Un cirujano robótico para las zonas con menos recursos

Dispositivos como el cirujano robótico sirven para aumentar la esperanza de vida de los países en desarrollo, en muchos de los cuales no se superan los 60 años

Son las tres de la mañana. Sientes un dolor agudo en la zona inguinal. Intentas ignorarlo, pero no puedes.

Te asustas, así que decides ir a urgencias y allí detectan que estás sufriendo una crisis de apendicitis, así que inmediatamente entras en quirófano.

Dos días más tarde estás en casa, como nuevo y listo para volver a trabajar o a tu rutina diaria.

Normal, ¿no?

Eso puede parecer, pero hay lugares donde una circunstancia como esta es ciencia ficción. El acceso a los servicios médicos puede suponer kilómetros de camino a pie y la posibilidad de disponer de un cirujano, cuestión de días.

Sin embargo, la tecnología y la inteligencia artificial están demostrando la capacidad de revertir esta situación.

Cirujanos

Ya ha dado pruebas de su eficacia en el desarrollo de dispositivos para detectar y curar enfermedades, así como en materia educativa. No obstante, la clave está en dar un paso más para paliar las dificultades que entraña nacer en zonas con menos recursos.

En este sentido, destaca FlexDex Surgical, un cirujano robótico que multiplica de manera considerable la esperanza de vida de los habitantes de dichos lugares.

Además de su precisión en determinados procedimientos, presenta la ventaja de ser muy económico. Su precio oscila en torno a los 500 euros.

El cirujano robótico está diseñado para pequeñas incisiones y suturas

cirujano robótico

En realidad, este no es el primer intento.

Ya existe un sistema con la misma pretensión que cuenta con la aprobación de Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, pero su precio supera los dos millones de euros.

Por tanto, su adquisición para estas áreas es casi inviable.

Por ello, el dispositivo que ha creado un equipo de la Universidad de Michigan se ha recibido con tanto entusiasmo. Aunque no está preparado para operaciones muy complejas, sí sirve para procedimientos poco invasivos.

Así, es ideal para las instalaciones médicas presentes en lugares con recursos limitados.

Para entender su funcionamiento, lo mejor es imaginarlo como una prolongación del brazo, que se mueve en la misma dirección del mismo.

 

Situado en la muñeca, ya se ha probado en una cirugía abdominal con éxito, por lo que sus desarrolladores aseguran su utilidad para actuar sobre hernias, así como realizar histerectomías y prostatectomías.

Gracias al cirujano robótico, dichos procedimientos son mucho más fáciles de practicar.

Se precisa menos personal sanitario para llevarlos a cabo, por lo que  resulta ideal para las zonas donde escasean las fuentes económicas y humanas.

La tecnología permitirá aumentar la esperanza de vida en países sin recursos

cirujano robótico

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la extensión de la esperanza de vida está determinada por el lugar de nacimiento.

  • Mientras que en los países desarrollados llega hasta los 80 años, en los más desfavorecidos no llegan a 60.
  • Uno de los casos más extremos es el de Sierra Leona, donde la población masculina no supera los 51 años.

Con todo, también manifiestan que resulta muy complicado realizar estadísticas en este sentido. Muchos de los nacimientos y de las muertes ni siquiera se registran.

La tecnología robótica va a suponer un elemento clave para solucionar dicho desequilibrio.

La infraestructura en estos lugares es muy precaria. En muchos casos, la urbanización es inexistente. Así, las comunicaciones de la ciudadanía con el personal o las instalaciones sanitarias son muy complicadas.

Por otra parte, en la mayoría de los casos la cuestión se complica con la existencia de conflictos armados que dificulta la labor de los doctores.

Sin embargo, herramientas como el cirujano robótico simplificarían mucho el trabajo de los facultativos que operan en el terreno.

  • En primer lugar, reduce la cantidad de médicos y enfermeros necesitados.
  • En segundo lugar, el equipamiento con el que cuentan se sustituye con otro que se transporta con mayor facilidad.

Además, presenta más funcionalidades. Muchos se han diseñado con inteligencia artificial. De esta manera, el diagnóstico se acelera y, por tanto, se suministra el tratamiento con mayor rapidez.

Así, apostar por la innovación y el desarrollo no solo es oportuno para las economías desarrolladas o emergentes. En el caso de los lugares sin recursos es urgente.

La vida de millones de personas depende de ello.