Cepillar la piel en seco para reducir la celulitis, mejorar la circulación y la salud

Daniela Castro 22 noviembre, 2015
Debemos adquirir un cepillo adecuado y de materiales naturales y adaptar la fricción a la sensibilidad de cada piel, para lo cual deberemos ir probando diferentes intensidades

La mayoría de cuidados estéticos están diseñados para hidratar, proteger y exfoliar la piel del rostro, que es una de las áreas más afectadas por los factores del ambiente.

Debido a esto, muchas personas olvidan que el resto de las partes del cuerpo también requieren atención, no solo porque su piel necesita nutrientes, sino porque esta suele estar conectada con otros sistemas del cuerpo que mantienen la salud.

Este complejo que cubre la parte interna del organismo está formado por nervios, glándulas y capas de células cuyas funciones son las de proteger y regular la temperatura.

Por si fuera poco, contiene células nerviosas que se conectan de forma directa con el cerebro, lo que permite la percepción e interacción con el entorno externo.

Todo esto hace que la piel desempeñe papeles relevantes más allá de lo estético, siendo un canal para mantener la salud y estimular varias funciones de otras partes del cuerpo.

En este sentido, existe un hábito muy beneficioso que se puede incorporar en la rutina regular para mejorar la salud: el cepillado en seco.

Se trata de un tratamiento muy valioso que, además de favorecer la eliminación de células muertas de la piel, también puede activar la circulación para facilitar la depuración de desechos.

A continuación vamos a compartir todos los beneficios que puede aportar y la forma correcta de realizarlo para que empieces a ponerlo en práctica.

Estimula el sistema linfático

Estimula el sistema linfático

El sistema linfático es el responsable de eliminar los desechos celulares que se acumulan día a día por el trabajo de cada célula del cuerpo.

En este existen unos túbulos linfáticos que son los que filtran los residuos de los tejidos y los llevan hasta el torrente sanguíneo para eliminarlos, proceso que se conoce como drenaje linfático.

El mal funcionamiento de este sistema genera una peligrosa congestión que puede originar una inflamación irregular y diversas enfermedades.

En este sentido, el cepillado en seco es una gran herramienta para estimular la desintoxicación, ya que está comprobado que puede apoyar la función linfática.

 Lee también:  5 hábitos desintoxicantes que deberías incorporar en tu rutina diaria

Actúa como exfoliante

Aunque a nivel general se aconseja el uso de ingredientes exfoliantes que nutran la piel, este tratamiento puede ser muy útil porque disminuye la acumulación de células muertas que van afectando la belleza.

Su realización regular mejora la apariencia, limpia en profundidad los poros obstruidos y deja que la piel se oxigene para que se dé su renovación.

Combate la celulitis

Combate la celulitis

Cepillar en seco sería efectivo para reducir la celulitis en varias áreas del cuerpo, ya que podría ablandar los depósitos de grasa dura que están debajo de la piel formando esos molestos hoyuelos o también conocidos como “piel de naranja”.

Además, mejora la circulación de la sangre e impulsa la eliminación de desechos metabólicos, que son una de las causas de inflamación cutánea y retención de líquidos.

Disminuye la tensión y el estrés

La práctica de este masaje en un lugar tranquilo puede promover la segregación de sustancias que reducen los niveles de estrés.

Esto incluye un alivio de la tensión muscular y aquellos síntomas emocionales que acompañan este tipo de episodios.

Mejora la digestión y la función renal

El masaje sobre los ganglios linfáticos ayuda al cuerpo a deshacerse del exceso de agua y las toxinas, lo que resulta en una piel más suave, pero también una mejor digestión y función renal.

Visita este artículo: 6 maneras naturales de prevenir enfermedades renales

¿Cómo cepillar la piel en seco de forma adecuada?

Cómo cepillar la piel en seco de forma adecuada

Antes que nada, es primordial conseguir un cepillo seco de alta calidad, preferiblemente de cerdas fabricadas con materiales naturales y un mango que facilite el masaje en la espalda y otras partes difíciles de alcanzar.

Para óptimos resultados, el cepillado se debe llevar a cabo todos los días, a excepción de quienes padecen de sequedad, que lo pueden hacer solo entre dos y tres veces por semana.

Empieza por las plantas de los pies y continúa por de las piernas, siempre haciendo movimientos circulares en dirección del corazón.

Al llegar al abdomen realiza movimientos circulares en el sentido contrario a las manecillas del reloj y continúa. Al llegar a los senos es esencial tener en cuenta que no se deben cepillar los pezones porque podría resultar agresivo.

El cepillado no debe ser fuerte y tampoco de larga duración. En total debe tardar entre dos y diez minutos.

Esta sencilla técnica para la piel y la salud es bastante económica y no requiere de largos minutos en su realización diaria.

Empieza a incorporarla en tu rutina y podrás notar en poco tiempo todos los beneficios en tu cuerpo.

 

 

Te puede gustar