Cheesecake de chocolate blanco y arándanos

Al no llevar horno la gelatina, es fundamental. Del mismo modo, es necesario respetar los tiempos de espera para que la mezcla tome consistencia.

El cheesecake de chocolate blanco y arándanos es una opción muy fácil de preparar que te hará quedar como todo un profesional delante de tus amigos.

En caso de que quieras llevar un postre como sorpresa para un evento, o que quieras agasajar a tus invitados, te invitamos a probar esta opción, que además tiene la ventaja de no necesitar proceso de horneado.

Los cheesecakes son opciones muy sabrosas que, además, tienen infinidad de variantes, así que no te sorprendas si los encuentras de casi cualquier ingrediente. Esta opción es en especial sencilla porque omite el proceso de horneado.

Prueba esta receta de cheesecake de chocolate blanco y arándanos, ¡no te arrepentirás! Obtendrás un postre suave y esponjoso, con muy poco trabajo. Es sin duda una excelente idea para quienes se inician en el arte de la cocina. ¡Manos a la obra!

Cheesecake de chocolate blanco y arándanos

mini cheesecake

Ingredientes

  • 200 gramos de galletas de vainilla
  • 50 gramos de mantequilla
  • 350 gramos de nata (crema de leche)
  • 120 gramos de chocolate blanco
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 10 gramos de gelatina
  • 50 centímetros cúbicos de agua
  • 350 gramos de queso crema
  • 100 gramos de mermelada de arándanos

Quizá te interese: “Mousse de chocolate blanco y almendras: un postre cremoso sin gluten”

Utensilios

  • Molde para el cheesecake
  • Un bol u otro recipiente
  • Tenedor

Preparación de la base

  1. Muele muy bien las galletas, hasta que queden en migajas.
  2. Derrite la mantequilla en el microondas y colócala encima de las galletas.
  3. Procede a mezclar bien, para que las migajas queden empapadas de la mantequilla derretida.
  4. Usa esta mezcla para cubrir la base del molde de tu cheesecake de chocolate blanco y arándanos.
  5. Ejerce presión sobre la masa para que quede lo más compacta posible.
  6. Lleva tu molde a la nevera para que la mezcla se endurezca, por lo menos durante una hora. Aprovecha este tiempo para ir preparando el relleno de tu cheesecake.

Preparación del relleno

  1. Deposita la nata en un recipiente y empieza a batirla con vigorosidad mientras le vas echando poco a poco el azúcar. Eso sí, no te pases con el batido, no querrás terminar con una crema chantilly.
  2. Cuando hayas terminado de mezlar, reserva la crema en la nevera para que tome consistencia.
  3. A continuación, pon a derretir el chocolate al baño María, Recuerda primero trocearlo para facilitar el proceso.
  4. En paralelo, hidrata la gelatina con el agua.
  5. Una vez hidratada, colócala en el recipiente donde tienes el chocolate derretido hasta que se disuelva por completo y se mezcle con el chocolate.
  6. Cuando el chocolate con la gelatina esté bien incorporado, añade la nata. Mezcla y deja que se entibie.
  7. En paralelo, pon el queso en un bol y machácalo con un tenedor, después empieza a batirlo hasta que tome una consistencia cremosa.
  8. Añade al bol del queso la mezcla de chocolate y nata.

Lee también: “Aprende la receta para hacer postre de tres leches”

Armado del cheesecake de chocolate blanco y arándanos

Wedge of homemade raspberry cheesecake

  1. Una vez esté todo bien incorporado, retira el molde con la base de la nevera y vierte encima el relleno.
  2. Cuando el queso quede listo, incorpórale la mezcla de chocolate y crema, cuando tengas esto preparado y bien mezclado, simplemente retira el molde de la nevera y vierte la mezcla.  Lleva tu cheesecake de chocolate blanco y arándanos a la nevera para que tome consistencia por lo menos durante una hora.
  3. Ahora solo te hace falta preparar la coberturay el proceso es realmente simple. Toma la mermelada de arándanos y ponle dos cucharadas de agua.
  4. Revuélvela para darle un poco más de liquidez y que sea más fácil de manejar.
  5. Baña tu cheesecake con la mermelada.

Consejos adicionales

  • Ten en mente que ejercer una buena presión a la mezcla de galletas en el fondo del molde te servirá para expulsar el exceso de aire y quedará mejor tu postre.
  • En caso de que te cueste llevar el queso al punto cremoso, puedes adicionar una o dos cucharadas de la nata para que sea más fácil el proceso de batido. Además, de esta manera, evitarás que se formen grumos de queso.
  • Lo ideal es que uses una mermelada que sea de un color fuerte, para que contraste con el  cheesecake.
  • Ten en cuenta que sólo debes desmoldar cuando vas a servir, pues al no llevar cocción no se sostendrá.

Esperamos que te haya gustado esta receta fácil de cheesecake de chocolate blanco y arándanos sin cocción. ¡Pruébala y sorprende a todo el mundo!

  • Obregón, Alma. OBJETIVO: CHEESECAKE PERFECTO. Grijalbo, 2016.
  • Leclerc, Yann. Cheesecakes. Timun Más, 2015.
  • Varona, Rubén. La hora del cheesecake. La Pereza, 2014.
  • WebMD. Blueberries. https://www.webmd.com/diet/blueberries-directory