5 centros de mesa que puedes hacer con materiales reciclados

Fernando Clementin · 13 mayo, 2018
¿Sabías que podías hacer tantas cosas con botellas y cartón? A continuación, te contamos cinco maneras de crear centros de mesa reciclando materiales que ya no uses.

El uso de materiales reciclados cada vez está más presente en la decoración actual. Podemos reutilizar plástico, vidrio, madera o papel, entre otros materiales, para decorar cada espacio de la casa y el jardín. Hoy nos ocuparemos de los centros de mesa: ¿qué variables tenemos para experimentar con material de reciclaje?

Ya sea para eventos especiales como cumpleaños, bodas o comidas familiares o solo para lucirlos en tu casa todos los días, los centros de mesa quedan verdaderamente bonitos. Además, ofrecen la posibilidad de utilizar muchos colores, diseños y materiales para confeccionarlos.

Para seguir con la tendencia de crear a partir de objetos reciclados como botellas, lamparillas y hasta neumáticos, te contamos cómo puedes reutilizar cosas de desecho para la decoración. Toma nota y escoge la alternativa que más te agrade.

5 centros de mesa con materiales reciclados

1.- Frascos de vidrio

Lo bueno de los frascos de las mermeladas es que puedes darles mil usos diferentes en lugar de tirarlos a la basura. Uno de ellos, por supuesto, es usarlos como centros de mesa.

Una opción muy valorada es la de pintarlos y escribirles leyendas que correspondan para la ocasión y los agasajados. También puede ser solamente una frase que te identifique.

Es muy sencillo: en ambos casos deberás contar con pintura acrílica y pinceles. Para darles un toque final, puedes añadir hilos sisal atados al cuello o pegados en el cuerpo del frasco.

Por otro lado, también puedes rellenarlos con agua y colocar piedras de mar en el fondo; con algunas flores, combinarán excelente. 

Por último, puedes usarlos como floreros con motivos pintados a mano o también colocar dentro una vela. Esta idea es combinable con el uso del hilo sisal en el exterior; luego, agrega un moño para el detalle final, ¡y listo!

2.- Reciclar latas para crear centros de mesa

Las latas de conserva también pueden ser usadas para embellecer un espacio. De hecho, por su forma cilíndrica y su tamaño compacto, sumados a su estructura sólida, pueden convertirse en muy buenos adornos. 

A continuación te detallamos una idea súper sencilla: en primer lugar, limpia la lata y píntala del color que prefieras; es mejor si le das dos capas.

Se pueden hacer centros de mesa con latas.

Mientras se seca, prepara unas borlas de hilo, preferiblemente de diferentes colores, para atar en el cuerpo de la lata. Si no sabes cómo lograrlo, puedes encontrar vídeos de pocos minutos que te guiarán en la web.

Finalmente, agrega flores artificiales o naturales en su interior y ya está, habrás logrado un centro de mesa totalmente reciclado y económico.

3.- Centros de mesa con madera

Puedes hacer muy bellos centros de mesa con apenas una rodaja de madera. ¿No sabes cómo? Primero, debes contar con una rodaja de madera prolija y limpia. Por supuesto, es probable que tengas que ocuparte de esto antes de hacer lo siguiente.

Una vez que lo tengas, puedes combinarla con diferentes objetos de acuerdo al resto de la decoración. Por ejemplo, en una mesa con mantel blanco, usa velas de ese color o un frasco como los que comentamos antes con flores adentro.

Otra alternativa es agregar una rodaja más pequeña con un mensaje grabado. Para las bodas, es un detalle precioso colocar las iniciales de los novios en ellos.

Lee también: Las velas: significado y usos para tu hogar.

4.- Botellas de plástico

Es casi el elemento reciclable por excelencia. Para hacer un centro de mesa con una botella de plástico, debemos seguir estos pasos:

  • Corta la botella por la mitad. Luego, corta tiras finas en la boca inferior de la mitad del pico; deben llegar hasta donde puedas cortar.
  • Después, abre las tiras hacia afuera. Debe quedarte algo parecido a un sombrero chino.
  • Corta un fragmento del tubo del rollo de papel higiénico y fórralo con papel o goma brillante.
  • Coge una botella chica de vidrio y, con pegamento en su cuello, introdúcela por el pico de la de plástico.
  • Pega el cilindro de cartón para cubrir los dos picos. Puedes añadirle un detalle de papel o atarle un hilo sisal para cubrir el borde.
  • Pega bolitas de tergopol de distintos colores en los extremos de las tiras de plástico.
  • Finalmente, coloca flores naturales o de cualquier material y listo, centro de mesa terminado. Si usas flores de verdad, recuerda añadir agua a la botella de vidrio.

5.- Cartón

Es posible hacer centros de flores con materiales reciclados.

Si tienes una cajita de cartón que no uses, no la deseches. Puedes pintarla y decorarla para hacer hermosos centros de mesa que vendrán muy bien para cualquier cumpleaños.

Para una fiesta infantil, por ejemplo, puedes pintar la caja de amarillo u otro color llamativo y dibujarle tiras rojas a los costados. Por supuesto, no llevará tapa: en su interior puedes colocar chucherías o globos.

Si se trata de una fiesta de adultos, pinta mensajes personalizados en cada una y añade flores dentro. Como ves, es una opción sumamente económica, sencilla y fácil de realizar.

Las opciones son muchas y todas muy sencillas. Además, tienen la ventaja de ser totalmente personalizables de acuerdo a la ocasión y el estilo que les quieras dar. ¡Inténtalo!