Champiñones rellenos de bacon y queso

Para no desperdiciar los tallos de los champiñones podemos añadirlos a la mezcla que vamos a incluir de relleno junto con el bacon y el queso

Los champiñones permiten muchas variantes, todas deliciosas. Una de estas variantes es la que viene rellena de bacon y queso.

En general, las recetas de champiñones rellenos son muy fáciles de hacer, pues la idea es que puedas realizar deliciosos aperitivos en pocos pasos, así que serán la elección perfecta en caso de que estés corto de tiempo y necesites algo con que deleitar a tus invitados.

Ingredientes para los champiñones rellenos

champignon

Preparación

Esta preparación es rápida, así que lo mejor es iniciar precalentando el horno a 180 grados centígrados. Una vez hayas encendido el horno, procede a preparar tus champiñones para ser rellenados. Esto se logra limpiándolos bien y retirándoles el tallo, guardando solamente los sombreros, que es lo que usarás como base. Puedes salpimentar el sombrero a tu gusto, tanto por dentro como por fuera.

Para preparar el relleno pica finamente le perejil y los dientes de ajo y llévalos a la licuadora durante unos segundos, hasta que todo quede muy bien triturado. Para facilitar el proceso agrega un chorro de aceite de oliva.

Aparte, corta el bacon en cuadrados pequeños y después puedes mezclarlos con la salsa de perejil que acabas de preparar, incorpora todo muy bien.

Procede a adicionar a cada uno de los sombreros con el relleno que acabas de preparar y sella todo con una capa gruesa de queso parmesano. Dispón todo en una bandeja o un recipiente apropiado para hornear y deja que se cocine durante 20 minutos. Este tiempo será suficiente para que el queso se gratine, dándole mucha textura y sabor al plato.

Una vez pasado este tiempo, o hasta que el queso dore, retira tus champiñones del horno y déjalos enfriar un poco. Puedes usarlos como aperitivo o como acompañantes de algún plato fuerte, de ambas formas se verán bien y te harán quedar mucho mejor.

setas rellenas

Consejos adicionales

  • Precalentar el horno es importante porque le resta tiempo de cocción a los ingredientes y permite que se cocinen de una manera uniforme.
  • Para evitar desperdicios puedes picar finamente los tallos de los champiñones e incorporarlos a la preparación.
  • Antes de licuar los ajos, no olvides pelarlos.