Cheesecake de calabaza

Podemos preparar esta tarta con o sin horno. En ambos casos tendremos que esperar unas horas para disfrutarla, por lo que conviene dejarla lista la noche antes

¿Te gustaría aprender a preparar un platillo diferente con calabaza como ingrediente principal? Algunas recetas de pastel de queso con calabaza te esperan en este artículo. Aprende a preparar cheesecake de calabaza a continuación.

¡No te lo puedes perder!

Opción 1 de cheesecake de calabaza

Tendrás una experiencia única e irrepetible con este pastel de queso y calabaza. Nadie podrá resistirse a este postre, aun aquellos que no sean muy amantes de los vegetales o de los lácteos.

Una idea perfecta para una cena, también para una fiesta, una ocasión especial o porque tuviste ganas de agasajar a tu familia y demostrarles cuanto los amas.

Ingredientes para 16 porciones

Para la base

  • 1 taza y media de galletas tipo Graham molidas (180 g).
  • 1/3 taza de mantequilla (40 g).
  • ¼ taza de azúcar (25 g)

Te puede interesar: 5 recetas de postres sin lactosa para tu hijo

Para el pastel de cheesecake de calabaza

Recetas con calabaza

  • 3 paquetes de queso crema.
  • 1 taza de azúcar (100 g).
  • ¼ taza de azúcar morena (25 g).
  • 2 huevos.
  • 1 calabaza mediana.
  • 2/3 taza de leche evaporada (150 ml).
  • 2 cucharadas de maicena (30 g).
  • 1 cucharadita de canela en polvo (15 g).
  • ½ cucharadita de nuez moscada en polvo (6 g).

Para la cubierta

  • 1 bote de crema agria.
  • 1/3 taza de azúcar (35 g).
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (20 ml).

Paso a paso

  • Precalienta el horno a 200°C.
  • Prepara la base, para ello, mezcla las galletas trituradas con la mantequilla derretida y también el azúcar. Cuando se haya logrado una masa granulada, esparce en la placa para horno que usarás para tu cheescake, presionando bien.
  • Después, lleva al horno durante 7 minutos, pero no dejes que se dore. Enfría en una rejilla por 10 minutos.
  • Para hacer el cheescake, bate el queso crema con los azúcares hasta que quede espumoso.
  • Bate los huevos y también añádelos a la mezcla.
  • Cocina la calabaza y forma un puré. Cuando se enfríe, mézclala con la preparación anterior.
  • Vierte la leche evaporada, la canela y además la nuez moscada.
  • Tras quedarte una crema espesa y homogénea, espárcela sobre la base de galletas que dejaste enfriando.
  • Después vuelve a llevar al horno, una hora aproximadamente, hasta que los bordes estén firmes y el centro se mueva un poco.
  • Por último, prepara la cubierta: mezcla la crema agria con el azúcar y también el extracto de vainilla en un recipiente pequeño. Esparce sobre el cheescake aún tibio.
  • Después hornea 5 minutos más y deja enfriar sobre una rejilla
  • Cuando esté a temperatura ambiente, desmolda y lleva a la nevera por 8 horas al menos (toda la noche por ejemplo).

Opción 2 de cheesecake de calabaza

En esta oportunidad te enseñaremos a hacer el pastel de queso y calabaza sin usar el horno. Perfecto para los días de verano en que no quieres que la temperatura siga aumentando.

El resultado es un postre delicioso que, además, no puedes dejar de probar.

Ingredientes

receta calabaza4

Para la base

  • Un paquete de galletas estilo María.
  • 1/3 taza de mantequilla (40 g).
  • ½ taza de azúcar (50 g).

Para el cheesecake de calabaza

  • Dos paquetes de queso crema.
  • El zumo de medio limón.
  • ¼ taza de azúcar (25 g).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (15 ml).
  • Una taza de puré de calabaza (180 g).
  • Clavo de olor, nuez moscada y jengibre rallado al gusto.

Ver también: Postres sin azúcar que deberías probar

Pasos a seguir

  • Procesa en el triturador de alimentos las galletas con la mantequilla derretida y también el azúcar.
  • Coloca en una base de tarta o bandeja y después lleva al congelador durante media hora.
  • Después en un recipiente mezcla el limón, el queso crema, el azúcar, la esencia de vainilla, el puré de calabaza, el jengibre, el clavo de olor y la nuez moscada.
  • Un secreto para que te quede perfecto es ir integrando poco a poco los ingredientes sin dejar de mezclar, en el orden indicado antes, así se irá formando una crema homogénea.
  • Una vez que tienes esto listo, retira del congelador la base y después vierte el queso por encima.
  • Lleva a la nevera durante por lo menos 3 horas y listo, ya tienes tu postre terminado y, además  sin necesidad de encender el horno.
  • Acompaña con un café, un té, también de un zumo o lo que más te guste. Sirve cuando esté bien frío y el queso esté algo sólido.
  • Carbajal Azcona, A., & Sanchez-Muniz, F. J. (2003). Pesos de medidas caseras y raciones habituales de consumo. Nutrición y Dietética.
  • Portafolio. (2006). Alimentos. Portafolio.
  • Culebras, J. M., García De Lorenzo, A., & González-Gross, M. (2004). Alimentos funcionales. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.5867/medwave.2006.11.3522
  • Badui Dergal, S. (2006). Quimica de alimentos. PEARSON. https://doi.org/10.1177/014920639001600202
  • Ebel, R., Pozas Cárdenas, J. G., Soria Miranda, F., & Cruz González, J. (2017). Manejo orgánico de la milpa: rendimiento de maíz, frijol y calabaza en monocultivo y policultivo. REVISTA TERRA LATINOAMERICANA. https://doi.org/10.28940/terra.v35i2.166