Cepillar la piel en seco para reducir la celulitis, mejorar la circulación

Daniela Echeverri Castro · 31 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 18 diciembre, 2018
Para realizar un buen cepillado, debemos elegir un cepillo de cerdas suaves y, preferiblemente, orgánicas.

Actualmente, está muy de moda cepillar la piel en seco, ya que se cree que es un tratamiento muy valioso que, además de favorecer la eliminación de células muertas de la piel, activa la circulación para así evitar problemas como la piel de naranja, la pesadez, entre otros.

En este artículo desmontaremos algunos de los mitos que rodean está práctica y hablaremos de sus verdaderos beneficios. De esta forma, si finalmente decides incorporar el cepillado en seco a tu rutina diaria, podrás hacerlo de forma consciente y sabiendo qué esperar. ¡Toma nota!

Cuida tu piel para disfrutar de una buena salud

Pareciese que la mayoría de cuidados estéticos están diseñados para hidratar, proteger y exfoliar la piel del rostro, que es una de las áreas más afectadas por los factores del ambiente. Debido a esto, muchas personas olvidan que el resto de la piel requiere atención.

La piel necesita ser cuidada, dado que es el órgano más extenso del cuerpo y porque no es un sistema aislado. Está conectada con los demás sistemas del cuerpo y, de descuidarse su salud, podría afectar al funcionamiento de otras partes del cuerpo.

Se puede decir que la piel es un órgano complejo, conformado por nervios, glándulas y capas de células, cuyas principales funciones son las de proteger los órganos internos y regular la temperatura.

Por si fuera poco, la piel contiene células nerviosas que se conectan de forma directa con el cerebro, lo que permite la percepción e interacción con el entorno externo.

Todo esto hace que la piel desempeñe papeles relevantes más allá de lo estético, siendo un canal para mantener la salud y estimular varias funciones de otras partes del cuerpo.

Hoy hablaremos de una rutina que puede ayudarnos a cuidar de nuestra piel si se hace de manera correcta: el cepillado en seco. También desmontaremos algunos mitos acerca de esta práctica. ¡Empezamos!

Cepillar en seco estimula el sistema linfático

Estimula el sistema linfático

El sistema linfático es el responsable de eliminar los desechos celulares que se acumulan, día a día, por el trabajo de cada célula del cuerpo.

En dicho sistema, existen unos túbulos linfáticos que son los que filtran los residuos de los tejidos y los llevan hasta el torrente sanguíneo para eliminarlos, este es el proceso que se conoce como ‘Drenaje linfático‘.

El mal funcionamiento de este sistema genera una peligrosa congestión que puede originar una inflamación irregular así como diversas enfermedades.

En este sentido, se cree que el cepillado en seco puede ser útil para «desintoxicar» el sistema linfático, ya que nos ayuda a eliminar toxinas de nuestra piel, lo que al final acabaría repercutiendo en nuestro sistema linfático. Sin embargo, no hay estudios que demuestren que el hecho de eliminar toxinas en nuestra piel, vaya a mejorar nuestra función linfática.

Si quieres cuidar de tu sistema linfático, debes seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio con regularidad, así como seguir el consejo de tu médico.

 Descubre:  5 hábitos desintoxicantes que deberías incorporar en tu rutina diaria

Actúa como exfoliante

Este mito sí es cierto. Aunque, por lo general, a la hora de eliminar residuos y devolverle la belleza a la piel se aconseja el uso de ingredientes exfoliantes que permitan disminuir la acumulación de células muertas, también puede ser útil recurrir al cepillado en seco para darle vida a la misma.

Además, se cree que la exfoliación ayuda a limpiar en profundidad los poros obstruidos y dejar que la piel se oxigene para facilitar su renovación. Una piel limpia favorece la actuación de las cremas y productos cutáneos que empleamos, ya que sus componentes pueden entrar a través de los poros con más facilidad.

Con todo, es importante no abusar de esta práctica y exfoliarnos con cuidado para no dañar o irritar la piel.

Combate la celulitis

Combate la celulitis

Existe el mito de que cepillar en seco la piel puede ser una buena forma de combatir, o bien prevenir, la celulitis en varias áreas del cuerpo, ya que podría ablandar los depósitos de grasa dura que están debajo de la piel formando esos molestos hoyuelos conocidos como “Piel de naranja”.

Sin embargo, no hay ningún estudio que respalde esta afirmación y, es más, de padecer celulitis, cepillar en seco podría ser hasta contraproducente. Y es que en algunos casos esta se puede manifestar por ampollas y sensibilidad en la piel, por lo que emplear un cepillo en seco podría irritar todavía más la piel.

Por lo tanto, cepillarte en seco no te va a ayudar a acabar con la celulitis, lo que sí puede hacer es ayudarnos parcialmente en su prevención. ¿Cómo? Como hemos visto antes, al exfoliar la piel (siempre con cuidado) abrimos los poros, lo que favorece la absorción de cremas, por lo que si empleamos una crema o un tratamiento tópico anticelulitis esté podría ser más efectivo. Pero en ningún caso vamos a prevenir este problema simplemente con un cepillo en seco.

Disminuye la tensión y el estrés

Aunque no hay por el momento estudios que respalden esta afirmación, se cree que cepillar en seco la piel invitaría a la relajación y la liberación de tensiones emocionales. Un poco como la sensación de bienestar que nos podría producir un buen masaje.

Ayuda a mejorar la digestión y la función renal

Este creencia está relacionada con el primero de los mitos de los que hemos hablado. Se cree que cepillar en seco viene a ser una forma de masaje para los ganglios linfáticos, que ayudan al cuerpo a deshacerse del exceso de agua y las toxinas. Por ende, mantener el hábito del cepillado resultaría en una piel más suave, pero también en la realización de una mejor digestión y función renal.

No obstante, como hemos visto, no hay ninguna evidencia científica que sustente dicha afirmación. Y, aunque la piel esté relacionada con varios órganos internos, parece improbable que el hecho de cepillarla y mantenerla limpia, nos vaya a ayudar a digerir mejor, ya que dicha función se realiza en el estómago.

Te interesa conocer: 6 maneras naturales de prevenir enfermedades renales

Pasos para cepillar la piel adecuadamente

Aunque, como hemos visto, no todos los beneficios que circulan en la red acerca del cepillado en seco sean ciertos y no sea una técnica tan milagrosa como pensábamos, esto no quiere decir que no pueda tener ciertos beneficios, como hemos visto.

En cualquier caso, realizada de manera correcta, no nos hará daño y puede ayudarnos a mantener nuestra piel limpia. Por eso, para terminar te ofrecemos algunos consejos para su buen uso.

Ante todo, es necesario buscar un cepillo de buena calidad. Preferiblemente de cerdas fabricadas con materiales orgánicos y un mango que faciliten el masaje en la espalda y otras partes difíciles de alcanzar.

Para mejores resultados, el cepillado se puede llevar a cabo todos los días, a excepción de quienes tienen una piel con tendencia seca, que lo pueden hacer solo entre dos y tres veces por semana.

Empieza por las plantas de los pies y continúa por de las piernas, siempre haciendo movimientos circulares en dirección del corazón. Al llegar al abdomen, realiza movimientos circulares en el sentido contrario a las manecillas del reloj y continúa. Al llegar al pecho, es esencial tener en cuenta que no se deben cepillar los pezones, porque podría resultar demasiado agresivo para esta parte del cuerpo.

En lo que respecta a la presión o fuerza ejercida durante el tratamiento, es necesario recordar que el cepillado en seco no debe ser vigoroso y tampoco de larga duración. En este sentido, no frotes demasiado fuerte, la idea es masajear suavemente la piel, no arañarla.

Esta sencilla técnica para la piel es sumamente sencilla, asequible y además, no requiere de largos minutos en su realización diaria. En total, debe tomar entre dos y diez minutos. ¡Prueba a incorporarla en tu rutina!

  • Bouwstra, J. A. (1997). The skin barrier, a well-organized membrane. Colloids and Surfaces A: Physicochemical and Engineering Aspects. https://doi.org/10.20964/2018.01.8
  • Yousef, H., & Sharma, S. (2018). Anatomy, Skin (Integument), Epidermis. StatPearls. https://doi.org/10.1016/j.fsc.2017.03.001
  • Ellis Simonsen, S. M., Van Orman, E. R., Hatch, B. E., Jones, S. S., Gren, L. H., Hegmann, K. T., & Lyon, J. L. (2006). Cellulitis incidence in a defined population. Epidemiology and Infection. https://doi.org/10.1017/S095026880500484X