Charlota de chocolate y plátano

Aunque el alcohol desaparecerá durante la cocción, si no te gusta el toque de sabor que da el licor puedes obviarlo y preparar el almíbar solo con agua, azúcar y limón

La charlota es un postre que además de delicioso es muy romántico. Nació en Francia donde se le conoce como Charlotte, está hecho con bizcochos de soletilla y relleno de mousse, crema pastelera, bávara o sabayón. La charlota de chocolate y plátano te enamorará a primera vista.

Su preparación no es difícil, sin embargo, hay que poner mucho corazón en la creación de la crema con la que se rellanará, para que tenga una buena consistencia y sabor. Ese es el secreto.

La charlota presume de haber nacido para complacer a la realeza. Su creación se le atribuye a la chef francesa Marie-Antoine Carême. Es un postre frío que juega con las texturas: crocancia de la soletilla y cremosidad del relleno.

A continuación la receta paso a paso de la charlota de chocolate y plátano.

 Ingredientes

  • Un paquete de bizcochos de soletilla (40 bizcochos)
  • Tres yemas de huevo
  • 50 g de azúcar glas
  • 150 g de chocolate de cobertura
  • 300 ml de nata para montar
  • Tres plátanos o cambures
  • Dos limones
  • 20 g de mantequilla
  • 20 g de azúcar
  • Nuez moscada
  • Canela

Para el almíbar:

  • 70 ml de agua
  • 60 gramos de azúcar
  • Jugo de un limón
  • Una copita pequeña de ron o cointreau.

Utensilios

  • Batidora eléctrica
  • Varillas de acero
  • Una olla mediana
  • Un cuenco mediano
  • Cuchillo de cocina
  • Una sartén
  • Tazas de medición (gramos/mililitros)
  • Colador
  • Papel film
  • Molde para carlotas, sin base. Circunferencia de 20 centímetros o menos.

Preparación

tarta chocolate y platano

  • Inicia preparando el molde donde la montarás. Colócalo sobre un plato cubierto con papel film y haz lo mismo en las paredes del molde para que luego puedas retirarla con facilidad.
  • Comienza a preparar la crema sabayón. Corta en trozos o ralla el chocolate y llévalo a baño María a fuego moderado hasta que se funda. Retira del fuego.
  • En otro recipiente coloca las yemas de huevo batidas junto con el azúcar. Lleva también al baño María hasta que cambien de consistencia, une con el chocolate y añade ahora un poco de la nata para montar. Es decir, 30 ml.
  • Deja enfriar esta mezcla de chocolate y yemas.
  • Mientras preparas el resto de la nata (270 mililitros) llévala a un baño María inverso. Es decir, sobre agua y cubos de hielo. La nata debe estar en el refrigerador para trabajarla. Bate muy bien hasta conseguir que levante y doble en volumen. Une la mezcla de chocolate con la nata. Refrigera.
  • Ahora toca freír los plátanos. Córtalos en rodajas. Rocíalos con el jugo de limón para evitar que se oxiden.
  • En una sartén coloca la mantequilla junto con el azúcar a fuego moderado/bajo. Deja que se derrita. Coloca las rodajas de plátano y deja que se cocine por 4 minutos. Saborizar con nuez moscada y polvo de canela.
  • Para el almíbar coloca en un cuenco pequeño el agua, el azúcar, el jugo de limón y el toque de ron o cointreau. Deja reducir un poco. Retira del fuego y espera que tenga temperatura ambiente.
  • Pasa cada uno de los bizcochos de soletilla por este almíbar y disponlos luego en las paredes del molde, como si se tratará de una pared de soletillas.
  • Coloca una capa de relleno de sabayón una capa de plátanos y luego una capa de bizcochos de soletilla mojados en almíbar. Repite el proceso una vez más. Por último, añade una capa de sabayón y plátanos.
  • Lleva al refrigerador mínimo cuatro horas. Al momento de servir, espolvorea un poco de cacao en polvo y decora con picos de nata montada y chocolate rallado.

Datos de interés

marquesa de chocolate

  • Dificultad: Moderada
  • Tiempo de preparación: Una hora y 20 minutos
  • Tiempo de refrigeración: mínimo 4 horas.
  • Como ves, esta receta de charlota con chocolate y plátano tiene un alto componente calórico y gran cantidad de azúcares. Aquí la hemos preparamos con crema sabayón, pero podrías también hacer un relleno de mousse o crema pastelera. Eso ya queda a tu gusto.
  • Si temes que el sabayón pierda consistencia al sacar la charlota de chocolate y plátano del refrigerador, añádele un poco de gelatina hidratada en agua.
  • Puedes hacer también un puré de plátano y añadirlo al sabayón, así no sentirás los trozos de plátano en almíbar. Quedará un postre más liso y delicado.
Te puede gustar