¿Qué es la cetoacidosis diabética?¿Cómo se previene?

La diabetes puede conllevar ciertas complicaciones. Una de las más serias es la cetoacidosis diabética (CAD). Esta afección ocurre cuando el nivel de azúcar en sangre es alto, mientras que el de insulina es bajo. Por eso, se metabolizan grasas, que produce que se acumulen cetonas.

La cetoacidosis diabética (CAD) es una complicación de la diabetes mellitus. Ocurre cuando el nivel de azúcar en sangre es alto, mientras que el de insulina es bajo. Este déficit de insulina provoca una acumulación de cetonas, el subproducto del metabolismo de las grasas, que son tóxicas.

Principalmente, la cetoacidosis diabética (CAD) afecta a personas que sufren diabetes tipo I, sin embargo, también puede afectar a personas con otros tipos de diabetes, como la diabetes tipo II o la diabetes gestacional.

Causas

La causa principal de la cetoacidosis diabética es la insuficiencia de insulina, lo que dificulta el acceso al azúcar por parte de las células, siendo esta su fuente principal de energía. Como consecuencia, los niveles de azúcar en sangre aumentan.

Para obtener energía, el cuerpo empieza a metabolizar grasa. A medida que las grasas se descomponen, los ácidos conocidos como cetonas se empiezan a acumular en la sangre y la orina. Cuando alcanzan niveles altos, las cetonas son tóxicas.

Como consecuencia de esto, los niveles de glucemia en sangre aumentan debido a que el hígado produce glucosa para tratar de combatir el problema. Sin embargo, debido al déficit de insulina, las células no pueden absorberla.

Por otro lado, los niveles altos de glucosa en la sangre pueden provocar que la persona orine con más frecuencia. Esto provocaría que la persona perdiera líquidos, es decir, que se deshidratase. Las causas que pueden provocar el déficit de insulina pueden ser:

  • Una mala alimentación.
  • Sentirse estresado.
  • Una infección u otra enfermedad, como por ejemplo, la neumonía o una infección del tracto urinario.

Si usted presenta síntomas de infección como fiebre o tos, póngase en contacto con su médico. Esto se debe a que la CAD puede ser el primer síntoma de la diabetes.

Ver también: Últimas investigaciones para el tratamiento de la diabetes

Síntomas

La cetoacidosis diabética es una afección seria, por lo que si se tiene diabetes y cree que la padece, debe ponerse en contacto con su médico y acudir a urgencias de inmediato. Algunos de los primeros síntomas que señalan la aparición del CAD son:

  • Micción frecuente (orinar frecuentemente)
  • Sed excesiva, acompañada de una constante sensación de sequedad en la boca.

Posteriormente, la persona suele presentar los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos
  • Enrojecimiento de la piel
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de apetito
  • Mal aliento
  • Dificultad para concentrarse y confusión

Diagnóstico

Hay distintas pruebas por las que se puede diagnosticar la cetoacidosis diabética; se puede realizar un examen de cetonas en la diabetes tipo I para detectar la CAD. El examen de cetonas se puede hacer utilizando una muestra de orina en los siguientes momentos:

  • Cuando el azúcar en la sangre es superior a 240 mg/L.
  • Durante el embarazo.
  • Cuando se tienen náuseas o vómitos.
  • Cuando se padece una enfermedad como la neumonía, un ataque cardiovascular o un ataque cardíaco.

Hay otros exámenes que se pueden realizar para diagnosticar esta enfermedad:

  • Gasometría arterial.
  • Examen de glucemia.
  • Examen de amilasa en sangre.
  • Medición de la presión arterial.
  • Examen de potasio en sangre.

Tratamiento

Como ha hemos mencionado, la CAD provoca una micción excesiva. Como resultado, la persona puede deshidratarse y en consecuencia perder electrolitos. Los electrolitos son minerales en la sangre que ayudan al cuerpo a funcionar.

Debido a esto, una vez diagnosticado con CAD, es probable que el tratamiento consista en líquidos. Estos líquidos contienen electrolitos e insulina, que pueden ayudar a la persona a rehidratarse y diluir a su vez el azúcar en sangre.

Lee también: Remedios naturales más efectivos para la diabetes

¿Se puede prevenir la cetoacidosis diabética?

Las personas que padezcan diabetes deberán aprender a reconocer los síntomas que advierten la CAD. Además, necesitan controlar de cerca sus niveles de azúcar para asegurarse de que no son demasiado altos o bajos.

Para ello, debe preguntarle a su médico cuál es su nivel crítico de azúcar en sangre. En general, la mayoría de los pacientes deben vigilar de cerca sus niveles de glucosa en sangre cuando éstos alcanzan niveles de azúcar superiores a 250 mg/dl. Así, cuando se está estresado o enfermo convendría comprobar los niveles de sangre más a menudo, a veces incluso cada 3 o 4 horas.

Por otro lado, la medición de cetonas en la orina es útil cuando se tienen infecciones o se trata de pacientes con terapia de bomba de insulina, ya que pueden proporcionar más información que solo las mediciones de glucosa.

Asimismo, los ya mencionados pacientes con bombas de insulina deberían revisarla con frecuencia para comprobar que la insulina continúe fluyendo a través del tubo. De esta manera, se aseguran de que no haya obstrucciones, desconexiones o fallas.

  • Hofheinz, S. B., Villar Guerra, P. Del, & Cuesta, A. P. (2014). Cetoacidosis diabética. Anales de Pediatria Continuada. https://doi.org/10.1016/S1696-2818(14)70169-6
  • Bracho, F. (2005). Cetoacidosis Diabética. MEDICRIT: Revista de Medicina Interna y Critica. https://doi.org/10.5413/mrmc.2005.21.29
  • Gómez, A. L., Gonzalez, I., Barrio, R., Garcia, B., Hermoso, F., Lopez, M. J., … Rodríguez, M. (2007). Tratamiento de la cetoacidosis diabética. Sociedad Española de Endocrinologia Pediatrica.
  • Hayes Dorado, J. P. (2015). Cetoacidosis diabética: evaluación y tratamiento. Scielo.