Cirugía estética genital: labioplastia o ninfoplastia

Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Sara Cañamero
25 julio, 2019
La cirugía estética genital está cada vez más extendida. ¿En qué casos se lleva a cabo y cuáles son los resultados? Profundizamos en el tema con la matrona Sara Cañamero.

La cirugía estética de la zona genital es más frecuente de lo que podríamos pensar, y no solo eso, sino que es una práctica que está en aumento. ¿A qué se debe y en qué consiste esta intervención?

Hablamos de la cirugía o retoque estético de los labios menores, cuando estos sobresalen en exceso más allá de los labios mayores. Y aunque se denomine cirugía estética, la mayoría de las mujeres que optan por esta intervención no lo hacen por hacer más bella su vulva (que también, según se mire), sino más bien por temas funcionales.

Veamos en mayor profundidad cuáles suelen ser las mayores causas de intervención, que abarcan desde factores estéticos y funcionales hasta los higiénicos:

Causas de la cirugía estética genital

calentar antes de hacer deporte

  • Dificultad a la hora de inserción de tampones o copas menstruales.
  • Molestias en las relaciones sexuales, ya que pueden estorbar o rozarse durante la penetración/coito.
  • Alteraciones de la autoestima a la hora de realizar determinadas practicas sexuales. Muchas mujeres que tienen hipertrofia refieren no practicar, por ejemplo, el cunni-lingus, ya que no se sienten cómodas con sus genitales en las cortas distancias.
  • Dificultad en la higiene, con la acumulación de fluidos vaginales, orina…

Lee también: Alteración de la orina: aspectos que se tienen en cuenta

  • Vergüenza por tener una vulva diferente (esto es algo por lo que muchos colectivos están trabajando, por la visibilización de la variabilidad en la morfología y anatomía de cada vulva).

¿En qué consiste la operación?

Se trata de una cirugía ambulatoria que no requiere ingreso en el hospital; de hecho, normalmente se realiza con anestesia local o sedación. Lo más habitual es que se haga mediante láser o electrobisturí.

Te puede interesar: Sedación consciente con analgesia y sedación procedimental

En ella, el cirujano recortará la parte prominente, buscando sobre todo devolver la funcionalidad pero sin quitar la sensibilidad.

Respecto al postoperatorio, es algo largo (unas 4 semanas), ya que se trata de una herida sometida a humedad y roce constante. Sin embargo, con los cuidados pautados de higiene, cuidados de la herida y ropa interior transpirable y de algodón, la mujer puede incorporarse a su vida normal a los 2-4 días de la intervención.

Picor vaginal.

Y después de la intervención, ¿cuáles son los resultados?

Cada mujer es única, así que sus genitales también lo son. Es cierto que una hipertrofia de los labios mayores no es una patología, y que su causa en la mayoría de los casos se desconoce (aunque parece que la edad, y factores hormonales puedan estar involucrados), pero también es cierto que las mujeres que se han sometido a estas intervenciones refieren una satisfacción general con la cirugía.

En primer lugar, porque mejora su vida sexual –no porque la intervención tenga ese objetivo, sino porque a nivel psicológico esas mujeres pasan de no querer ni siquiera verse o mirarse a estar a gusto con sus genitales–. Y además, evidentemente, si la causa es funcional, las mujeres operadas tienen una mejor calidad de vida, ya que se pueden evitar irritaciones, roces o heridas en su zona más íntima.