Cinco maneras de preparar cócteles

Francisco María García · 3 abril, 2018
Se puede preparar cócteles en casa como un profesional, y para ello es necesario aprender ciertos trucos y contar con algunas herramientas.

Los cócteles son un elemento infaltable en fiestas y reuniones, además de un excelente compañero para terminar la jornada. Para preparar cócteles en casa como un profesional es necesario aprender ciertos trucos y contar con algunas herramientas.

El mezclador Boston

Se compone de dos vasos de igual tamaño, que pueden ser de vidrio o de acero inoxidable, y un colador. Sirve para mezclar y agitar los ingredientes de algunos cócteles.

Se puede utilizar uno de los vasos cuando se trata solo de mezclar o ajustar los vasos uno al otro cuando lo que se quiere es agitar. Para servir la preparación se utilizará el colador. Este tiene una espiral de metal alrededor del borde para eliminar la pulpa de los cítricos.

Preparar cócteles con esta herramienta, también conocida como coctelera, puede ser todo un ritual. Hay profesionales que utilizan la coctelera con estilos muy particulares.

Forma de preparar los cócteles.

Una de las bebidas más famosas que se prepara en este tipo de mezclador es el popular Margarita. Se pone hielo en el vaso mezclador. Luego se añade tequila, Triple Sec y jugo de limón, en partes iguales, y se agita el contenido.

Para servirlo, se humedece el borde de una copa con una rodaja de limón. Luego se sumerge a rodaja en un plato con sal para que se pegue.

La medida exacta

Preparar cócteles consiste principalmente en mezclar dos o más ingredientes. Uno de los secretos para garantizar una mezcla perfecta es utilizar la medida exacta de cada componente.

Para ello es necesario tener un medidor, y los podemos encontrar muy variados. Los medidores están compuestos generalmente por dos conos opuestos, uno de 15 mL y el otro de 30 mL.

El Negroni, por ejemplo, es uno de los cócteles más antiguos y conocidos, lleva en su preparación tres tipos de bebidas alcohólicas. Para obtener un mejor resultado, es indispensable prepararlo utilizando un medidor.

Este cóctel lleva 30 mL de Ginebra, 30 mL de Vermouth dulce y 30 mL de Campari. Algunos cubos pequeños de hielo en un vaso, una rodaja de naranja y estará listo.

El hielo

Hielo preparado para cócteles.

Es un elemento clave para obtener buenos resultados. Contrariamente a lo que puede parecer, el hielo no solo influye en la temperatura de un cóctel, sino también en su calidad. No se trata de un simple complemento, sino del verdadero protagonista.

El hielo debe ser transparente, no tener sabor ni olor y estar muy frío. Algunos cócteles se sirven con hielo frappé o hielo picado. Además de enfriar rápidamente, tiene una importancia estética en muchas bebidas. El efecto “granizado” es casi imprescindible.

Otros combinados se sirven con cubos de hielo enteros; es importante que estos sean grandes y macizos. Los hielos pequeños se derriten muy rápidamente, alterando el sabor de la bebida al agregarle agua y diluir los sabores.

Tener en casa las cubiteras adecuadas permite preparar hielos de calidad. Aunque en los mercados en la actualidad ya se adquieren bolsas de cubitos de hielo de calidad.

El Aperol Spritz es un delicioso y refrescante cóctel que se prepara con cuatro o cinco cubos de hielo grandes, media rodaja de naranja, dos medidas de Aperol o Campari, tres medidas de vino blanco o champaña y una medida de soda o agua gasificada.

El twist

El twist es la cascaras de naranja o limón que forma parte de ciertos cócteles. No es solo un adorno, es una parte fundamental de la bebida y un ingrediente más.

Para que se liberen los aceites cítricos, que son los que dan el toque de sabor y aroma, es importante cortar tiras de piel de limón o naranja. Hay que evitar dejar la parte blanca, ya que puede dejar un sabor amargo.

El Martini es, sin duda, el rey de los cócteles. Se prepara colocando un twist de limón en una copa y añadiendo 75 mL de Ginebra, 22 mL de Vermut seco, un toque de licor de naranja, previamente mezclados en una coctelera con hielo, y una aceituna para decorar.

Preparar cócteles con mortero

El mortero es una herramienta indispensable para preparar algunos cócteles. Se usa para aplastar las frutas, las hierbas y el azúcar. El mejor es el modelo clásico, de madera.

Dos vasos de caipirinha.

La caipirinha, por ejemplo, no se puede preparar sin este utensilio. Para elaborar este clásico cóctel de origen brasileño, se coloca en un vaso medio limón cortado en varios pedazos y dos cucharaditas de azúcar. Se aplasta el limón con el mortero, se añaden 50 mL de cachaça y mucho hielo picado.