El chocolate y sus beneficios para el corazón

Se ha comprobado que el chocolate es uno de los alimentos más beneficiosos para la salud. Ahora bien, es importante aprovechar la presentación que contenga la mayor cantidad de cacao posible.

Es cierto que el chocolate tiene ciertos beneficios para el corazón. No obstante, hay muchos cardiólogos que han revisado los estudios realizados con un cierto grado de escepticismo. Después de todo, no se puede confiar, de buenas a primeras, en la información.

En vista de la importancia que tiene la alimentación en la salud cardiaca, es necesario prestarle la atención que merece. En este sentido, no se vale comer por comer, sino conocer bien qué, cómo y cuándo comer cada cosa. Y al contrario de lo que se suele pensar, comer sano no implica dejar de lado los gustos. 

Si eres de los que esperan con ansias el momento para darse un gusto, debes saber que el chocolate puede ser una de las mejores opciones por las que puedes optar. A continuación te contamos más al respecto.

¿Qué dicen los estudios? 

Según varios estudios de observación, el consumo de chocolate trae beneficios para el corazón. De hecho, ayuda a mejorar la salud cardiaca, en general, y a reducir la presión arterial. 

En un estudio realizado en el Reino Unido, durante el año 2015, se demostró que, en un periodo de 12 años, las personas que consumieron más chocolate, presentaron hasta un 11% menos de probabilidades de padecer enfermedades coronarias.

En las mujeres que formaron parte de la muestra, se evidenció que tenían un riesgo significativamente menor de desarrollar alguna insuficiencia cardiaca

Además, tenían un 25% menos de posibilidad de morir por problemas cardiovasculares, en comparación con las que no habían comido chocolate de forma habitual.

La intención de este tipo de estudios es encontrar la relación entre la causa (consumo de chocolate) y el efecto (mejora de la salud cardiaca), sin embargo, aún no existen conclusiones definitivas y los investigadores continúan realizando estudios de observación.

chocolate

El chocolate y sus beneficios para el corazón

Los investigadores teorizan que, los flavonoides que contiene el cacao, pueden ser la fuente de salud para el organismo. Los flavonoides hacen que los vasos sanguíneos tengan mayor elasticidad.

Tal elasticidad permite que la sangre fluya, con mayor facilidad, por el organismo y la presión arterial mejore, así como los niveles de insulina. Ahora bien, hay que saber que no todos los chocolates contienen la cantidad de flavonoides necesaria para disfrutar de tales beneficios.

Para que el chocolate sea rico en flavonoides, debe ser lo más oscuro posible; es decir, debe tener un alto contenido de cacao. Por ello, no cualquier presentación es válida para el consumo.

Si bien es cierto que las bebidas achocolatadas son deliciosas, no aportan lo mismo que un trozo de chocolate con más de un 70% de cacao.

Presentaciones comunes 

Existen varios tipos de chocolate. Como verás, no todos contienen la cantidad correcta de flavonoides. Aunque algunas variantes pueden resultar más apetecibles y dulces, es mejor que elijas las opciones más amargas.

1. Cacao en polvo

El cacao en polvo contiene más de 30 sustancias antioxidantes, entre las cuales se encuentran los flavonoides. Esta variación se compone de las semillas del cacao, tostadas y molidas para reducir la amargura de cacao y, en su lugar, añadir dulzor.

Se trata de una de las mejores formas de consumir chocolate. A partir de este polvo, puedes preparar una gran variedad de postres o bebidas.

Eso sí, asegúrate de revisar el empaque al momento de comprarlo para elegir los cacaos en polvo más puros y sin azúcar para obtener beneficios para el corazón.

El cacao

2. Chocolate negro

Este tipo de chocolate es de los menos procesados y contiene mucho más flavonoides que otras presentaciones. Aunque tiende a ser más amargo al gusto, no es menos delicioso, para muchas personas.

Es importante procurar elegir aquellos que tienen poco o ningún contenido de azúcar añadido para poder obtener los beneficios para el corazón.

3. Chocolate con leche

Por el contrario, el chocolate con leche es una de las presentaciones menos recomendables para el consumo puesto que, para su obtención, el chocolate pasa por un proceso en el que se modifica, en gran medida, los compuestos del cacao.

En la fase de alcalinización, se eliminan los flavonoides que tanto interesan, puesto que lo que se pretende es conseguir una variedad de chocolate suave y dulce. Por ende, el resultado final viene a ser un chocolate con un alto contenido de azúcar y muy pocos beneficios para la salud cardiaca.

4. Chocolate blanco

El chocolate blanco viene a ser, básicamente, la manteca que ha sido extraída de las semillas del cacao. No contiene sólidos de chocolate en absoluto. Por ende, no contiene flavonoides y no aporta ningún beneficio para la salud.

¿Cuál es la cantidad ideal que se debe tomar?

El hecho de que el chocolate pueda aportar beneficios para la salud no quiere decir que deba comerse en exceso. De hecho, aún no se ha determinado cuál es la ‘dosis’ que se debe consumir para obtener beneficios para el corazón.

Evidentemente, si se llegase a consumir unos 100 gramos de chocolate diariamente, ese estaría ingiriendo 500 calorías. Esto se traduce en un aumento de peso de medio kilogramo a la semana, lo que no sería nada beneficioso para el corazón.

Descubre: Los 10 mejores alimentos para proteger el corazón

Conclusión

Ten en cuenta que, muchos de los chocolates comerciales han sido procesados de forma que suelen eliminar la mayor parte de los flavonoides, incluso si se clasifican como chocolate oscuro.

Esto quiere decir que, aunque un chocolate sea oscuro, si pasa por un proceso en el que se modifica su ‘materia prima’ y se le añaden otras sustancias, puede que no sea tan saludable como se quiera creer.

Por esto, no existe una manera de saber, a ciencia cierta, si en realidad lo que estamos consumiendo va a tener los beneficios que se quiere obtener.

La gran mayoría de los chocolates son simplemente golosinas y no un alimento que pueda considerarse para llevar una dieta sana que proporcione beneficios, tanto para el corazón como para la salud, en general.

Es importante aprender a distinguir entre chocolate y cacao. El que nos proporciona los flavonoides y, por tanto, los beneficios, es el cacao, por lo que deberemos optar por chocolates con alto porcentaje del mismo.

Lo ideal es fijarse bien en los ingredientes indicados en los empaques y procurar elegir los chocolates que tengan a partir de un 60% de pureza; es decir, de contenido de cacao.