¿Por qué celebrar los pequeños triunfos te ayuda a alcanzar metas más grandes?

Okairy Zuñiga · 28 enero, 2019
Para alcanzar nuestras metas debemos concienciarnos de la importancia de los pequeños logros. Todos esos pocos hacen un mucho, por lo que hay que darles la importancia que se merecen.

Todo el mundo quiere cumplir sus objetivos y tener éxito, y es que esto es lo que da sentido a la vida. Permite que te esfuerces y quieras mejorar constantemente. Sin embargo, hay ocasiones en las que fijas alcanzar unas metas tan altas que resulta una tarea difícil de completar. Al final, terminas preguntándote: ¿Escogí una meta demasiado grande para mis capacidades? ¿Seré capaz de lograr lo que me propuse?

A veces experimentas la sensación de haber pasado demasiado tiempo tratando de alcanzar metas que quizás no puedas lograr. Si este es tu caso, no estás solo. Los seres humanos estamos hechos para ver de forma natural los problemas y castigarnos por el mal comportamiento. Por ejemplo, cuando logras cosas que juzgas como pequeñas, tu mente no las valora, pues sabe que eres capaz de mucho más.

Tu forma de pensar puede hundirte, especialmente cuando fallas, y hacerte renunciar a tus grandes sueños.
Pero… ¿Cuál es el secreto para alcanzar grandes metas Las personas exitosas consiguen logros importantes todo el tiempo. ¿Cómo lo hacen?

Perspectiva y mentalidad

Mujer-feliz-por-alcanzar-metas

Puede que muchos perciban el éxito de los demás como cuestión de suerte o talento natural que les permite sobresalir en lo que quieren lograr.

Existen algunos casos en los que puede ser así, pero sobre todo se trata de cómo piensas particularmente y la forma en la que miras tus metas en conjunto.

Mira el ejemplo de Thomas Edison: Le costó más de 10 000 intentos poder crear la bombilla. Es una abrumadora cantidad de fracasos antes de tener éxito. Sin embargo, su respuesta al fracaso fue positiva y continuó intentando hasta hacerlo funcionar.

Dejarse vencer por los pequeños fracasos puede ser fácil, pero ¿qué hay de nuestros pequeños éxitos? Es irónico, pero puede que nunca celebres cuando logras alcanzar metas pequeñas.

Es aquí donde radica la magia de los exitosos.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 hábitos de las personas con éxito para antes de acostarnos

Celebra tus pequeñas ganancias

La clave del éxito depende de si te das cuenta o no de que alcanzar metas grandes no va a sucederte de la noche a la mañana. Esto es, ni en una semana, ni un mes e incluso ni durante el próximo año.

Sin embargo, tenemos la tendencia de centrarnos en los objetivos finales y no en las pequeñas cosas que son significativas para poder llegar al final del camino.

Por esta razón, es importante que reconozcas y celebres tus pequeñas victorias. El problema cuando no haces esto es que terminas disminuyendo tu propia motivación.

Tu motivación es la que te mantiene en el camino correcto y te da la fuerza para alcanzar metas grandes. Si te desmotivas, puedes creer que estás más lejos de lograr tus objetivos cuando, en realidad, podrías tenerlos a la vuelta de la esquina.

Celebra tus logros pequeños en el camino hacia tu gran meta. Siéntete orgulloso de cada avance que logras y conseguirás una sensación de bienestar y felicidad que te impulsará con más fuerza hacia tus objetivos.

La apreciación es clave

Ser agradecido contigo mismo puede ser muy importante para apreciar lo que tienes. Alcanzar metas pequeñas es dar pequeños pasos que marcan la diferencia entre un gran fracaso o un gran éxito.

Por otra parte, La falta de agradecimiento o reconocimiento propio puede llevarte por una pendiente resbaladiza. No dejes de darle suficiente importancia a tus pequeños logros. Así, son muchas las personas que logran grandes cosas y que suelen mirar hacia atrás y darse cuenta de que sus grandes éxitos no son más que un conjunto de muchos pequeños logros.

Crea hábitos de éxito para alcanzar metas

visualizar-cada-dia-los-objetivos-completos-ayuda-a-materializarlos

Los hábitos de éxito son la clave para alcanzar la perfección. Seguramente ya sabrás que la creación y el cambio de hábitos puede ser difícil, sobre todo porque la mente tiene dificultades para adaptarse a nuevas rutinas.
Si reconoces y celebras tus pequeños triunfos te estarás ayudando a ti mismo a establecer un hábito de éxito, necesario para seguir en el juego.

Nuestros cerebros necesitan refuerzos positivos para desarrollar una “adicción al progreso” que haga que quiera dar más pasos.

Reconoce la importancia del presente

Muchas personas tienen la tendencia de dar el presente por sentado. Estarás en el camino correcto hacia tu meta solamente cuando logres entender que hoy es importante. Esto es, que cada pequeño paso es significativo en tu avance hacia los grandes logros.

Invierte tu esfuerzo en las cosas pequeñas durante largos períodos de tiempo. De este modo podrás entender que el momento presente es suficiente para, poco a poco, dar pasos grandes.

No olvides leer: 5 formas de descubrir qué quieres en la vida

Lograr el éxito

las-mujeres-que-tienen-exito-trabajan-para-conseguirlo-a-diario

Con todo esto en mente, ya tendrás claro que dar pequeños pasos es necesario para andar un gran recorrido. Además, la motivación juega un papel importante en si tendrás éxito o no.
Si eres capaz de recompensarte a ti mismo y celebrar las pequeñas victorias, tendrás una de las claves que necesitas para alcanzar metas.

Recuerda dividir las metas grandes en partes o tareas más pequeñas.
Reconoce tus logros, no pongas presión sobre ti mismo, echa la vista atrás y observa tu progreso. Además, s
obre todo, cambia tu perspectiva a la hora de ver las cosas para conseguir lo que te propongas.

Así, todo sucederá poco a poco y a su tiempo debido.