Cheescake de toffee y chocolate

Irene Peláez Díaz-Laviada 27 mayo, 2015
Al no llevar horno es conveniente que la preparemos el día anterior, para que los ingredientes se asienten bien, y que recordemos sacarla 10 minutos antes de consumirla de la nevera

La tarta de queso es un postre muy popular tanto en Estados Unidos como en España y es uno de los dulces que más variaciones tiene. Esta tarta es ideal para una merienda o un postre de celebración y gusta tanto a los niños como a los adultos, gracias al frescor del queso. Además, es muy sencilla de hacer, puesto que no lleva horno, aunque recomendamos que se haga el día anterior para que tenga tiempo de asentarse bien en la nevera, aunque hay que acordarse de sacarla unos 30 minutos antes de consumirla, para que adquiera una textura cremosa y pueda desmoldarse más fácilmente.

Una de las múltiples variaciones de esta tarta es la cheescake de toffee y chocolate que hoy te enseñamos a hacer aquí.

Opción 1: Cheescake de toffee y chocolate

Ingredientes:

Para la base

  • 100 g de galletas
  • 80 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de cacao puro

Para el toffee

  • 50 ml de agua
  • 150 g de azúcar
  • 200 ml de leche
  • 200 ml de nata líquida
  • 250 g de chocolate con leche

Para el relleno

  • 200 ml de nata
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 300 g de queso crema
  • Cacao puro para el acabado final

Procedimiento:

cheesecake tortuga

  • Triturar las galletas con la mantequilla y el cacao hasta que quede una mezcla compacta y uniforme.
  • Cubrir con esta mezcla la base de un molde de tartas desmontable. Reservar en la nevera para que se vaya endureciendo mientras se prepara el resto de la tarta.
  • Hidratar las hojas de gelatina en un vaso de agua.
  • Mientras tanto, calentar la leche y la nata del toffee en un cazo y mantener caliente.
  • Aparte, en un recipiente antiadherente, se pone el agua con el azúcar y se hace un caramelo, con cuidado de que no se queme.
  • En cuanto tome color, añadir la mezcla de la leche y la nata calientes y remover enérgicamente con unas varillas para que no se cristalice el caramelo.
  • Esperar a que enfríe un poco y añadir la gelatina escurrida y el chocolate troceado. Batir con las varillas hasta que estén completamente fundidos e integrados.
  • Batir la nata restante con el queso crema e incorporar a la mezcla anterior.
  • Verter en el molde sobre la masa de galletas y mantequilla y dejar en el frigorífico de un día para otro para que cuaje bien.
  • A la hora de servir, desmoldar y espolvorear con cacao puro.

Opción 2: Toffee and chocolate topped cheesecake

Ingredientes:

  • 200 g de galletas digestive
  • 100 g de mantequilla ablandada a temperatura ambiente
  • 400 g de queso crema
  • 200 g de queso mascarpone
  • 150 g de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 175 ml de nata líquida para montar
  • 70 g de toffee
  • 50 g de chocolate negro para postres

Procedimiento:

cheesecake tiramisu

  • Engrasar un molde desmontable con mantequilla y cubrir con papel de horno.
  • Colocar las galletas digestive en una bolsa de plástico, retirar todo el aire, sellarla y aplastar las galletas con un rodillo hasta que queden reducidas a un polvo fino.
  • En un bol, mezclar el polvo de galletas con el resto de la mantequilla y remover hasta que quede una masa uniforme.
  • Con ayuda de una cuchara, colocar esta masa en la base del molde, alisando bien la superficie. Meter en la nevera durante una hora para que se asiente bien la base.
  • En un bol, mezclar con la ayuda de una batidora el queso crema, el mascarpone, el azúcar glas y el extracto de vainilla, hasta formar una masa homogénea.
  • Aparte, montar la nata, con cuidado de no pasarse porque se hace mantequilla. Añadir la nata a la mezcla de queso y batir hasta que las dos mezclas estén completamente integradas.
  • Sacar el molde de la nevera y verter la mezcla de queso y nata sobre la base de galleta. Alisar la superficie y volver a introducir en la nevera por un mínimo de 4 horas (aunque lo mejor es que se quede toda la noche).
  • Unos 30 minutos antes de servir, derretir el toffee en el microondas durante unos 20 segundos, removiendo cada pocos segundos.
  • Con una cuchara, salpicar el toffee sobre la superficie de la tarta. Hacer lo mismo con el chocolate.
  • Volver a meter la tarta en la nevera durante unos minutos para que la cobertura se endurezca antes de servir.
Te puede gustar