Cinitaprida: indicaciones y contraindicaciones

31 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Al igual que ocurre con el reflujo, la mayoría de las personas que padecen síndrome de intestino irritable suelen paliar los síntomas con cambios en el estilo de vida. No obstante, los síntomas más graves pueden tratarse con medicamentos, donde entra en juego la cinitaprida.

La cinitaprida es un medicamento que se utiliza para el tratamiento del reflujo gastroesofágico, dispepsia funcional y síndrome de intestino irritable.

Todos estos trastornos se engloban dentro de los conocidos como trastornos de motilidad gastrointestinal. Presentan un impacto clínico y social considerable y constituyen un motivo frecuente de consulta en atención primaria, sobre todo en adultos. Su incidencia en la población en general puede superar al 20 %.

Por lo tanto, la cinitaprida, al pertenecer a la familia de los fármacos denominados procinéticos, resulta muy eficaz para tratar todos estos problemas, ya que estimula la motilidad gastrointestinal.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

cinitaprida para tratar el reflujo gástrico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico aparece cuando el ácido que se produce en el estómago sale de este órgano hasta el esófago. De esta forma, el revestimiento del esófago se puede ver afectado desencadenando una serie de síntomas, entre ellos:

  • Sensación de ardor en el pecho.
  • Dificultad para tragar.
  • Regurgitación de alimentos o líquidos agrios.
  • Tos crónica.
  • Laringitis.
  • Asma nueva o que empeora.

Aunque con un cambio en los hábitos de vida puede revertirse, algunas personas necesitan tratamiento, como la administración de cinitaprida, o incluso cirugía en los casos más graves.

¿Y la dispepsia funcional?

Esta indicación de la cinitaprida es un trastorno que afecta hasta el 30 % de la población en general. Es una patología que cursa con varios síntomas como:

  • Dolor o molestias en el abdomen superior.
  • Sensación de quemazón, presión o plenitud.
  • Náuseas.
  • Saciedad precoz.
  • Eructos.
  • Distensión.

Se trata de un trastorno bastante heterogéneo. La razón de ello es que varias causas pueden conducir a un cuadro clínico similar. En definitiva, la dispepsia es un conjunto de síntomas que se originan en el tracto gastrointestinal superior cuando no hay una causa orgánica o enfermedad metabólica que pudiera explicar los síntomas.

Descubre: Corte de digestión, ¿por qué ocurre?

Síndrome de intestino irritable

Hombre con recreación de su aparato digestivo

Se trata de otro trastorno frecuente entre la población general que afecta al intestino grueso. Se desarrolla con el siguiente cuadro clínico:

  • Cólicos.
  • Dolor abdominal.
  • Hinchazón.
  • Gases.
  • Diarrea o estreñimiento.

Al igual que ocurre con el reflujo, la mayoría de las personas que padecen síndrome de intestino irritable suelen paliar los síntomas con cambios en el estilo de vida. No obstante, los síntomas más graves pueden tratarse con medicamentos, donde entra en juego la cinitaprida.

¿Cómo ejerce la cinitaprida su efecto en el organismo?

Como hemos mencionado, este fármaco tiene una actividad procinética a nivel del tracto gastrointestinal al poseer una marcada acción procolinérgica:

De esta forma, la cinitaprida consigue:

  • Acelerar el tiempo de evacuación gástrica en pacientes con retraso patológico de vaciamiento gástrico.
  • Mejorar la sintomatología de la dispepsia asociada a retraso del vaciamiento gástrico y de tránsito gastrointestinal.
  • Reducir la cantidad y la duración de los episodios de reflujo así como el tiempo con pH esofágico inferior a 4.

Lee también: Metoclopramida: qué es y para qué se utiliza

Contraindicaciones de uso

Médico con ranitidina en las manos

La administración de este medicamento está totalmente contraindicada en pacientes que presenten hipersensibilidad al principio activo o alguno de los siguientes excipientes:

  • Lactosa anhidra.
  • Celulosa microcristalina.
  • Carboximetilalmidón de sodio.
  • Sílice coloidal.
  • Estearato de magnesio.

Por otro lado, también está contraindicada la administración de cinitaprida en aquellos casos en los que su efecto procinético del tracto gastrointestinal pueda ser perjudicial para el paciente. Un ejemplo de ello es en aquellos pacientes que tengan hemorragias, obstrucciones, perforaciones o disquinesia tardías o neurolépticos.

Por otra parte, no está aconsejado el uso de este medicamento en niños y adolescentes, ya que no hay información clínica sobre la seguridad y eficacia en este grupo poblacional.

De la misma forma, no hay datos relativos al uso de cinitaprida en mujeres embarazadas. Y, aunque los estudios en animales no sugieren efectos perjudiciales directos ni indirectos en términos de toxicidad para la reproducción, es mejor tener la precaución y evitar el uso de cinitaprida durante el embarazo. En caso de que la utilización sea necesaria, es el médico el que debe valorar la relación riesgo/beneficio.

Conclusión

La cinitaprida es un medicamento ampliamente utilizado para tratar diferentes trastornos digestivos, como puede ser la dispepsia funcional. Es importante tener en cuenta que está contraindicado en una serie de situaciones. Por ello, debes consultar al médico o al farmacéutico/a tu condición antes de utilizarlo. De esta forma, podrás evitar complicaciones para tu salud.

  • González, J. C. (2014). Procineticos. Acta Gastroenterol Latinoam.
  • Grande Posa, L., Lacima Vidal, G., & Perez Campos, A. (1992). EFECTO DE CINITAPRIDA SOBRE EL REFLUJO GASTROESOFAGICO EN PACIENTES CON ESOFAGITIS. ESTUDIO ALEATORIZADO, CONTROLADO Y A DOBLE CIEGO. Gastroenterologia y Hepatologia.
  • Portincasa, P., Mearin, F., Robert, M., Plazas, M. J., Mas, M., & Heras, J. (2009). Eficacia y tolerabilidad de cinitaprida en el tratamiento de los pacientes con dispepsia funcional y vaciamiento gástrico enlentecido. Gastroenterologia y Hepatologia. https://doi.org/10.1016/j.gastrohep.2009.06.013