Cheesecake danish de fresa

Para que la harina y la levadura se mezclen bien y no se formen grumos al añadirlas al resto de ingredientes es conveniente tamizarlas antes

Una vez que pruebes esta tarta de queso con fresas de origen danés (o al menos así indica el nombre de la receta) habrá un antes y un después. El cheesecake danish de fresa es realmente rico y te permitirá conocer un poco más de la gastronomía dulce de esas latitudes. ¡No lo dudes!

Receta de cheesecake danish de fresa

No hacen falta demasiadas presentaciones para esta dulzura… solo has de saber que lleva algo de tiempo pero que vale cada segundo que has dedicado a su elaboración.

Ingredientes:

Para la masa de hojaldre danesa:

  • 8 tazas de harina
  • 4 y ½ cucharaditas de levadura en polvo
  • 2 y ½ tazas de leche
  • ½ taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para el relleno:

  • 1 bote de queso crema
  • ¼ taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • ¼ de taza de mermelada de fresa

Para el glaseado:

  • 1 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de leche
  • ¼ cucharadita de esencia de vainilla
galletas fresa

Utensilios:

  • Recipientes
  • Rodillo
  • Cacerola
  • Tazas
  • Cazo
  • Papel film
  • Molde para horno
  • Cuchillo
  • Cuchara
  • Varillas eléctricas

Preparación:

  • Primero harás la masa de hojaldre danesa. Mezcla la mantequilla ablandada con ⅔ tazas de harina hasta que se mezclen de manera uniforme. Divide la mezcla de mantequilla en dos. Estira cada mitad de la mezcla hasta que queden de forma rectangular, coloca en el centro papel de hornear y reserva hasta que estén firmes.
  • Mientras tanto, en un tazón grande mezcla 3 tazas de harina con la levadura. En una cacerola pequeña echa la leche, el azúcar y la sal. Calienta a fuego medio. Agrega los huevos y la vainilla a la mezcla de la harina y la levadura. Echa la leche que has calentado. Remueve hasta que te quede suave. Agrega la harina restante y amasa durante al menos 5 minutos.
  • Divide la masa en dos, cubre con papel film y deja en un lugar cálido hasta que doble su tamaño, (de 30 a 60 minutos). En una superficie ligeramente enharinada, estira cada porción de masa hasta que queden rectangulares. Arma la masa poniendo una capa de la primera masa y otra de la segunda masa. (Con las otras dos masas puedes hacer otro pastel danés). Dobla el rectángulo en tres partes, como si fuera un sobre. Envuelve y lleva a la nevera durante por lo menos 30 minutos.
fresa Manchester-Monkey

  • Para el resto de la receta, precalienta el horno a 190 °C y forra un molde rectangular con papel de horno. Mezcla el queso crema a temperatura ambiente con el azúcar y el extracto de vainilla, hasta que todo esté bien combinado. Bate el huevo y 1 cucharada de agua usando un tenedor. Extiende la mitad del relleno de queso crema en el centro del rectángulo de masa y encima la mermelada de fresa.
  • Haz con un cuchillo cortes diagonales a lo largo de la masa, por los costados del relleno. Dobla las tiras sobre el relleno, alternando los lados, como haciendo una trenza. Sella los extremos con agua. Coloca en el molde del horno y cocina aproximadamente 30 minutos.
  • Mientras se cocina la tarta danesa, prepara el glaseado. Bate todos los ingredientes con varillas. Cuando el cheescake danish esté listo, retira del horno y deja que se enfríe durante unos 10 minutos, esparce el glaseado anterior como si fueran tiras. Sirve aún tibio.

Datos de interés:

    • Nivel de dificultad: Difícil
    • Tiempo de preparación: 3 horas

cheescake y usar la mitad de la masa, la otra mitad la puedes envolver en papel film y guardar en el refrigerador. Si no quieres poner la masa cruda en el congelador, quizás te convenga usar la mitad de los ingredientes de la lista y preparar solo lo que necesitas.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar