Cheesecake de limón con merengue

Para lograr la textura deseada es importante que elijamos un queso tipo crema o ricotta, sin sabor. De esta forma resaltará el de los demás ingredientes sin quitarles protagonismo

El cheesecake de limón con merengue es un postre muy popular en todo el mundo. Puede estar hecho con una o varias capas, pero se identifica porque se compone de una esponjosa y suave lámina de queso. Normalmente suele acompañarse con cremas y salsas de diferentes frutas, tales como la fresa, la frambuesa y como en el caso de esta receta, el limón.

Al parecer el cheesecake tiene sus orígenes en la antigua Grecia, aunque no en la forma que lo conocemos en la actualidad. Sin embargo, no fue sino hasta 1390 que aparece en Inglaterra una receta con las características de nuestro pastel de queso.  Actualmente es muy platillo muy extendido, se puede consumir en casi todo el mundo con algunas variaciones. Así que te invitamos a que aprendas a cocinar esta deliciosa receta.

Ingredientes

  • Taza y media de galletas desmigajadas
  • 3 limones
  • 32 onzas de queso crema
  • ¼ de taza de mantequilla
  • Taza y media de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • 1 taza de crema agria
  • Media cucharada de cremor tártaro

mini cheesecake

Preparación

Con los ingredientes que te hemos sugerido te alcanzará para hacer un cheesecake de unas 16 porciones, así que será perfecto para una reunión o fiesta.

Empieza precalentando el horno a 180° C. Pon la mantequilla en un recipiente pequeño y derrítela en el microondas, déjala reposar unos minutos para que se enfríe. Añade el azúcar y las migas de galleta, mezcla hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Toma un molde para cheesecake (la referencia generalmente es el de 9 pulgadas con aro desmontable) y presiona la mezcla de las galletas con la mantequilla en el fondo del molde, recuerda cubrir todo el fondo.

Ralla la cáscara de los limones en un bol pequeño y después exprime el jugo, normalmente conseguirás alrededor de media taza de zumo. Por otra parte, separa las claras de las yemas de 3 huevos.

Ayúdate con una batidora, bate bien el queso crema en un tazón grande, hasta que adquiera una textura suave. Agrégale una taza de azúcar y sigue revolviendo, verás como el queso empieza a ponerse brillante. Después coloca en el tazón el jugo de limón y la crema agria. Mezcla todo muy bien, hasta que obtengas un resultado homogéneo.

Toma un huevo entero y ponlo en el recipiente, junto con las 3 yemas, para este paso debes incorporarlas una a una, a velocidad baja, después añade la ralladura del limón y pon esta mezcla sobre las migas de galleta y mantequilla que se encuentran en el molde.

Lleva el molde al horno y deja que se hornee el cheesecake durante una hora aproximadamente, deberás esperar a que el centro se cuaje. Para acelerar el proceso de horneado, puedes subir la temperatura a 200° C.

Mientras está listo tu cheesecake, puedes procedes a preparar el merengue. Este se elabora usando el cremor tártaro y las claras. Pon ambos ingredientes en un recipiente hondo y bátelos con la batidora hasta que tengas un resultado espumoso. Agrégale lo que te queda del azúcar gradualmente y ve mezclando generosamente hasta que se formen picos duros.

Faltando unos minutos para que tu cheesecake esté listo, recúbrelo con el merengue y deja que se hornee durante 10 minutos más, o hasta que se empiece a dorar. Retira tu cheesecake del horno, déjalo enfriar antes de desmoldar y llévalo a la nevera durante 4 horas. Una vez a pasado este tiempo, tu postre se encuentra listo para ser consumido.

cheesecake piña mango

Consejos adicionales

  • Puedes utilizar diferentes clases de queso para hacer el cheesecake. Los más comunes que se utilizan para prepararlo son el queso crema y el ricotta.
  • El cremor tártaro es una sal ácida que tiene muchos usos dentro de la repostería, principalmente se utiliza como una levadura química, se suele emplear en bebidas carbonatadas, mermeladas, salsas, sopas deshidratadas, entre muchas otras.
  • Puedes conseguir el molde bajo el nombre de springform pan.
  • El uso de la batidora es opcional, en caso de que no tengas una, podrás hacerlo manualmente, aunque esto te tomará más tiempo y esfuerzo.