Cheesecake de piña y mango

Belén Gisbert · 4 diciembre, 2018
Puedes preparar esta deliciosa tarta de queso con otras frutas tropicales. No requiere horno y es ideal para el verano.

El cheesecake de piña y mango, también llamado tarta de queso de piña y mango, cheesecake tropical o tarta de queso tropical, es un pastel fresco y delicioso hecho de un queso crema enriquecido con dos frutas tropicales, que se encuentran fácilmente en los supermercados: piña y mango.

Este delicioso cheesecake  no requiere horno: hay que preparar una base de galletas y mantequilla, una crema de queso y trozos de fruta, y una capa final de gelatina a partir de la pulpa de la piña y el mango. Finalmente, algunas cucharadas de crema y trozos de piña: ¡El cheesecake de piña y mango es perfecto para postres!

Cheesecake de piña y mango

Algunos detalles del cheesecake de piña y mango que necesitas saber antes de prepararlo:

  • Dificultad: Es fácil y sencillo de preparar. Una receta para toda la familia.
  • Preparación: Tarda unos 50 minutos aproximadamente
  • Porciones: Aproximadamente, para 10 porciones.
  • Coste: Bajo coste de preparación
  • Nota: Enfriamiento de 30 minutos en la nevera o 15 minutos en el congelador.

Leer más: Desintoxica tu cuerpo con esta dieta depurativa de papaya y piña

Ingredientes

Recetas con piña

Para la base

  • Mantequilla derretida 100 gr.
  • Galletas 180 gr.
  • 20 gr. de azúcar

Para la crema

  • Queso Philadelphia clásico 480 gr.
  • Pulpa de mango en trozos 100  gr.
  • Pulpa de la piña en trozos 100gr.
  • 120 gr. de azúcar glas
  • Crema dulce 100 gr.
  • Gelatina cola de pescado 15 gr.

Para cubrir

  • 200 ml de jugo de piña
  • Pulpa de mango 100 gr.
  • Pulpa de piña 100 gr.
  • Cola de pescado 15 gr.

Para adornar

  • Crema fresca 100 ml
  • 1 rodaja de piña 

Preparación de la base

Mango africano

Para preparar el cheesecake de piña y mango, comenzamos por la preparación de la base.

  • Poner las galletas en un recipiente
  • Agregar el azúcar moreno
  • Coloca la mantequilla a derretir en una cacerola
  • Mientras tanto, pon las galletas desmenuzadas en un bol y añadir la mantequilla derretida gradualmente para mezclar todo bien.

Engrasar un molde para pasteles, preferiblemente con un diámetro de abertura con un círculo de 22 cm; cortar un disco de papel engrasado del mismo diámetro de la parte inferior del molde y dos tiras de la misma altura de los bordes. Vierte galletas trituradas y con la ayuda de una cuchara, hacer bien compactado la base. Hay que enfriar la mezcla en la nevera durante media hora o en el congelador durante unos diez minutos.

Tal vez te interese: Prepara estas deliciosas galletas caseras y sorprende tus visitas

Llenar el recipiente

Pelar y picar la piña y el mango. Divide las piezas de fruta en dos cuencos de 200 gramos cada uno: 200 gramos se utilizarán para la crema y los 200 gramos restantes para la cobertura de gelatina.

Preparación de la crema

Poner el queso Philadelphia en un bol y batir con la batidora para que esté cremoso. A continuación, añadir los 200 gramos de frutas tropicales en trozos. Por último, añadir el azúcar glas y se continúa agitando la mezcla con una espátula.

Ahora hay que empapar 15 gramos de gelatina en agua fría durante 10 minutos, apretar bien, se funden en 2 cucharadas de crema caliente y dejar enfriar. Por último, unir al resto de la crema y mezclar bien. Revuelve para que los ingredientes se integren bien y vierte la mezcla en el molde. Deja el cheesecake de piña y mango en la nevera durante por lo menos 4 horas.

Preparar la gelatina

  • Mientras tanto, preparar la gelatina para la cobertura: 15 gramos de gelatina ablandada en agua fría durante 10 minutos.
  • Exprimirlo bien y colócalo en un colador para que pierda el resto del agua
  • Pon en la licuadora 100 gramos de piña y 100 gramos de mango, hasta que quede cremoso y pasarlo todo por un tamiz
  • Coloca en una cacerola la mezcla de frutas obtenida y deja que se cocine a fuego lento durante un par de minutos. Retirar del fuego y añadir la gelatina exprimida
  • Agitar para que se derrita
  • Por último, unir al jugo de piña.

Después del intervalo de descanso de la torta, vierte la mezcla fría en la base y guarda en la nevera para endurecer una vez más por una hora. El cheesecake de piña y mango está ahora listo para ser transferido a un plato y decorar con unos mechones de crema batida y cubos de piña. ¡Buen provecho!

Conservación

cheesecake piña y mango

El cheesecake de piña y mango se conserva en la nevera, cubierta en un recipiente, durante 3-4 días. O puedes congelar, si prefieres dividiéndolo en porciones, en tupper. Recuerda que debe descongelar lentamente en el refrigerador.

Consejo

¡Puedes preparar el cheesecake de piña y mango con otras frutas tropicales como la papaya o la fruta de la pasión!

  • Bartrina, Javier Aranceta, et al. “Guías alimentarias para la población española (SENC, diciembre 2016): la nueva pirámide de la alimentación saludable.” Nutrición hospitalaria: Organo oficial de la Sociedad española de nutrición parenteral y enteral33.8 (2016): 1-48.
  • Casarrubios, Mª Pilar Carrero, and Jose Luis Armendariz Sanz. Elaboraciones de pastelería y repostería en cocina. Ediciones Paraninfo, SA, 2013.
  • Martínez Álvarez, J. R., et al. “Recomendaciones de alimentación para la población española.” Nutrición Clínica y dietética hospitalaria 30.1 (2010): 4-14.