Cheesecake de cereza sin horno

Aunque podemos comprar las cerezas ya en almíbar, es recomendable que las preparemos nosotros en casa para evitar el exceso de conservantes. Si nos atrevemos también podemos preparar la mermelada

¿Te gustan los cheesecakes de fácil elaboración y sin horno? ¿Te encanta el sabor de las cerezas? Pues aquí tienes dos sencillas recetas, una con cerezas como adorno y queso tipo Philadelphia… otra con queso quark y cerezas en su interior. ¿Qué cheesecake de cereza te gusta más?

Cheesecake de cereza sin horno con queso tipo Philadelphia

Ingredientes:

Para la base:

  • 200 g de galletas (las que más te gusten)
  • 50 g de mantequilla a punto de pomada
  • Ralladura de 1 limón
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (opcional)
  • 2 cucharadas de mermelada de cerezas

Para las cerezas en almíbar: (adorno)

  • 500 g de cerezas
  • 250 g de azúcar
  • 250 ml de agua
  • Anís estrellado al gusto (opcional)
  • 1 tubo de canela
  • 1 cucharada de mermelada de cerezas

Para el relleno:

  • 400 g de queso tipo Philadelphia
  • 100 g de nata
  • 75 g de azúcar
  • 50 g de cerezas en almíbar o cerezas en almíbar caseras
  • 1 trozo de piel de limón
  • 7 g de gelatina

Utensilios:

  • 1 trituradora o una bolsa de plástico hermética y un rodillo
  • 1 molde desmontable
  • 1 cazo pequeño
  • 1 batidor de mano
  • Espátula mezcladora
  • 1 cuchara
  • 1 rallador
  • Papel film

Preparación:

brownie cheesecake

Preparación de las cerezas en almíbar:

  • Lava las cerezas y deshuésalas.
  • Pon el agua con el azúcar, la canela, el anís estrellado (opcional) y la piel de limón.
  • Hierve a fuego lento unos 10-12 minutos.
  • Añade las cerezas y déjalas hervir otros 6-7 minutos.
  • Incorpora la mermelada y deja que la salsa reduzca un poquito más.

Preparación de la base de galletas:

  • Tritura las galletas hasta que te queda con una textura de pan rallado.
  • Mezcla las galletas con la mantequilla, la ralladura de limón, las 2 cucharadas de mermelada, la canela y la vainilla.
  • Forra un molde desmontable con la masa a modo de base.
  • Cubre con papel film y mete en la nevera .

Preparación del relleno:

  • Bate el azúcar con el queso.
  • Añade la nata semibatida y mezcla todo.
  • Disuelve la gelatina en el almíbar de cerezas y ponla en un cazo pequeño a fuego lento hasta que se desintegre.
  • Cuando la gelatina esté tibia, agrega a la crema de queso.
  • Vierte tu mezcla en el molde.
  • Mete en la nevera hasta que la tarta esté firme.
  • Calienta las cerezas en almíbar con unos 5 g de gelatina hasta que quede totalmente disuelta e integrada.
  • Cuando las cerezas estén tibias, saca tu tarta de la nevera y adorna con las cerezas y el almíbar formando una capa.
  • Vuelve a meter en la nevera hasta que  la cubierta de cerezas esté solidificada.

Cheesecake de cereza sin horno con queso quark

Ingredientes:

Para la base:

  • 250 g de galletas
  • 75 g de mantequilla a punto de pomada

Para el relleno:

  • 500 g de queso quark
  • 400 g de cerezas frescas o en almíbar
  • 400 g de nata líquida
  • 200 g de azúcar glas
  • 7 g de gelatina

Utensilios:

  • 1 bol
  • 1 batidora
  • 1 cazo
  • 1 colador

Preparación:

tarta de queso

  • Pon el queso quark en un colador para que escurra todo el líquido.
  • Muele las galletas y mézclala con la mantequilla hasta formar una pasta.
  • Forra un molde con la masa. Será la base de galleta de tu tarta.
  • Bate el queso con el azúcar glas hasta que te quede una crema suave.
  • Añade la ralladura de limón y mezcla con una cuchara.
  • Bate la nata y agrega a la mezcla de queso.
  • Hidrata la gelatina en un poquito de agua.
  • Ponla en un cazo y deja que se disuelva  al baño María. También la puedes meter en el microondas unos 20 segundos.
  • Incorpora la gelatina a la crema de queso.
  • Pon sobre la base de galletas una buena cantidad de crema de queso, una capa de cerezas deshuesadas y otra parte de crema.
  • Mete en el frigorífico hasta que la crema se solidifique.
  • Termina tu tarta con mermelada de cerezas. Si quieres que te quede como un sirope, hierve 300 g de mermelada con 7 g de gelatina y un poquito de agua.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de elaboración: 40-50 minutos aproximadamente.
  • Si quieres un cheesecake bajo en calorías, puedes usar queso tipo Philadelphia “light”, galletas sin azúcar añadido y en lugar de azúcar edulcorante 0% calorías.
  • Si te apetece una cobertura más rápida para tu tarta, cúbrela con mermelada de cerezas calentada con un poquito de agua para que te salga una salsa más fácil de untar.
  • Este cheesecake queda genial servido con una bola de helado de vainilla y un poquito de nata montada.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar