Cheesecake de mango

Irene Peláez Díaz-Laviada 2 julio, 2015
Si bien no necesita horno es importante que refrigeremos nuestra cheesecake de mango el tiempo suficiente para que tome consistencia, se solidifique y se asienten los sabores

La tarta de queso es uno de los postres más comunes y más fáciles de hacer en repostería. Sea con horno o sin horno, es una de las primeras recetas que se aprenden, y además constituye un postre socorrido apto para cualquier ocasión. La tarta de queso puede acompañarse de diversas frutas, como arándanos, fresas, moras… En este caso, te enseñamos a hacer cheesecake de mango, que le da un toque fresco y exótico.

Opción 1: Cheesecake de mango

Ingredientes:

  • 300 g de galletas maría
  • 100 g de mantequilla
  • 400 ml de nata para montar
  • 300 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 6 cucharadas de leche condensada
  • 2 mangos
  • Fresas, arándanos y frambuesas deshidratadas
  • 2 sobres de cuajada
  • Nata montada para decorar

Procedimiento:

tarta queso mango

  • Triturar las galletas, agregarles la mantequilla ablandada a temperatura ambiente y mezclar bien hasta que se forme una masa espesa. Extenderla en la base de un molde para tartas y guardarla en la nevera.
  • En una cacerola poner la nata y la crema de leche. Cuando empiece a hervir, añadir el queso crema y remover con unas varillas.
  • Añadir uno de los mangos troceado en dados y un puñadito de frutos rojos deshidratados.
  • Disolver los sobres de cuajada en un vaso de leche. Añadirlos a la cacerola, remover bien hasta que vuelva a hervir y retirar del fuego.
  • Sacar el molde de la nevera y verter la mezcla de queso encima.
  • Volver a introducir en la nevera hasta que cuaje.
  • Cuando esté completamente fría, ya se puede decorar.
  • Para ello, pelar el otro mango y ponerlo en la batidora. Cuando esté bien triturado, pasarlo por un colador y añadirlo a la superficie de la tarta.
  • Encima poner un poco de nata montada y unos frutos rojos.
  • Servir bien fría.

Opción 2: Tarta de queso de mango

Ingredientes:

Para la tarta:

  • 2 mangos grandes
  • 300 g de queso tipo Philadelphia
  • 200 g de nata para montar
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 50 g de agua
  • 140 g de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 base de bizcocho tipo genovés
  • 1 poco de almíbar para bañar el bizcocho

Para la cobertura:

  • 1 mango
  • 4 hojas de gelatina
  • 50 g de agua
  • 4 cucharadas de azúcar

Procedimiento:

De la tarta:

cheesecake piña mango

  • Hidratar en agua fría las 6 láminas de gelatina.
  • Pelar y triturar un mango y medio. Reservar el otro medio.
  • En un cazo al baño maría, cocinar el puré de mango, el agua, el azúcar y el zumo de limón y calentar.
  • Cuando la mezcla esté caliente, añadir las láminas de gelatina escurridas, remover bien y retirar del baño María. Dejar enfriar.
  • Aparte, batir el queso con unas varillas hasta que esté cremoso.
  • Montar la nata y mezclarla con el queso.
  • Verter la mezcla de nata y queso sobre el puré de mango y remover hasta que se integren las dos mezclas.
  • Añadir el medio mango reservado cortado en daditos.
  • En la base de un molde desmontable, colocar papel de hornear y encima la base de bizcocho genovés empapado en almíbar.
  • Encima, verter la mezcla de mango, nata y queso.
  • Refrigerar en la nevera durante unas horas (o de un día para otro) hasta que cuaje.

De la cobertura:

  • Hidratar la gelatina en agua fría.
  • Pelar el mango y triturarlo en la batidora.
  • En un cazo al baño María, cocinar el puré de mango, el agua y el azúcar.
  • Cuando la gelatina se haya hidratado, añadirla a la mezcla.
  • Cuando la mezcla sea homogénea, retirar del baño María y dejar enfriar.
  • Colocar por encima de la tarta que estaba en el frigorífico, aplanando la cobertura con una espátula.
  • Volver a refrigerar hasta que cuaje.

Imagen destacada cortesía de Katherine Lynch.

 

Te puede gustar