Churros caseros

Indira Ramírez Terán 31 mayo, 2015
Para evitar el exceso de aceite, además de controlar la temperatura cuando los freímos, conviene escurrir los churros en un papel absorbente y cocinarlos el tiempo justo hasta que se doren

Los churros son un postre “típicos de feria” que ahora podrás hacer en casa gracias a esta receta sencilla a base de cuatro ingredientes. Son un dulce ideado para merendar en una tarde fría acompañados con una buena taza de chocolate caliente.

No vas a necesitar churrera para prepararlos a la perfección, sigue leyendo y descubre lo fácil que es merendar con unos calientes churros caseros.

Los churros o jeringos son un postre de la cocina ibérica. Nacen en España pero son populares en casi toda Europa y Latinoamérica, donde se venden en churrerías, mercados populares o puestos ambulantes dispuestos en las calles.

Harina, azúcar, aceite y agua eso es lo único que necesitarás tener en casa para hacer estas dulces frituras que pueden también ir rellenos de chocolate, dulce de leche o mermeladas.

Ingredientes para hacer churros caseros

  • 300 gramos de harina de trigo sin leudante
  • Cuatro cucharadas de azúcar refinada
  • Dos cucharadas de canela
  • 350 mililitros de agua
  • Una pizca de sal
  • ½ litro de aceite de girasol

Preparación de churros caseros

harina-de-arroz

  • Lo primero que debes hacer es disponer todos los ingredientes sobre la mesa de trabajo, para así rendir el tiempo y conservar el orden en la cocina. Es una maravilla cuando se alistan los ingredientes por porciones y cortes, verás que todo resulta más fácil.
  • Los utensilios que necesitarás para hacer churros caseros son: una olla pequeña, una olla profunda para frituras, una manga pastelera, boquillas y un bol.
  • En la olla pequeña agrega el agua y lleva a hervir.
  • Mientras, tamiza la harina sin leudante.
  • Agrega la harina sin leudante en un bol junto con los ingredientes secos: azúcar refinada, sal y canela en polvo.
  • Una vez el agua esté en ebullición, incorpórala a la harina y con una cuchara de madera, comienza a crear una masa homogénea y chiclosa.
  • Deja reposar la masa.
  • Tras unos minutos, amasa un poco más  la mezcla.
  • En la olla profunda para frituras, coloca el ½ litro de aceite y lleva a fuego moderado.
  • Una vez el aceite esté caliente, toma la manga pastelera y rellena con un poco de la masa para churros caseros.
  • Comienza a hacer con la manga pastelera pequeños bastoncitos y deja cocinar hasta que estén dorados.
  • Retira del fuego y deja escurrir en un papel absorbente.
  • Aún recién salidos del fuego, espolvorea los churros con abundante azúcar.
  • Sirve los churros acompañados de una rica taza de chocolate caliente. También puedes agregar por encima de los churros sirope de chocolate, una rica crema de avellanas o dulce de leche.

Consejos adicionales:

dulce de leche

Este es un postre hipercalórico. Tiene abundante azúcar y aceite, por lo que se recomienda su consumo moderado.

Para que el churro absorba aceite lo menos posible es importante freírlos en un aceite lo suficientemente caliente, pero evita que esté demasiado caliente. La idea es que el churro pueda cocinarse también por dentro.

Es importante que respetes la regla de incluir agua caliente a la mezcla, este proceso ayuda a precocinar los churros. Evita quemarte las manos usando una cuchara o paleta de madera.

También puedes mezclar el azúcar con la canela en polvo y espolvorear esta mezcla sobre los churros.

Si quieres hacer uno churros rellenos, te recomendamos preparar una manga pastelera con una boquilla muy fina. Añadir el relleno de preferencia y una vez fritos, rellenar el churro por cada uno de los extremos. A estos siempre le quedan pequeños orificios en los extremos por donde fácilmente podrás rellenarlos.

 

Te puede gustar