Chucrut casero: descubre cómo preparar este saludable probiótico

Aunque existen otros probióticos ya preparados en el mercado, al elaborar nuestro propio chucrut en casa nos aseguramos de su calidad y de su procedencia orgánica y sin aditivos.

El chucrut casero es un alimento probiótico. Este tipo de alimento se ha hecho bastante popular en los últimos años por sus múltiples beneficios para la salud.

Se trata de un grupo de fermentados cuyo consumo favorece el crecimiento de las bacterias saludables del intestino, tales como las bifidobacterias y lactobacilos. Estos microorganismos trabajan para descomponer la lactosa, los azúcares y los almidones, para así facilitar el proceso digestivo.

Además, fortalecen el sistema inmunitario y contribuye a inhibir la proliferación de bacterias dañinas como la  E. coli y C. difficile. Por si fuera poco, ejercen un interesante efecto antinflamatorio que resulta útil en el tratamiento de problemas como el síndrome del intestino irritable y la diarrea.

Si bien el más conocido es el yogur natural, existen alternativas, como el chucrut, que se pueden preparar en casa con unos simples pasos.

¿Qué es el chucrut?

chucrut casero

El chucrut es un alimento con propiedades probióticas que se prepara a partir de la fermentación de las hojas de repollo en agua con sal.

El proceso de fermentación se inicia de forma natural, porque los lactobacilos crecen en la col y crean un ambiente ácido que favorece la proliferación de futuras bacterias. Al concentrar las bacterias y levaduras presentes en las hojas del repollo, potencia los beneficios del alimento.

Cuando el nivel de acidez se eleva, la bacteria Leuconostoc mesenteroides y otras especies de Leuconostoc empiezan a ser predominantes. Finalmente, otras bacterias, como los lactobacilos, fermentan los azúcares restantes y rebajan mucho más el pH de la acidez.

¿Quieres conocer más? Lee: Eliminar bacterias del estómago con un eficaz tratamiento con higos

¿Cuáles son los beneficios del chucrut?

Beneficios del chucrut casero: mejora la salud intestinal

Las hojas de repollo contienen sustancias naturales de isotiocianato que le atribuyen interesantes propiedades anticancerígenas.

Sus bacterias beneficiosas, las mismas que contiene el yogur natural, equilibran la microbiota del tracto intestinal y disminuyen el riesgo de enfermedades del sistema inmunitario.

A su vez, estas contribuyen a mejorar el ritmo del metabolismo y del tracto gastrointestinal, lo que favorece la óptima eliminación de los desechos y la pérdida de peso saludable.

Su alta concentración de vitaminas, minerales y antioxidantes hacen que sea un buen complemento en la dieta, no solo por sus efecto sobre los sistemas principales del cuerpo, sino también por sus efectos sobre el estado de ánimo y productividad.

Su ventaja sobre el yogur es que contiene más bacterias vivas y menos calorías, por lo que es idóneo para reducir medidas en poco tiempo. Además, es muy saludable para el estómago y puede ser una gran alternativa para quienes sufren intolerancia a la lactosa.

¿Cómo preparar este chucrut casero con tan solo dos ingredientes?

chucrut casero

 

La cantidad de ingredientes que proponemos es para un 3,5 litros de chucrut, pero puedes ajustar los ingredientes a tus necesidades.

Visita este artículo: Infusiones para las malas digestiones

Ingredientes

  • 2 ¼ kg  libras de repollo rallado
  • 3 cucharadas de sal marina (36 g)

Material

  • 1 frasco de vidrio con tapa

Preparación

  • Ralla las hojas de repollo, introdúcelas en el frasco y agrégales tres cucharadas de sal marina.
  • Aplasta el repollo hacia abajo, y deja un poco de espacio antes de cerrar el tarro. La verdura comenzará a formar su jugo en el proceso de fermentación.
  • Cubre con un paño o toalla de papel.
  • Presiona el producto hacia debajo de forma periódica, varias veces al días y con pocas horas de diferencia.
  • Pasadas 24 horas, el jugo debe sobresalirse y casi escurrir por la tapa. De no ser así, le agregaremos un poco de agua salada hasta lograrlo.
  • Se recomienda poner un plato debajo del frasco para recolectar el jugo que suelta la col en las siguientes horas.
  • Revisa el progreso cada uno o dos días, comprobando que se amarga.
  • Elimina cualquier desecho que se forme en su superficie.
  • Déjalo macerar durante un dos o tres semanas.
  • Ya está listo para comer. También puedes beber o usar el jugo para cocinar.
  • Importancia de las crucíferas como alimento anticancer. (n.d.). Retrieved November 22, 2018, from https://www.conasi.eu/blog/consejos-de-salud/cruciferas-poderosos-anticancerigenos-naturales/
  • Probióticos - familydoctor.org. (n.d.). Retrieved November 22, 2018, from https://es.familydoctor.org/probioticos/
  • Probióticos y prebióticos, qué son y qué nos aportan. (n.d.). Retrieved November 22, 2018, from https://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/dieta-equilibrada/alimentos-funcionales/prebioticos-y-probioticos/diferencia-3171
  • Alimentos probióticos: la col fermentada o Chucrut | ECOagricultor. (n.d.). Retrieved November 22, 2018, from https://www.ecoagricultor.com/alimentos-probioticos-la-col-fermentada-o-chucrut/
  • AlFaleh, K., Anabrees, J., Bassler, D., & Al-Kharfi, T. (2011). Probiotics for prevention of necrotizing enterocolitis in preterm infants. In K. AlFaleh (Ed.), Cochrane Database of Systematic Reviews. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd. https://doi.org/10.1002/14651858.CD005496.pub3
  • Goldin, B. R. (1998). Health benefits of probiotics. The British Journal of Nutrition, 80(4), S203-7. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9924285
  • Bifidobacterias, las “heroínas de la salud” de la microbiota intestinal. (n.d.). Retrieved November 22, 2018, from https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/bifidobacterias-las-heroinas-de-la-salud-de-la-microbiota-intestinal/
  • Gill, H., & Prasad, J. (2008). Probiotics, Immunomodulation, and Health Benefits. In Bioactive Components of Milk (pp. 423–454). New York, NY: Springer New York. https://doi.org/10.1007/978-0-387-74087-4_17
  • Nagpal, R., Kumar, A., Kumar, M., Behare, P. V., Jain, S., & Yadav, H. (2012). Probiotics, their health benefits and applications for developing healthier foods: a review. FEMS Microbiology Letters, 334(1), 1–15. https://doi.org/10.1111/j.1574-6968.2012.02593.x