Cheesecake de melocotón

Yamila Papa Pintor · 24 abril, 2015
En función del tiempo que tengas y de lo dulce que quieras tu cheesecake puedes optar por utilizar el melocotón natural o en almíbar. En el segundo caso será más calórico

¿Puede existir una combinación más deliciosa? Este sabroso cheesecake de melocotón lo podemos realizar de forma rápida y sencilla, para compartir con nuestros amigos y familiares en cualquier momento.

A continuación, te mostramos diversas formas de preparar este marvilloso postre.

¡No te lo pierdas!

Cheesecake de melocotón

Receta 1:

Solo necesitarás media hora para tener listo este delicioso pastel. Los ingredientes para cuatro personas son:

Ingredientes

  • 4 melocotones
  • 250 g de pan de especias
  • 100 g de mantequilla
  • 30 g de azúcar moreno
  • 500 g de queso blanco (tipo cottage)
  • 1 bote de yogur natural
  • 100 g de azúcar
  • 1 limón
  • 2 claras de huevo
  • 6 hojas de gelatina

Preparación

cheesecake piña mango

  • Para empezar, deja que el queso blanco escurra durante 12 horas (toda la noche).
  • Al día siguiente, retira la corteza del pan de especias y tritura. Después, añade la mantequilla en trocitos y el azúcar moreno, sigue removiendo.
  • Por otro lado, engrasa un molde de horno y vierte la preparación anterior. Lleva a la nevera por unos minutos, mientras tanto continúa con la receta.
  • Mezcla las hojas de gelatina con agua como indica el paquete.
  • Después, pela y corta los melocotones por la mitad, quita los huesos y vuelve a picar en dados grandes.
  • Exprime el zumo del limón y ralla su corteza, rocía el líquido sobre los melocotones.
  • Seguidamente, integra en un recipiente el queso escurrido con el yogur natural, la mitad del azúcar y la ralladura de limón.
  • A continuación, escurre las láminas de gelatina y monta las claras a punto nieve con el azúcar restante.
  • Vierte la gelatina ya fundida y luego los melocotones, removiendo todo muy bien.
  • Más tarde, retira de la nevera la base del cheescake y esparce la preparación anterior. Después, vuelve a llevar a la nevera por seis horas.
  • Para terminar, desmolda en una bandeja y sirve lo más frío posible.

Receta 2:

Si tienes invitados a comer en casa, puedes preparar esta opción de cheesecake de melocotón, que rinde más cantidad de porciones.

Ingredientes

  • 2 tazas de galletas tipo María
  • 2 cucharadas de mantequilla fundida
  • 600 g de queso crema
  • ¾ taza de azúcar
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 2 cucharadas de agua
  • ¾ taza de crema de leche
  • 1 lata de melocotones en almíbar

Preparación

  • Primero, tritura las galletas con un mortero o un procesador de alimentos. Después, añade la mantequilla derretida e integra.
  • Coloca esta mezcla como base de tu cheesecake en una placa o molde y lleva a la nevera.
  • Por otro lado, bate en un recipiente el queso crema con el azúcar.
  • En otro recipiente, integra la crema de leche con el extracto de vainilla.
  • Disuelve la gelatina como se indica en las instrucciones e incorpora a la crema con la vainilla. Mezcla bien y luego vierte el queso con el azúcar.
  • Seguidamente, retira de la nevera la base y rellena con esta crema. Lleva nuevamente a la nevera por dos horas.
  • Corta los melocotones en cubitos y cuando el cheescake esté firme y bien frío, esparce por encima. Para terminar, aprovecha el almíbar para decorar y darle más sabor.

Opción 3:

crumble melocoton

Esta receta se hornea y también está deliciosa.

Ingredientes

Para la base:

  • 1 taza de galletas tipo María o de vanilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida

Para el cheesecake:

  • 2 tazas de queso crema
  • 1 lata de melocotones en almíbar
  • ½ taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 bote de yogur de melocotón o natural
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación

  • Mezcla primero los ingredientes de la base, con las galletas bien trituradas. Después, vierte la mezcla en un molde para horno y cocina 12 minutos. Deja que se enfríe en la encimera.
  • Para el cheesecake, bate el queso con el azúcar y la esencia de vainilla. Después, añade los huevos y mezcla bien.
  • Vierte el yogur y corta en cubitos los melocotones.
  • Integra todo bien y cubre con esta crema la base de galletas.
  • Seguidamente, hornea 1 hora, retira y deja que se enfríe a temperatura ambiente.
  • Por último, lleva a la nevera y deja por lo menos durante 12 horas antes de servir, así tomará consistencia y los sabores se integrarán.

Ahora que ya sabes cómo preparar el cheesecake de melocotón, invita a tus amigos y familiares a probarlo. ¡No vais a poder resistir su delicioso sabor!