Prueba esta deliciosa receta de chips de calabacín

Si queremos que nuestros chips de calabacín estén crujientes es importante que dejemos que se enfríen, por lo menos, un par de horas antes de consumirlos

Fáciles de preparar y crujientes. Perfectos para los que se tientan con snacks por la tarde y no quieren “caer” siempre en las patatas fritas de paquete. Excelentes para cuidarse en el verano y un aperitivo o entrante delicioso. Todas estas características pertenecen a una misma receta: los chips de calabacín.

En este artículo te ofrecemos diferentes recetas para preparar ese delicioso aperitivo. Elige la que más te guste y sigue los pasos que te proponemos.

Receta 1 de chips de calabacín

Los snacks durante el verano son más frescos y naturales que en el invierno. Estos se acompañan con un zumo exprimido de naranjas, una cerveza bien helada o una copa de vino blanco.

Lo cierto es que estos chips de calabacín son simples de hacer y en pocos minutos tendrás listo un aperitivo para disfrutar en el balcón, la terraza o el jardín… ¡también en la sala de tu casa! De sabor delicioso y una textura que te hace eliminar el apetito, no te lo puedes perder.

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • Sal
  • Aceite de girasol
  • Condimentos al gusto

Cómo se prepara:

Ingredientes para elaborar chips de calabacín

  • Para empezar, precalentar el horno a 225 °C y colocar papel de hornear en una bandeja o molde. Después, rociar con aceite.
  • A continuación, lavar el calabacín y cortarlo en rodajas finas (del grosor de una moneda más o menos).
  • Esparcir las rebanadas en la bandeja, una al lado de la otra.
  • Después, añadir la sal para que sea absorbida por la verdura.
  • Ahora es el momento de condimentar como prefieras, las opciones son infinitas.
  • A continuación, llevar al horno la bandeja y cocinar durante 40 minutos, hasta que los calabacines estén dorados.
  • Por último, retirar del horno y dejar que se enfríen antes de comer (para que tomen esa textura crujiente deberás esperar dos horas)

Receta 2 de chips de calabacín

Una receta muy divertida para preparar con los niños durante las vacaciones de verano, cuando regresan de la playa. También para que se entretengan un poco y dejen de estar frente el ordenador, el videojuego o la televisión. Además es una excelente opción para que coman vegetales.

¿Qué se necesita?

  • 1 calabacín
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 huevo
  • 6 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 1 pizca de sal y pimienta

¡Los Chips de calabacín estarán listos en pocos minutos!

  • En primer lugar, lavar el calabacín y cortar en rebanadas finas.
  • Después, mezclar la harina con el pimentón.
  • A continuación, pasar las rodajas de calabacín por la mezcla anterior para que se impregnen bien.
  • Batir un huevo en un recipiente y pasar las rebanadas de calabacín con harina por él.
  • Después, mezclar el queso parmesano con el pan rallado y espolvorear los calabacines.
  • Precalentar el horno a 200°C.
  • A continuación, salpimentar al gusto los snacks y repartirlos en una bandeja con papel para hornear (si no tienes puedes ponerle un poco de aceite).
  • Por último, llevar al horno y cocina hasta que estén doradas de ambos lados. Otra opción más rápida es freír, pero son menos saludables (aunque te pueden sacar del apuro).

Opción 3 de chips de calabacín

Calabacín

Ahora que ya sabes preparar la receta básica de chips de calabacín, podemos añadir otro ingrediente delicioso y perfecto para los pequeños de la casa: la batata (o patata dulce).

Una alternativa sin gluten, vegana y para dietas raw o crudas. Si no tienes deshidratador, puedes colocar la bandeja en el horno a fuego mínimo y con la tapa abierta.

¿Qué precisas?

  • 1 calabacín
  • 1 batata
  • 2 cucharada de levadura nutricional (también puede ser hierbas para condimentar)
  • Cebollín en polvo

¿Cómo lo preparas?

  • Para empezar, pelar la batata y lavar el calabacín.
  • Después, cortar todo en rebanadas delgadas.
  • A continuación poner en un recipiente y añadir la levadura nutricional o los condimentos que deseas.
  • Si quieres puedes añadir un poco de agua para que se ablanden un poco los vegetales.
  • Por último, colocar en una bandeja del deshidratador y secar hasta que queden crujientes y secos. La buena noticia es que puedes guardar estos chips de calabacín y batata más de dos días (en un frasco de vidrio por ejemplo). Así cuando llegas del trabajo tienes el aperitivo esperándote.