosos para cuidar de la salud de nuestra piel. Asimismo, te presentamos sencillas recetas que te permitirán incorporarlos fácilmente a tu rutina de belleza.

Avena para pieles delicadas

avena para problemas de la piel

Aquellas personas que tienen pieles delicadas que se enrojecen o se irritan con facilidad deben llevar unos cuidados más estrictos. Para empezar evita productos demasiado fuertes para tu piel y, si vives en climas extremos, usa una protección incluso mayor que una persona normal.

Un buen remedio para cuidar este tipo de pieles consiste en usar la avena, un cereal rico en vitaminas y minerales que aportará suavidad y protección a nuestra piel. Según un estudio publicado en Nutrition Review, esto podría deberse a que tiene propiedades antiinflamatorias y antipicor, por lo que puede ayudar a aliviar la irritación de piel.

El modo de elaboración es muy simple. Primero, herviremos dos cucharadas soperas de copos de avena en un vaso de agua durante 10 minutos. Después, dejaremos reposar y lo batiremos hasta conseguir una crema, la cual aplicaremos en nuestra cara a modo de mascarilla. Por último, dejaremos actuar 15 minutos y nos lavaremos bien la cara.

Agua de mar para los eczemas

Las pieles con eczemas, incluyendo la psoriasis, pueden encontrar una gran mejora en el uso del agua de mar como tónico. Según un estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition beber agua de mar (agua limpia, no de cualquier playa), puede ser beneficioso para reducir los desequilibrios minerales que llevan a la aparición de estas dolencias.

Además, en la cultura popular el agua de mar siempre se ha empleado para desinfectar. Por otro lado, a las personas con enfermedades de la piel, se les han recomendado tradicionalmente los baños en agua de mar debido a su aporte de minerales.

Por eso, su uso tópico puede ser beneficioso para aquellas personas que sufran de eczema. Para ello, mezclaremos una parte de agua de mar con dos de agua natural. Después, introduciremos la mezcla en un envase con spray, el cual pulverizaremos directamente sobre nuestra piel.

Aceites para la sequedad

La sequedad de la piel, tanto del cutis como del cuerpo entero, se puede aliviar mediante los aceites vegetales de primera presión en frío. Para ello, recomendamos su aplicación diaria.

Estos tienen propiedades antioxidantes e hidratantes, por lo que pueden ayudar a cuidar nuestra piel y luchar contra la sequedad. Eso sí, deberíamos ser constantes en su uso y combinarlos con otros buenos hábitos: una buena hidratación y la no sobreexposición al sol.

Recomendamos especialmente el aceite de lino, el aceite de oliva, el aceite de coco, el aceite de rosa mosqueta o el aceite de jojoba. Así, podemos probarlos e irlos combinando, para descubrir cuál es el más adecuado para nuestra piel.

Exfoliaciones contra las impurezas

¿Por qué es importante limpiar tu piel?

Cuando hablamos de impurezas nos referimos por ejemplo al acné, las espinillas, los forúnculos, etc. Como hemos visto, en muchos casos estos pueden deberse a problemas hormonales. Por eso, si tienes acné constantemente y en abundancia, te recomendamos acudir al dermatólogo para que estudie tu caso y te dé el tratamiento más adecuado.

En cambio, si nos encontramos con casos de acné leve, que aparecen de vez en cuando, podemos tratar de aliviarlo nosotros mismos de manera natural. Aunque no está claro por qué se produce exactamente (más allá de los problemas hormonales), se cree que mantener la piel limpia puede ayudar a evitar su aparición en ciertos casos.

Por eso te recomendamos realizar una exfoliación una vez a la semana con ingredientes naturales. También podemos realizar mascarillas de arcilla semanales. En cualquier caso, te recomendamos que no te exfolies con demasiada dureza o frecuencia si tienes la piel sensible, porque podría provocarte irritación.

Lee también: Cómo hacer un peeling de forma natural

Limón y fresa para las manchas

Las manchas de la piel suelen aparecen por desarreglos internos o por un exceso de exposición al sol. En el primer caso, al igual que con el acné, deberemos acudir al dermatólogo. En el segundo, en cambio, podemos tratar de reducirlas con remedios naturales. Eso sí, lo primero que debemos hacer es reducir la exposición al sol, especialmente en las horas centrales del día.

Además, podemos tratar de aliviar naturalmente este problema si nos aplicamos diariamente un poco de limón o bien de fresas frescas machacadas. Esto se debe a su contenido en vitamina C. Este nutriente de acuerdo con diversos estudios participa en la síntesis del colágeno, además de tener efectos fotoprotectores frente al daño de los rayos solares.

Para que sea más práctico podemos mezclar los dos ingredientes y congelarlos en una cubitera, para ir sacándolos a trocitos y usarlos diariamente.

Como has visto los problemas de la piel son muchos, por eso debemos estar atentos y cuidarla. Esperemos que te animes a probar estos remedios naturales que hoy te presentamos. También te alentamos a cambiar tus hábitos y empezar a seguir una dieta equilibrada, a beber la cantidad adecuada de agua y a no exponerte en exceso al sol. Tu piel te lo agradecerá.

En cualquier caso si crees que puedes estar sufriendo un problema más grave o los problemas de la piel vienen acompañados de otros síntomas, no dudes en acudir al médico.