Nuestro cerebro diferencia lo importante de lo banal. ¿Cómo lo hace?

A la hora de proporcionar importancia a unas u otras tareas nuestro cerebro se basará, de manera subjetiva, en las posibles consecuencias que puede tener el no completar dicha labor

Un estudio reciente llevado a cavo por científicos de la Universidad de Basilea, en Suiza, ha concluido que nuestro cerebro va constituyendo un aprendizaje de la relevancia de imágenes que visualizamos cada día.

De esa forma se modifican nuestras redes neuronales, y conseguimos distinguir lo importante de lo que no lo es.

La percepción del entorno

Cerebro

¿Cómo percibe nuestro cerebro el entorno que nos rodea? Los estímulos que recibimos van generando filtros que diferencian lo que es relevante de lo que no lo es para futuras experiencias.

De esta forma, lo que vemos  y aprendemos se va “almacenando” en nuestro cerebro y nos permitirá actuar, ante situaciones parecidas, más rápidamente.

Un ejemplo de esto lo tenemos en la conducción de vehículos. Los conductores más veteranos tienen experiencia en evaluar, incluso en décimas de segundo, la importancia de las situaciones de tráfico.

No es que sean más ágiles mentalmente que los conductores principiantes, sino que estos últimos aún no han asimilado la información.

Nuestro cerebro se va a encargar de procesar y clasificar estos datos que constituyen las experiencias que vamos teniendo.

Ver también: Descubre cómo se fabrican los sueños en nuestro cerebro

Investigaciones previas

Los científicos experimentaron evaluando la corteza visual de los ratones, a la vez que los roedores se movían en una zona de realidad virtual. En ese entorno había diferentes imágenes, una de ellas de una recompensa.

Pasada una semana, los ratones fueron aprendiendo a filtrar las imágenes y sus neuronas fueron reaccionando ante los estímulos realmente importantes, que procedían de la recompensa.

Conclusiones del estudio

Lo que queda demostrado es que, ante la expectativa de recibir estímulos, antes incluso de que estos aparezcan, la respuesta de las neuronas se produce de forma automática.

También ha quedado claro que no es únicamente la corteza visual la que procesa las diferentes imágenes. Hay otras regiones del cerebro se activan y son importantes a la hora de clasificar la información visual.

Tareas más urgentes

  • Lo urgente lo asociamos al tiempo. La urgencia es mayor a medida que queda menos tiempo para la fecha límite, y también en función del volumen de la tarea.
  • Como sabemos, entre dos tareas que precisen el mismo tiempo de realización, la más urgente es la que tenga la fecha límite antes.
  • Y entre dos tareas que tengan la misma fecha límite, la más urgente es la que necesite más tiempo para llevarse a cabo.
  • Cuando se aplaza la fecha límite de una tarea se vuelve menos urgente.
  • A su vez, si descubrimos que una tarea será más larga de lo que pensábamos, se volverá más urgente.
  • Otro apunte importante es que una tarea que no tiene fecha límite no será nunca urgente.

Tareas importantes

Tareas importantes

Las tareas aumentan su importancia si las consecuencias de fracasar en ellas también aumentan.

O, dicho de otra forma, una tarea es importante solo si las consecuencias que sufriremos al no hacerla son graves.

Dos tareas que tengan consecuencias muy parecidas, sea cual sea la carga de trabajo que conlleven o la dificultad, son igual de importantes.

Entre dos tareas, aunque no se parezcan en apariencia, la más importante será la que tenga efectos más graves si no se completa.

Diferenciar las tareas urgentes de las importantes

Hay muchos niveles intermedios entre una tarea urgente y una importante. No todo es blanco o negro, hay muchos grados intermedios de escala.

En ambos casos, es determinante la medición de la urgencia y de la importancia.

La medición de la urgencia

cerebro sano

Hay una fórmula que podemos utilizar para medir la urgencia de una tarea.

  • El resultado de la urgencia será la división entre el tiempo que se tarda en realizarla y el tiempo que queda hasta el límite previsto.
  • Analizando el resultado de esta división, si está cerca del cero, la tarea no es urgente.
  • Por el contrario, cuanto más cerca esté del 1, más tiempo hay que dedicar a la tarea, o corremos el tiempo de no acabarla antes de la fecha límite.

¿Qué ocurre si el resultado de la fórmula es mayor que 1? En ese caso, el tiempo que tardaríamos en realizar la tarea es superior al que disponemos. Es decir, se trata de una tarea imposible.

La importancia, su medición

La importancia es una cuestión subjetiva, de nuestro cerebro. No hay parámetros de medición.

El control de lo que es importante para nosotros tenemos que gestionarlo en nuestro interior, sin dejar que sea otra persona quien nos lo mida.

Debemos ejercitar nuestro cerebro para ello.

Te recomendamos leer: Las mejores hierbas y especias para tu cerebro

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar