La cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesiadad

Laura Yalba 31 mayo, 2018
Cuando una persona alcanza el grado de obesidad mórbida se vuelve muy difícil cumplir los objetivos terapéuticos de pérdida de peso y hay que recurrir al tratamiento quirúrgico: la cirugía bariátrica.

La obesidad mórbida es una enfermedad que aparece cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo. Cuando un paciente alcanza el grado de obesidad mórbida hay que recurrir al tratamiento quirúrgico, la cirugía bariátrica.

Cirugía bariátrica es el nombre que reciben el conjunto de procedimientos quirúrgicos utilizados para tratar la obesidad. El objetivo que buscan es la dominación del peso corporal y se utiliza como una alternativa al tratamiento con otros métodos quirúrgicos.

Tipos de cirugía bariátrica

La cirugía restrictiva es una técnica que consiste en reducir el tamaño del estómago por medio de una banda gástrica o gastrectomía vertical. En otras palabras, estos procedimientos consisten en disminuir radicalmente la ingesta de alimentos al reducir el estómago. Dentro de este tipo de intervenciones podemos encontrar:

  • La gastroplastia vertical en banda (GVB): se basa en crear un pequeño reservorio gástrico en laparte superior del estómago. En primer lugar, se construye una ventana gástrica con una engrapadora circular. Más adelante, se excluye el resto del estómago aplicando líneas de grapas hacia el ángulo de His.
  • Gastroplastia vertical anillada: se crea un pequeño reservorio gástrico con una línea de grapas y una banda o aníllo protésico que lo conecta con el resto del tubo digestivo.
  • Banda gástrica ajustable: se coloca una banda alrededor de la unión esófago-gastrica. Esta banda esta diseñada para crear un reservorio gástrico pequeño. Este reservorio puede regularse insuflando la parte interna de lavanda para adaptarse a lo que necesita cada paciente.
  • Balón gástrico: se introduce por medio de una endoscopia un balón un globo de silicona con una capacidad de entre400 a 900 cc. El objetivo es la ocupación parcial del estómago para crear una sensación de saciedad.
  • Pilictura gástrica: se realiza un pliegue en el estómago usando grapas. Así, se reduce el tamaño del estómago sin necesidad de hacer cortes en el estómago.

Cirugía malbsortiva

Esta técnica hace que la comida llegue más rápido al intestino distal, por lo que se consigue que el paciente tenga un tránsito acelerado. Como resultado, se produce una malabsorción de los alimentos.

Este tipo de cirugías también se conocen como bypass o derivación gástrica. Sin embargo, debido al alto riesgo para la salud y a las posibles complicaciones en el tiempo, no se suele realizar.

Cirugía mixta

Estas técnicas también se conocen como cirugías restrictivo-malabsortivos. Estas técnicas, además de reducir la capacidad gástrica, alteran la continuidad gástrica normal y además interrumpen la absorción de nutrientes. De este tipo de intervenciones la más común es el bypass gástrico.

¿En qué casos se recomienda la cirugía bariátrica?

Actualmente, el primer tratamiento médico recomendado sería uno basado en dieta, ejercicio y medicamentos. En general, siguiendo un programa médico integrando cambios de conducta y actividades físicas, junto con apoyo psicológico.

Sería en el caso en el que este primer tratamiento fallara cuando se pasaría a considerar al cirugía bariátrica, también llamada cirugía de la obesidad. Un ejemplo sería un paciente que padeciese obesidad de tipo III, es decir, obesidad mórbida.

Un paciente padecería obesidad mórbida cuando su índice de masa corporal (IMC) es igual o mayor a 40 o mayor de 35 con una enfermedad asociada como la apnea del sueño. En estos casos, varias publicaciones coinciden en que cuando se llega a estos casos la cirugía bariátrica es el único tratamiento efectivo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este tipo de intervenciones deben ser realizadas por profesionales médicos y siempre por razones de salud. Otras indicaciones son:

  • Ser mayor de 18 años y menor de 60.
  • Haber fracasado en repetidas ocasiones otros tratamientos médicos.
  • Presentar un riesgo quirúrgico moderado o bajo.
  • Obesidad con evolución mayor a 5 años.
  • Comprometerse a cumplir con el postoperatorio
  • Ausencia de alcoholismoo o farmacodependencia.
  • No presentar contraindicaciones psiquiátricas como la bulimia.
  • No presentar contraindicaciones médicas como las neoplasias.
  • Ausencia de alteraciones endocrinas “activas” en el momento de la operación.
Dormir poco causa obesidad

Riesgos

Junto con los riesgos comunes asociados a intervenciones quirúrgicas complejas, los riesgos más frecuentes son los siguientes:

  • Vómitos persistentes, por comer demasiado.
  • Dificultades para tragar.
  • Rotura de la línea de grapado, y como consecuencia un posible derrame de los ácidos gástricos.
  • Úlceras.
  • Deficiencias nutricionales: pueden producir osteoporosis o anemia.
  • Distensión (estiramiento doloroso) abdominal dolorosa y de la bolsa gástrica.

Las complicaciones asociadas a este tipo de intervenciones se dan en un 10% de los casos. Asimismo, presentan una mortalidad que oscila entre el 1 y el 5% de los casos, siendo las razones principales el embolismo pulmonar y la falla sistémica.

Bibliografía

Te puede gustar