Cómo hacer un champú seco para regular el exceso de grasa

Valeria Sabater·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
27 Marzo, 2020
El champú seco es una solución de emergencia muy recomendable para cuando no puedes lavarte el cabello; no obstante, no debe sustituir el habitual lavado con agua
 

¿Has oído hablar de los beneficios del champú seco? Desde hace poco, es un elemento más que llevar en el bolso junto al pintalabios o el móvil. Es muy útil para utilizar en algún momento puntual: define y fija peinados, da volumen y regula el exceso de sebo o grasa en el cabello. ¡Es muy práctico! Sin embargo, esto no quiere decir que sustituya el lavado del cabello.

El champú seco es una solución de emergencia y un recurso más en el kit de belleza capilar. ¿Te interesa? Pues no dejes de leernos y te explicaremos cómo hacer un champú seco para regular el exceso de grasa.

Beneficios del champú seco

Chica aplicándose champú seco en espray.

El champú seco es un cosmético capilar que te permite mantener el aspecto mate del pelo limpio pero no tiene acción limpiadora; es decir que nunca debería reemplazar el lavado del cabello.

Su uso tiene que ver con la necesidad de buscar opciones en esta vida dinámica actual. Ante una reunión improvisada o cualquier otra situación de emergencia, sin tiempo de volver a casa y eliminar el sudor del día mediante un lavado responsable, será tu mejor aliado.

No se trata de un invento innovador de los últimos años, sino que es un método que proviene del tiempo de aquellas enormes pelucas empolvadas de la corte aristocrática.

 

Este cosmético para el cabello está compuesto por polvos que absorben la grasa. Sin embargo, no debes abusar de él pues, a largo plazo, la suciedad podría afectar el crecimiento del cabello.

Ahora bien ¿quieres aprender cómo hacer champú seco en casa? Prepararlo es mucho más sencillo de lo que puedes imaginar. Sigue nuestro paso a paso y crea tu propia versión.

Lee también: 3 preparados con romero para cuidar tu cabello

¿Cómo hacer champú seco en casa?

Lo más llamativo de la receta que compartimos contigo hoy es que, seguramente, tendrás la mayoría de los ingredientes en casa. ¿Podría ser mejor? Sí, claro que sí, porque este producto natural se prepara en un abrir y cerrar de ojos.

Elementos

  • 4 cucharadas de harina de arroz (40 gramos).
  • 4 cucharadas de almidón de maíz o maicena (40 gramos).
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 gramos).
  • 5 gotas de aceite esencial de menta, limón o lavanda.

Nota: la función de los aceites esenciales es proporcionar aroma y sus propiedades. Por eso, te aconsejamos incorporar el que más te guste. Por ejemplo, la menta actúa sobre las vías respiratorias, el limón da  brillo y suavidad al cabello y la lavanda  tiene propiedades circulatorias y astringentes.

Elaboración del champú seco

  • Lo primero será buscar un recipiente pequeño donde poner la mezcla. Intenta que sea un frasco cómodo de manejar y llevar contigo a todas partes.
  • Luego, introduce en el frasco todos los ingredientes.
  • Tapa el recipiente y remuévelo hasta que todos los componentes queden bien mezclados.
 

Descubre: 5 hábitos para combatir la caída del cabello

Modo de uso

champu seco

  • En el momento en que notes que tu cabello tiene un aspecto grasoso, acude al baño y ponte ante el espejo. Retira las horquillas o los pasadores, si los llevas, y aplica un poco de producto desde la raíz del pelo. La idea es que lo utilices solamente sobre la zona que desees corregir, como el flequillo, por ejemplo.
  • Luego, esparce con los dedos  el champú seco hasta que queden bien impregnadas las raíces. Puedes favorecer la absorción con un pequeño masaje.
  • Entonces, llegó el momento de tratar las puntas de tu cabello. Toma un poco de la mezcla en las palmas de tus manos y frótalas con suavidad para que luzcan más sueltas y brillantes.
  • Aguarda 5-10 minutos y cepíllate para eliminar los polvos. Verás que se retiran fácilmente y el pelo luce mucho mejor.

Se puede lucir bien, en poco tiempo y sin mucho esfuerzo

¿Qué te parece la idea? Sin lugar a dudas, esta es una interesante opción para tener a mano en el caso de imprevistos. Nunca sabes cuándo puedes necesitarlo. Eso sí, recuerda: no sería adecuado usarlo dos veces en un mismo día.

 

Como puedes ver, siempre hay opciones para lucir bien en tiempo récord, sin tener que recurrir a medidas extraordinarias o procedimientos largos y complicados.