Cheesecake de banana y caramelo en copa

Mariela Ibarra 20 septiembre, 2015
Para facilitar la tarea de batir el queso podemos añadirle unas cucharadas de crema. Así nos costará menos llevarlo al punto deseado y además evitaremos la formación de grumos

El cheesecake de banana es una de las variaciones más apetecidas de este postre, para darle un toque de autenticidad que te hará quedar como un profesional, te enseñaremos a hacerlo con una deliciosa salsa de caramelo servido en copa.

Ingredientes

  • 200 g de galletas de vainilla
  • 50 g de mantequilla
  • 350 g de crema o nata
  • 120 g de bananas cortadas en rodajas
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 10 g de gelatina
  • 50 cc de agua
  • 350 g de queso crema
  • 25 caramelos blandos
  • 30 ml de leche

Utensilios

  • Copas de fondo amplio
  • Microondas
  • 2 recipientes para mezclar
  • Batidora
  • Recipientes para los ingredientes
mini cheesecake salmon

Preparación

  • Muele muy bien las galletas hasta que queden en migajas.
  • Derrite la mantequilla en el microondas y colócala encima de las galletas, procede a mezclarlas bien para que las migajas queden empapadas de la manteca.
  • Forra con la mezcla el fondo de cada copa, ya que servirán como molde para tu cheesecake. Trata que queden lo más compactado posible.
  • Coloca las copas en una bandeja y llévalas a la nevera por lo menos durante una hora.
  • Pon la crema en un bol grande y bátela con la batidora.
  • Ve añadiendo lentamente el azúcar y reserva la crema en la nevera para que logre tener consistencia.
  • Hidrata la gelatina en un poco de agua durante 10 minutos.
  • Pon a calentar 7 cucharadas de agua y disuelve en esta la gelatina.
  • En un recipiente haz puré las rodajas de banana y mézclalas con la gelatina, revuelve hasta que tome consistencia.
  • Deja que la banana se cocine un poco hasta que tengas un puré espeso, cuando esté listo retira del fuego y deja que se enfríe durante unos minutos.
  • Saca la crema de la nevera y mézclala con el puré de banana hasta que tengas una pasta homogénea.
  • Pon el queso en un bol y machácalo con un tenedor.
  • Bátelo con la batidora hasta que tome una consistencia cremosa.
  • Cuando el queso quede listo, incorpórale la pasta de banana y crema.
  • Junta todos los ingredientes hasta que queden lo más uniformes posible.
  • Llena las copas con esta mezcla, pero hazlo solo hasta un poco más arriba de la mitad.
  • Cuando tengas esto listo y bien integrado todo, simplemente retira las copas de la nevera y vierte la mezcla en ellas.
  • Lleva tus copas a la nevera para que tomen consistencia por lo menos durante una hora más.
  • Para la salsa de caramelo, deposita en un bol pequeño la leche y los caramelos blandos.
  • Mete el bol en el microondas y deja que se disuelvan durante un minuto.
  • Retira el bol con cuidado y revuelve hasta que la mezcla quede espesa.
  • Baña el interior de las copas con la salsa de caramelo, si quieres puedes reservar algunos de los confetis enteros y usarlos como decoración.
cheesecake sin hornear

Datos de interés

  • Al batir la crema debes tener cuidado de no excederte porque el resultado puede ser mucho más cremoso de lo que necesitas para esta receta.
  • Ten en mente que ejercer una buena presión a la mezcla de galletas en el fondo del molde te servirá para expulsar el exceso de aire y quedará mejor tu postre.
  • En caso de que te cueste llevar el queso al punto cremoso, puedes adicionar una o dos cucharadas de la crema para que sea más fácil el proceso de batido, además de esta manera evitarás que se formen grumos.
  • Esta receta se sirve en las copas, así que busca una con una forma bonita para que te ayude en la presentación del postre.
  • Para decorar te sugerimos preparar primero el caramelo y poner un poco en los bordes internos de los vasos, de esta forma cuando montes el postre se verá con un bonito diseño interior.
  • Puedes poner una capa intermedia de galletas entre dos capas de crema.
Te puede gustar